Fórmula 1

"Los mecánicos se peleaban para trabajar con Fernando, no con Hamilton"

Marc Priestley, mecánico de McLaren, relata cómo fue trabajar en la escudería en 2007 cuando Fernando Alonso y Lewis Hamilton fueron compañeros de equipo

Lewis Hamilton y Fernando Alonso cuando eran compañeros en la escudería McLaren. / DAMIEN MEYER

El año 2007 ha dado mucho de que hablar, pero nunca antes alguien que hubiera estado dentro del equipo McLaren había contado que ocurrió entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton. El español llegaba como bicampeón del mundo, mientras que el inglés aterrizaba en la Formula 1.

Más información

El que fue mecánico de la escudería McLaren, Marc Priestley, ha confesado detalles de la rivalidad entre Alonso y Hamilton desde dentro de la fábrica de Woking, en el año que fueron compañeros, 2007: "Como mecánico o ingeniero, quieres ganar ese Mundial tanto como los pilotos y, por supuesto, tenías la mejor oportunidad de hacerlo al estar en el coche del actual campeón del mundo... o eso pensábamos", desvela en el podcast 'Pitlane life lessons'.

"Casi todos en la fábrica tenían altas expectativas, especialmente una vez que nos dimos cuenta de que teníamos un coche rápido, que Fernando era nuestro hombre para lograr grandes resultados", dijo.

Priestley reveló lo que ocurría a comienzos de la temporada en McLaren: "Los mecánicos e ingenieros se peleaban para trabajar en el box de Fernando. La gente no quería trabajar en el coche de Hamilton porque no esperaban mucho de él", comentó.

Pero las revelaciones del exmecánico fueron a más: "No tengo duda de que las comunicaciones entre Ron Dennis y el equipo de Fernando, aunque nunca se dijo, iban de que Fernando tendría un trato preferente y era el piloto número 1. Estoy seguro de que esas cosas nunca se dijeron ni se escribieron en ningún lado. Todos pensamos que iba a pasar eso", explicó.

Los motivos del fracaso en McLaren

Pero lo que todo el mundo se pregunta es, ¿qué pasó para que todo saltará por los aires? El exmecánico da las claves y el culpable de lo que ocurrido ese año entre ambos pilotos: "Fue un muy mal trabajo de gestión humano tanto en lo que respecta a los pilotos como a los equipos de personas alrededor de esos pilotos, que naturalmente, por supuesto, tiraban hacia su piloto y esencialmente provocaron esta gran división entre el centro del equipo. Diría que esa fue la razón por la que no logramos ganar el Mundial en 2007, una temporada en la que teníamos el coche, los pilotos y todas las personas adecuadas en el equipo", añadió.

"Tuvimos todas las oportunidades de ganar ese Mundial y, sin embargo, no lo hicimos porque, como equipo, no estábamos yendo a toda máquina, tirando en la misma dirección. Tuvimos esta división gigante y abierta por la mitad de nuestro equipo", sentenció Marc Priestley.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad