La VentanaTrue Crime
Sociedad

Estafas, asesinatos y secuestros: la cara más siniestra de las apps de citas

La intención de los usuarios es encontrar el amor, pero a veces, la desesperación puede ser un cebo para criminales, estafadores y bandas organizadas. Patricia Peiró nos cuenta algunos de los casos más famosos

Estafas, asesinatos y secuestros: la cara más siniestra de las apps de citas

Estafas, asesinatos y secuestros: la cara más siniestra de las apps de citas

14:41

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1655313678215/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Cuántas películas han mostrado, en un juego entre la realidad y la ciencia ficción, las posibilidades que ofrecen las redes sociales. La cara más amable pero también la más oscura. Las redes sociales pueden servir para muchas cosas. Para encontrar soluciones a problemas, entretienen, te permiten conocer a gente… Pero también pueden ser peligrosas e incluso dar lugar a desenlaces fatales. También pueden llevarte a la muerte porque los criminales no dejan escapar ningún medio para conseguir sus propósitos. Y las apps y las redes para ligar o conocer nuevas amistades se han convertido en un terreno fértil para desaprensivos dispuestos a todo por conseguir lo que quieren. Desplumar una cuenta, un reloj, un coche… El documental de Netflix sobre 'El Timador de Tinder' lo ha puesto en primera línea.

Un grupo de mujeres cuentan cómo un supuesto novio al que conocieron por esta red las embaucaba hasta el punto en el que ellas llegaban a endeudarse casi de por vida para prestarle dinero. Pero no hace falta irse tan lejos, tenemos muchos otros casos en España, algunos muy recientes y con desenlaces mortales. Lo hemos visto recientemente con el caso del supuesto asesino en serie del País Vasco, del que la Ertzaina sospecha que quedaba con sus víctimas a través de la aplicación Wapo y de Grindr. Después de concertar citas, les drogaba y les robaba sus pertenencias. Cuatro de ellos no sobrevivieron al encuentro. Un caso todavía abierto sobre el que pesan muchos interrogantes. Pero hay más, algunos ya juzgados. Patricia Peiró nos ha contado algunos de los detalles de estos casos.

Una cita que acaba en asesinato

"En 22 de diciembre de 2018 fue hallado en una casa de Zaragoza un cadáver descuartizado en una maleta. Pertenecía a Jorge, un camionero de 48 años de Madrid. ¿Cómo acabó ahí? Todo comenzó también a través de la app Wapo. Jorge tenía que transportar los muebles de una mudanza de Barcelona a Madrid a mediados de diciembre, pero decidió hacer una parada a mitad de camino, en Zaragoza, para verse con Jonathan Berreondo en su piso", cuenta.

En ese piso ambos mantuvieron relaciones sexuales y en un momento algo se torció y Jonathan asesino a martillazos a Jorge. Después lo metió en la maleta y, como no podía bajar él solo todo ese peso desde un cuarto sin ascensor, lo dejó en el balcón a la espera de una solución mejor. Mientras, limpió con lejía y pintó la habitación en la que había sucedido todo. Luego cogió un autobús para pasar unos días en Bilbao con su novio. En esos días Jonathan simuló conversaciones de móvil entre él y la víctima, pero el español empleado en algunas expresiones puso sobre alerta a los agentes.

"Él intento incriminar a una tercera persona, otro cliente de sus servicios, pero sus explicaciones no tenían ni pies ni cabeza y fue condenado a 28 años por asesinato", concluye.

Secuestros y agresiones

Recientemente fue también detenido en Argentina el conocido como asesino del Grindr, Julián Ovejero. Está detenido por el homicidio de Najuzatih Zahell, un chico al que conoció por Grindr en 2018. La víctima fue hallada en su piso de Carabanchel con medio centenar de puñaladas. Cuando se descubrió el cadáver, Ovejero ya había puesto tierra de por medio y había escapado a un pequeño pueblo de su Argentina Natal. "Como sucede en estos casos, los últimos mensajes de esta app de contactos dieron la pista y el ADN confirmó las sospechas", explica Peiró. En enero Argentina le extraditó y se prevé que sea el paso definitivo para aclarar qué sucedió en esa habitación en la que murió Zahell.

"Su perdición fueron también las redes sociales", apunta, porque a través de sus publicaciones la policía argentina pudo localizarle y tenerle controlado, hasta que llegó el momento de la detención. Y otro caso, el de la Banda de Badoo una banda, dedicada a agredir, secuestrar y robar a hombres mediante una aplicación de contactos ¿Quienes son los miembros de esta banda?

"Lo mejor es quedar en un sitio público con afluencia de gente"

Son Hendangeline Candy Arrieta y Mohamed Achraf, dos criminales que se servían de esta red social de contactos para atraer a sus víctimas. El objetivo era robar, pero eran tan sádicos que si en el proceso tenían que torturar o acabar matando a su víctima, tampoco les temblaba el pulso. Ambos residían en la provincia de Zaragoza y en ese área estuvieron cometiendo sus crímenes varios años. En 2019 cometieron el peor porque asesinaron y enterraron vivo a un empresario vasco llamado José Antonio Delgado, aunque el objetivo inicial era robarle el reloj, el mercedes y sacar dinero de su cuenta. Nos lo ha contado el cabo primero José Luis Lafuente, jefe del equipo de personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Zaragoza.

"Era un gancho de una chica atractiva, con fotos atractivas, y cuando llegaban ahí eran soprrendidos por una persona que les abordaba de forma violenta", asegura el cabo primero. En la actualidad se les juzga por otra agresión, eran muy activos, "si no se les hubiera pillado hubieran seguido", señala Peiró.

Sin duda, Lafuente ha advertido de las consecuencias que tiene quedar a ciegas con una persona que no conoces y ha inidcado qué es lo principal que no debe hacerse: "Cuando vas a quedar con alguien que no conoces es mejor hacerlo en un sitio público con más afluencia de gente, que no te lleves sorpresas".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00