Carrusel DeportivoCarrusel Deportivo
Fórmula 1

Sainz se queda a unos metros de la gloria

El piloto madrileño roza la victoria en un último envite ante Max Verstappen. Hamilton completa el podio con Alonso cayendo hasta la novena posición después de ser sancionado

Max Verstappen liderando por delante de Carlos Sainz / CLIVE MASON

Prometía la salida en Giles Villenueve con Fernando Alonso y Carlos Sainz mirando de cerca a Max Verstappen. El sueño llegó con el romanticismo que despierta la lluvia. El domingo tocó volver al sol resplandeciente, la degradación, la estrategia y los Safety Car, que ejercieron de jueces de la carrera. El campeón salió como un misil. Y pilotó con hielo en la sangre aun cuando Sainz se lanzó a por él en el tramo final. Más distancia, más ventaja y más líder: 46 puntos sobre Pérez, 49 sobre Leclerc. El madrileño tendrá que seguir remando para conseguir su primera victoria, aunque con actuaciones como las de hoy, el reloj no hace más descontar.

Más información

Un timing cruel

Alonso protegió más que atacó en la arrancada, aunque Carlos sólo necesitó tres vueltas para superarlo. La batalla era otra. A las ocho vueltas llegó un golpe de suerte. Las tripas del RB18 de Pérez dijeron basta. Un depredador menos y una advertencia para Red Bull: los problemas que parecían monopolizar el tejado de Ferrari, volvieron al suyo.

Virtual Safety Car. Verstappen y Hamilton aprovecharon para montar el duro ante los 9 segundos que 'regala' el virtual. Sainz y Alonso lideraron la carrera durante unas vueltas, estampa 'irreal' y para recordar. Pocas alegrías más que esa llegaron. Cuando sus neumáticos medios empezaban a ver su final, llegó un nuevo Virtual Safety Car (rotura de Mick Schumacher) que no terminó de sonreír a ninguno. Tan corto que Carlos no pudo aprovechar prácticamente la ventaja, tan corto que a Fernando no le dio tiempo a entrar. Unos pocos metros rompieron el sueño del podio.

La salida del GP de Canadá / Dan Mullan

Rodando dos segundos por vuelta más lento que el resto, resistió hasta poder colocar el duro y que no desfalleciese. Entró con todo el tiempo perdido y se recolocó séptimo, posición en la que cruzaría la bandera cuadros. Dentro de una vorágine en la que nada sale del derecho, apareció otro Safety Car que reagrupó cuando no lo necesitaba. Tampoco Alpine le dejó adelantar a Ocon. En la última vuelta apareció Bottas y el asturiano, buscando limpiar el carril del rebufo, cambió su dirección en recta, maniobra que los comisarios decidieron sancionar después de la bandera cuadros. Cinco segundos para caer del séptimo al noveno. De la gloria a la frustración. El asturiano quería puntos después de la exhibición del sábado. El domingo lo cierra sólo con dos.

A unos metros de la gloria

Lo dulce lo puso Carlos Sainz. La mejor carrera de la temporada. Su versión más reconocible: calculador, gestor y dispuesto a matar. Recortó a Verstappen en el ecuador y en el final de la carrera. Cuando la degradación llamó a su puerta por segunda vez, Tsunoda provocó un Safety Car yéndose largo en la curva dos. Lo que parecía favorecer a Sainz terminó por perjudicarle, tal y como reconoció después de la carrera. A falta de veinte vueltas, la cabeza se apretó con Verstappen, Sainz, Hamilton y Russell con el duro; Ocon, Alonso y Leclerc con el medio, en ese orden. Sólo se movería el monegasco, que culminó su remontada desde la decimonovena posición hasta la quinta superando a los dos Alpine. Sainz rozó el sorpasso a Verstappen. El piloto madrileño puso toda la carne en el asador para conseguir su primera victoria. Medios nuevos, vueltas rápidas y DRS. Pero la velocidad en recta del Red Bull y el temple de 'Mad Max' le cerraron todas las puertas. Tocará esperar. Hamilton cerró el podio.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad