A vivir que son dos díasCorresponsales de ida y vuelta
Internacional

La seguridad europea más allá de la OTAN

Enrique Ayala, general de brigada retirado, cuestiona el papel de la Alianza Atlántica en la geopolítica actual, si bien reconoce que a día de hoy es la única opción para los países europeos

La seguridad europea más allá de la OTAN

La seguridad europea más allá de la OTAN

50:54

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1656152073261/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Hasta 40 jefes de Estado y de Gobierno con sus respectivas delegaciones, más de 5.000 participantes, 2.000 delegados, 2.000 periodistas y cerca de mil personas de la organización. Madrid acogerá la cumbre de la OTAN los días 29 y 30 de junio coincidiendo con el 40 aniversario de la adhesión de España a la Alianza Atlántica y en plena ofensiva rusa contra Ucrania, en una guerra en suelo europeo que ya supera los cuatro meses de duración.

En este contexto, en plena ola proatlantista, cabe plantearse hasta qué punto el seguidismo en materia militar con Estados Unidos y la propia estrucutura de la OTAN siguen siendo la única y más beneficiosa opción para la seguridad colectiva europea. Enrique Ayala, general de brigada retirado y analista de Política Internacional y Seguridad de la Fundación Alternativas, cree que el momento es muy diferente al de la fundación de la organización en 1949, cuando Estados Unidos acudió a ayudar a una Europa medio destruida por la II Guerra Mundial y emparedada entre dos bloques políticos y militares. El problema es, según el experto, que tenemos "la misma OTAN que en los años 50 o 60".

Paradójicamente, una de las consecuencias de la invasión de Putin ha sido precisamente reforzar el papel de la OTAN en suelo europeo. Para Ayala, que fue jefe de Estado Mayor del Cuerpo de Ejército Europeo, "la OTAN es la solución existente, pero quizás no sea ahora mismo la mejor arquitectura de Seguridad que le conviene a la Unión Europea". En este sentido, admite que, mientras dure la guerra en Ucrania, no es el momento para debilitar la alianza. "Cuando pase esta crisis habrá que darle una vuelta y ver cómo hay que establecer la relación transatlántica para que se adapte al esceneraio geopolítico actual".

El general retirado explica que la relación es desequilibrada porque hay un líder hegemónico –Estados Unidos, cuyo gasto militar dobla el de todos los demás aliados en su conjunto– y 29 países que individualmente tienen poca voz en ese foro, pero augura que, a medida de que anvancemos en materia de Seguridad y Defensa a nivel europeo y logremos cierta autonomía estratégica, "encontraremos una nueva relación transatlántica menos dependiente y más equilibrada".

¿Un ejército europeo?

El debate sobre la puesta en marcha de un ejército europeo se reavivó una vez más hace unos meses, tras el anuncio del jefe de la diplomacia europea Josep Borrell de movilizar hasta 5.000 efectivos para 2025. Para Ayala, "la Unión Europea tiene suficiente capacidad económica y tecnológica como para estar en primera línea mundial en todos los aspectos". El analista cree que el músculo industrial y tecnológico ya está en marcha desde hace mucho tiempo. "Lo que nos faltan no son capacidades militares, sino la voluntad política de construir una Unión Europea de la Defensa autónoma y suficientemente robusta como para no depender de ninguna potencia exterior salvo en casos de riesgo existencial".

¿Sería entonces la creación de un ejército europeo la solución? "Para tener un solo ejército europeo habría que tener una unidad política que estamos muy lejos de alcanzar". Si bien añade que, igual que la OTAN no es un ejército, existen formas de colaboración, "y estructuras de mando y de fuerza, para poder emplear las fuerzas europeas que asignen los distintos países en determinadas misiones, incluida la seguridad colectiva de Europa". Además, defiende que no haría falta presupuestar un mayor gasto en la materia, pues "la Unión Europea gastó en Defensa en 2021 el cuadruple de lo que gastó Rusia". Ayala apuesta por gastar mejor, poner en común el gasto europeo y especializar a cada país en una determinada dirección: "La sinergia que se produciría si tuviéramos una defensa común permitiría racionalizar el gasto militar de una manera importante".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad