A vivir que son dos díasA vivir que son dos días
Sociedad

Cómo los milmillonarios pagan millones para ocultar billones

Chuck Collins publica "Los acumuladores de riqueza" (Alianza Editorial)

Chuck Collins: "Las familias ricas protegen y preservan su fortuna durante generaciones"

Chuck Collins: "Las familias ricas protegen y preservan su fortuna durante generaciones"

21:44

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1656751563968/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Los investigadores calculan que entre un diez y un doce por ciento de la riqueza del mundo está oculta en paraísos fiscales, sociedades pantalla, trusts y otros mecanismos semejantes. Es muy difícil saber la cantidad exacta de esa riqueza oculta, obviamente porque está oculta, pero los expertos estimaron en 2014 que esa cantidad puede ascender a más de 7,6 billones de dólares. El economista Gabriel Zucman calculaba en 2016 que el capital oculto en paraísos fiscales había aumentado un 25 % entre 2010 y 2015. Detrás de esas cantidades que nos pueden parecer inasumibles a la mayoría, están quienes detentan esa riqueza, pero también hay un ejército de profesionales que se encargan de ocultarla, de moverla y, sí es posible, de ensancharla. Es lo que se conoce como la Industria de la Defensa de la Riqueza.

Chuck Collins dirige el programa sobre Desigualdad y Bien Común del Instituto de Estudios Políticos de Washington. Collins es bisnieto de Oscar Mayer, el fundador de la marca de procesamiento de carne y como tal, era heredero de una importante fortuna. Era, porque decidió rechazar esa herencia. "Yo tuve la suerte de crecer en una familia adinerada. Y eso me permitió tener todo tipo de oportunidades. No obstante, llegó un momento en el que no quería ser el beneficiario de un sistema de herencia familiar que siguiera la línea de sucesión".

Cómo esconder miles de millones

No es fácil conseguir eludir la acción del fisco de los distintos países. "La clave es que pagan millones. Es decir, contratan conseguidores, facilitadores, expertos, abogados fiscales, contables, gestores de patrimonio. Esas son las personas que posibilitan ese acto de desaparición, el movimiento de la riqueza. Y esa gente tiene unos conocimientos especiales. Están bien pagados. Saben cómo crear empresas fantasma, saben cómo mover el dinero entre países, se especializan en instrumentos financieros como los trusts, que es una de las técnicas más importantes que utilizan, y al fin y al cabo saben combinar todas estas técnicas".

"Este sistema hace que los ricos se sacudan de encima sus impuestos para que recaigan en el resto de nosotros. También alimenta ese tipo de austeridad, de falsa austeridad que tienen muchas sociedades: `¡vaya, no tenemos dinero suficiente para realizar esas inversiones públicas que necesitamos!´. Pero la conclusión principal es que existe una cantidad enorme de riqueza, estimamos que alrededor de 30 o 40 billones de dólares en manos de las personas más ricas del planeta y que está oculta en estos sistemas de riqueza dentro de cada país como en el extranjero."

Los papeles de Pandora

"Una de las revelaciones de los papeles de Pandora y de algunas de las filtraciones que ha habido en los últimos 10 años es que algunos de los mismos políticos que supervisan el sistema utilizan dicho sistema. En los papeles de Pandora, unas 1.000 personas relacionadas con la política en México fueron desenmascaradas por los papeles de Pandora: se descubrió que movían dinero a Panamá y a Estados Unidos, que movían dinero hacia afuera de México. Pero se puede ver que los sistemas políticos y legislativos de todo el mundo están cautivos. Hay unos 60 países que, en cierto sentido, han cedido su soberanía a esta industria global de la riqueza con la esperanza de que puedan atraer un poquito de inversión hacia ellos. Pero se trata de un sistema que beneficia a los ultrarricos y estos utilizan, presionan y eligen a gente que protegerá dicho sistema. Añadiría que en EE.UU. tenemos posiblemente unos 20 estados que yo considero como eslabones débiles del sistema global, porque se han convertido en santuarios para el capital global que quiere esconderse: en Dakota del Sur, Delaware, o en algunos estados pequeños de EE.UU".

Los family office y los mayordomos financieros

"Mi compañero Oliver Bullock acaba de publicar un libro buenísimo sobre los mayordomos financieros del mundo. La idea principal es que los mayordomos financieros son los sirvientes. Y una de las cosas que ha cambiado es el crecimiento de lo que llamamos “oficinas familiares”. Es decir, una “oficina familiar” es cuando contratas a un gestor de patrimonio y ellos te reportan directamente a ti. Una familia rica, con, posiblemente 500 millones de dólares o más, crea una oficina familiar en la que la gente que está ahí son literalmente los mayordomos financieros. Harán lo que necesiten esas familias. Esas oficinas familiares forman parte del sistema. Cuando empecé a investigar sobre esto en la década de los 80 del siglo pasado, había unas 1.000 oficinas familiares. Ahora hay 10.000 en todo el mundo. Solo en Londres hay 1.000. Así que, de nuevo, las élites ricas de todo el mundo crean una oficina familiar en Londres para que hagan básicamente de sus mayordomos financieros".

La riqueza que se oculta en tu vecindario

"Tienes 100 millones de dólares. ¿Dónde vas a meter ese dinero? ¿Cómo lo vas a invertir? Los ricos quieren tener activos en todas partes, quieren tener dinero en distintos tipos de riqueza y de activos. Y el mercado inmobiliario es tremendo, porque puedes ser propietario de bienes inmuebles en múltiples lugares. Puedes ser propietario de forma anónima. Y suele ocurrir que el valor de estos bienes sube en determinados lugares y áreas metropolitanas. Yo vivo en Boston, Massachusetts. Aquí están construyendo enormes torres de lujo. Y, obviamente, esto también está ocurriendo en todo el mundo: en Barcelona, en Madrid, en Londres… Y ves estos nuevos edificios, con apartamentos y viviendas que son propiedad de estos ultrarricos. En muchas de esas viviendas no vive nadie, están vacías. Son, en realidad, unidades de almacenamiento de riqueza. Lo mismo ocurre con el arte. El arte se ha convertido en un producto de lujo que los ultrarricos utilizan para meter su dinero".

"Lo que estamos viendo es que parte de esta riqueza oculta está apareciendo en nuestros barrios, comprando casas, haciendo que suba el precio de los terrenos y de las viviendas para el resto de la gente. Pero no sabemos quiénes son sus dueños. Esto ha quedado claro cuando hemos visto el interés de los oligarcas rusos. ¿Dónde han metido los oligarcas rusos su dinero cuando lo han sacado de Rusia? Y hay zonas enteras de Londres que ya la gente las conoce como `Londresgrado´, con dinero ruso por todas partes. En Nueva York, ahora se están descubriendo decenas de apartamentos propiedad de oligarcas rusos. Parte de ese dinero no es que esté en una isla perdida, está en nuestros barrios, en nuestras ciudades."

"Esto está desplazando a la gente de los barrios, de las comunidades, haciendo que aumente el coste de la vivienda. De nuevo, en Boston, donde vivo, el valor medio de una casa es de 800.000 dólares. En parte se debe a que hay miles de estas viviendas de lujo que son propiedad de gente rica de todas partes del mundo. Hay dinero de Asia, de África, de Oriente Medio, tenemos monarcas saudíes que tienen propiedades inmobiliarias en Boston… y todos están haciendo que suba el coste de las viviendas y de los terrenos".

La elusión de impuestos como fuente de desigualdad

"Nos estamos convirtiendo en sociedades más desiguales. En los últimos 40 años hemos visto en todo el mundo cómo los salarios se han estancado en la mayoría de los países de la OCDE. Y al mismo tiempo han aumentado los ricos, no solo ese 1% más rico, sino ese 10% más rico, que son los que yo defino como gente que tiene una fortuna de más de 30 millones de dólares. Estamos hablando de una parte muy pequeña de las personas más ricas. Pero eso se ha acelerado. Lo importante es entender que esto causa todo tipo de daños. Que este sistema de riqueza escondida ha saqueado la riqueza del sur, que las naciones de todo el mundo, sus élites, están sacando el dinero de sus propios países… Pero también hace que el resto de nosotros tengamos que asumir las obligaciones fiscales de los ricos".

"Este sistema hace que los ricos se sacudan de encima sus impuestos para que recaigan en el resto de nosotros. También alimenta ese tipo de austeridad, de falsa austeridad que tienen muchas sociedades: “¡vaya, no tenemos dinero suficiente para realizar esas inversiones públicas que necesitamos!”. Pero la conclusión principal es que existe una cantidad enorme de riqueza, estimamos que alrededor de 30 o 40 billones de dólares en manos de las personas más ricas del planeta y que está oculta en estos sistemas de riqueza dentro de cada país como en el extranjero".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad