Más deportes

Philipsen gana en una jornada negra para Vingegaard

Mala jornada para el líder que pierde a Roglic y Kruijswijk

Philipsen gana la etapa. / YOAN VALAT (EFE)

El belga Jasper Philipsen (Alpecin Fenix) se estrenó en el Tour de Francia imponiéndose en un apretado esprint en la decimoquinta etapa disputada entre Rodez y Carcasona, de 202 km, jornada marcada por el calor en la que el danés Jonas Vingegaard retuvo el maillot amarillo y perdió 2 compañeros de equipo.

Más información

Philipsen (Ham,24 años), por fin levantó los brazos en el Tour. El belga estaba gafado con 4 segundos puestos, pero en Carcasona, donde se impuso Mark Cavendish el año pasado igualando las 34 victoria de Eddy Merckx, ganó el pulso por velocidad en una llegada disputada al límite, por delante del belga Wout Van Aert (Jumbo Visma), cuatro veces segundos ya, y del danés Mads Pedersen (Trek Segafredo).

Jonas Vingegaard mantuvo el maillot amarillo con un coste elevado. Perdió antes de salir a Roglic y en acto de combate a Kruijswijk. Dos soldados menos, dejando al Jumbo Visma con 6 efectivos, los mismos que el UAE de Pogacar, que sigue segundo en la general a 2.22 minutos. Se igualan los efectivos, se equiparan las fuerzas la víspera de la tercera jornada de descanso y en vísperas de Pirineos.

La general no tuvo cambios. Mantuvo la tercera plaza Geraint Thomas, a 2.43, Bardet la cuarta a 3.01, Nairo Quintana la sexta a 4.15 y el primer español sigue siendo Enric Mas (Movistar), quien cierra el top 10 a 9.58. El balear dijo no haberse sentido especialmente afectado por el calor, ya que "desde niño estoy acostumbrado a jugar al sol".

Lucha contra el calor, 12 litros por corredor

Etapa con salida en Rodez, localidad natal del centenario pintor Pierre Soulages, 102 años de artista, "el pintor del negro, del arte abstracto e informal". Calor insoportable en la región occitana que obligó a la organización a tomar medidas excepcionales, como permitir el avituallamiento desde el kilómetro cero hasta 10 de meta. Un día donde corredor se bebe cerca de 12 litros de agua y sobrevive como puede, incluso poniéndose bolsas de hielo en el cogote.

No se enfrentó a la canícula Primoz Roglic, abandonado por sus fuerzas y dolorido desde su caída en el pavés. El triple ganador de la Vuelta tiró la toalla por segundo año consecutivo y ya puede preparar el asalto al cuarto maillot rojo. Una baja importante para el líder Jonas Vingegaard. Tampoco se subieron al pelotón, pero por Covid, dos ganadores de etapa, como el danés Magnus Cort y el "aussie" Simon Clarke.

Pronto desafiaron al ardiente asfalto Van Aert, que no se pierde una escapada, Nils Politt y Mikkel Honoré. El belga se descolgó rápido porque el pelotón no permitiría la fuga con el maillot verde por delante. Quedaron el gigante alemán, ganador el año pasado en Nîmes, y el danés, un tipo aplicado que habla 6 idiomas y ha cursado estudios económicos y de mercadotécnia. Una eminencia de chaval.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad