El cine en la SEREl cine en la SER
Cine y TV

Stephen Dunn reinventa 'Queer as Folk': "Lo queer es intrínsecamente político"

Starzplay estrena una nueva versión más diversa de la serie de Russell T. Davies que revolucionó la representación LGTBI en televisión en 1999

Stephen Dunn, creador del remake de Peacock de 'Queer As Folk', en la premiere mundial de la serie / Emma McIntyre/WireImage / Emma McIntyre

Madrid

La representación de la comunidad LGTBI en televisión sigue avanzando con cuentagotas, y cada año nos encontramos con un puñado de ficciones que se van alejando de los estereotipos para mostrarnos la sociedad diversa en la que vivimos, con todo tipo de cuerpos, identidades y orientaciones sexuales. Pero no siempre fue así. Hay toda una generación de millennials que crecimos pensando que para alcanzar el triunfo como homosexual consistía en tener un cuerpo esculpido en el gimnasio, tener un trabajo creativo y exitoso, tomar todo tipo de drogas en clubs de moda y tener relaciones sexuales con menores de edad inocentes.

Ese es el estereotipo que muchos descubrimos hace más de 20 años con el estreno de Queer as folk, una de las primeras series de temática homosexual que Russell T. Davies estrenó en el británico Channel 4. Más accesible (y estereotipado) fue el remake estadounidense de esta ficción, que pudimos ver en Cuatro durante las madrugadas de verano de 2006. Para toda una generación de jóvenes LGTBI, un grupo de cinco hombres cis blancos homosexuales era toda la representación que teníamos en la ficción. Eso sí, Showtime, la transgresora cadena que lo emitía en su país de origen, se cubría las espaldas de críticas con una pertinente aclaración: "Queer as folk es la celebración de las vidas y las pasiones de un grupo de amigos gais. No trata de reflejar toda la comunidad gay".

Han pasado 16 años desde esas noches de verano y, afortunadamente, la representación y los referentes del colectivo han evolucionado, enriqueciéndose con un abanico tan rico como necesario. El 31 de julio, a través de Starzplay, llega la segunda adaptación de Queer as Folk, una serie que vuelve a centrarse en el colectivo LGTBI, pero que ha evolucionado igual que la sociedad en la que se estrena.

El director canadiense Stephen Dunn se ha encargado de adaptar la historia de esos jóvenes a la actualidad. Como muchos de nosotros, él era solo un crío cuando la serie llegó a su vida, pero cambió su percepción radicalmente, no solo a nivel personal, reafirmando quién era, sino también en lo profesional. “Algo muy importante para mí y para nuestra sala de escritores fue asegurarnos de que toda la comunidad estuviera reflejada. Los personajes de la serie son un reflejo de mi grupo de amigos, y tenía la responsabilidad de asegurarme de que estamos dando visibilidad y contando historias que no suelen ver la luz”, nos dice el creador, de años.

Tanto el elenco como las tramas de esta nueva adaptación son infinitamente más diversas que series anteriores, con las que comparte el nombre y poco más. En términos de raza, identidad de género, sexualidad y apariencia física, podemos hablar de una representación mucho más comprometida. Nos encontramos con el cachas promiscuo, pero también con una mujer trans, una lesbiana no binaria o un gay con parálisis cerebral. Todas las razas y uso de pronombres con Nueva Orleans como el nuevo escenario.

Lo queer como elemento político

A pesar de lo avanzado en la representación del colectivo en la ficción, series como Queer as Folk siguen buscando contar las historias que los rodean, de una forma sincera y sin pedir perdón. Así es como lo siente Stephen Dunn, cuyo sueño de encontrarse con Russell T. Davies y adaptar esas historias que creaba de niño, se hizo realidad. “Lo queer es intrínsecamente político. Esta serie habla inherentemente mucho de nuestra existencia, y la gente parece pensar a menudo que nuestra existencia está sujeta a debate, lo cual no es así”, considera el creador.

“Una de las cosas de las que estoy más orgulloso en nuestra serie es la forma en que presentamos sin pedir disculpas las necesidades de las personas queer, incluso las desagradables, complicadas y matizadas en todo su esplendor”, dice Dunn sobre los personajes que ha creado. “Cuando estás contando este tipo de historias es importante asegurarte de que estás trabajando desde dentro de la comunidad y trabajando con una sala de escritores que es un reflejo de los personajes que están dentro de la historia”, asegura.

QUEER AS FOLK -- Episode 102 -- Pictured: CG as Shar -- (Photo by: Peacock) / Peacock

Los tiempos han cambiado, y una serie de temática LGTBI ya no tiene que presentar al sida como una lacra, no hay que dramatizar para salir del armario ni tener miedo de ir maquillado o con falda al instituto. Eso sí, la realidad es que los derechos del colectivo siguen en peligro, especialmente en Estados Unidos, con proyectos como la ley No digas gay en varios estados, que prohíben a los maestros hablar de orientación sexual en las escuelas primarias, o las leyes anti-trans. "La realidad de ser queer en 2022 no es la misma que esperaba cuando empecé a desarrollar la serie, así que creo que llega en un momento muy oportuno, cuando historias como esta son mucho más necesarias y urgentes que nunca”, reconoce el director, seguro de que esta nueva adaptación ayudará a normalizar todo tipo de identidades.

La recreación del tiroteo de Orlando

La premisa de la serie no cambia: jóvenes y no tan jóvenes buscándose a sí mismos, tomando más malas que buenas decisiones y descubriendo los el amor, el sexo y las drogas. Lo que sí cambia es el punto de vista: tendrán que reconstruir sus vidas después de sufrir un tiroteo masivo a una discoteca gay. Stephen Dunn y el equipo de guionistas introducen esta recreación del ataque que sacudió una discoteca de Orlando en 2016, en el que murieron 50 personas.

“Comencé el proceso de desarrollo yendo a Orlando para reunirme con los sobrevivientes del tiroteo en el club nocturno Pulse y los líderes comunitarios que se levantaron en respuesta para apoyar a las personas que estaban presentes esa noche. Necesitábamos poder contarlo porque, a menudo, estos crímenes ocurren una y otra vez en Estados Unidos, pero rara vez los vemos”, dice el director, asegurando que este ataque cambió su forma de ver a la comunidad.

QUEER AS FOLK -- Episode 101 -- Pictured: (l-r) Devin Way as Brodie, Johnny Sibilly as Noah -- (Photo by: Peacock) / Peacock

El de Orlando fue el peor tiroteo múltiple registrado en la historia del país, y el entonces presidente Obama calificó la masacre como un “acto de terrorismo y odio”. Dunn no quiere olvidar que detrás de los fallecidos hay historias reales. “Una historia compleja y hermosa que tuvo lugar en Orlando fue la forma en que esa comunidad se unió para apoyarse unos a otros y la forma en que el mundo vino a apoyar a esta comunidad. Es una historia que no creo que nunca se haya contado, así que quería trabajar dentro de la comunidad para elegir qué mostrar y hacerlo con respeto y buen gusto”, continúa.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad