La VentanaLa Ventana a las 16h
Sociedad

"El helado debería ser un derecho constitucional": Adolfo Romero capitaneará a España en la Copa de Europa de Heladería

El único español en conseguir dos subcampeonatos del mundo espera conseguir la clasificación para el Mundial de 2024 en Rimini, para el que entrenan "durante un año"

Adolfo Romero, capitán de la selección española en el Campeonato de Europa de Helados: "Queremos tocar el corazón del jurado"

Adolfo Romero, capitán de la selección española en el Campeonato de Europa de Helados: "Queremos tocar el corazón del jurado"

22:20

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1659548435150/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, los españoles consumieron 149 millones de litros de helado entre junio de 2020 y mayo de 2021. Un simple antojo para muchos, una obligación para otros e, incluso, una religión para unos pocos. Adolfo Romero es todo un devoto de este mal llamado postre. Es la tercera generación de artesanos de Helados Romero, en Puertollano. Pero, más allá del obrador, es el capitán de la “selección española de heladeros”.

Este maestro heladero capitaneará el conjunto que representará a España en la Copa Europea de 2023, el campeonato clasificatorio para el Mundial de 2024. Su pasión por el arte del helado es toda una herencia. En el negocio familiar, fundado en 1952, se ha consagrado como uno de los mejores chef del mundo, manteniendo la esencia tradicional con las innovaciones técnicas. “Mi padre hacía lo que sabía, yo sé lo que hago”, apunta.

Romero es el único español que ha conseguido dos subcampeonatos mundiales. Este año espera superarse. "Los campeonatos conllevan entrenamiento y una selección previa", explica. Es similar a “un equipo de fútbol”, ya que requiere de "varios componentes entre titulares, reservas y asistentes". De ganar o quedar entre los cinco primeros del Europeo, al que asisten tres maestros, España entraría en el Mundial.

El puertollanero es todo un experto en estas competiciones. Explica que seleccionan una temática libre, “que no podemos revelar”, y de la que parten las pruebas. "Vamos ligados a la sostenibilidad y naturaleza, también queremos tocar el corazón del jurado", comenta. Son nueve pruebas, entre las que se incluye "hacer figuras de azúcar, un zócalo de hielo transparente en el que se incrustan frutas o los helados sorpresas donde te pueden dar una caja con una trufa".

Color, sabor y textura

La selección se compone de un escultor de hielo, un pastelero, además de un maestro chocolatero, un cocinero o asesores como “químicos y artistas para colores o estructuras”. La competición va más allá de la textura o el sabor. "Hay trabajo previo de I+D, como moldes, sabores, prueba-error, no es solo un mes, llevamos entrenando mucho tiempo, incluso un año antes”, matiza Romero.

Para Romero la clave está en el ingrediente principal, a partir del cual administran otras materias para aportar las características propias del helado. Y puede ser hasta un alimento sano. "A nivel de equilibrio de grasas o proteínas intento explicar que el helado puede ser un alimento de dieta mediterránea, viene de otros ingredientes", explica.

Italia y Francia, los máximos rivales

Sobre la rivalidad, Romero señala que no existe más allá de la competición. Aunque Italia y Francia siempre han ganado las ediciones, reconoce que ha hecho amigos. “Italia por cultura heladera y de campeonato destina mucho presupuesto, se vuelca, entre rivales intercambiamos conocimiento”. De puertas para dentro, el equipo español es “como una familia”, ya que destinan esfuerzos familiares y profesionales, además de los económicos.

Sobre los sabores de helados más extraños, Romero señala que no hay que volverse loco. La clave es “tener una lógica”. “Unas lentejas gustan calentitas, si te lo tomas en helado en tu mente produce un choque, pero un gazpacho sí”, matiza. En los campeonatos, eso sí, cabe la originalidad aunque hay “caballos ganadores” como el sabor a “pistacho, vainilla o frambuesa”.

El mejor queso del mundo, en forma de helado

En pleno centro de Madrid, la quesería Formaje vende un helado particular. Está hecho con el queso Olavidia, laureado con el World Cheese Award. “Es queso helado, que no helado de queso”, explica Lucía Diez, encargada del establecimiento. “Lo hacemos con leche cruda de ganadería, nata fresca e ingredientes naturales para conseguir la textura del helado”, detalla. Ella recomienda el consumo normal, en tarrina o cucurucho, “aunque hay quienes lo echan en la ensalada”.

Por último, Romero se reafirma como máximo defensor de los helados. “Imaginaros que se nos quitara el poder consumir helados, es como si nos quitaran la cerveza o el vino, el helado debería ser un derecho constitucional”, comenta entre risas. Y es que, sea o no verano, no hay helado que amargue a nadie.”No conozco a nadie que se coma un helado enfadado”, remata.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad