Reportajes
Sociedad

Así fue la pantanada de Tous: historia de una catástrofe, en crónica 24/7

Décadas después, miramos al pasado y nos preguntamos si algo así puede volver a suceder hoy en día

Reportaje EP42 | Así fue la pantanada de Tous: historia de una catástrofe

Reportaje EP42 | Así fue la pantanada de Tous: historia de una catástrofe

07:30

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1665747470216/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

València

Octubre de 1982 es un mes que no han olvidado los vecinos de la comarca de La Ribera, en Valencia. Han pasado 40 años, pero los recuerdos de lo que allí ocurrió siguen muy vivos en la memoria colectiva. La lluvia cayó esos días con una intensidad, y cantidad, nunca antes vistas hasta entonces. 600 litros de agua en 15 horas y más de mil litros, en algunos puntos, solo en día y medio. La coordinadora del grupo de meteorología del CEAM, el Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo, Samira Khodayar, la define como "la primera gota fría" de la que hay constancia.

Llovió mucho en esa comarca, pero también aguas arriba, lo que provocó que el pantano de Tous llegara a su límite máximo de capacidad, y pronto el agua comenzara a sobrepasar la presa que se quedó sin suministro eléctrico. Pero, ¿qué pasó?, ¿cómo pudo reventar? Lo explica Adrián Morales, el director técnico de iPresas, una empresa especializada en la seguridad de estas infraestructuras.

El agua lo arrasó todo

Y aquí llegó la catástrofe: el agua, sin control arrasó las poblaciones que se encontraba, cuyos habitantes fueron trasladados a zonas más elevadas. Las inundaciones abarcaron una lengua de 53 kilómetros; parte del agua embalsada desembocó en el mar y, el resto, en la Albufera de València. Los vecinos lo perdieron todo y recuerdan como si fuera ayer el momento del desalojo.

En pueblos como Tous o Gavarda el agua alcanzó el primer piso de los edificios. Y las consecuencias fueron fatales: además de los fallecidos, los daños materiales se contaban por millones.

Pero, ¿podría volver a pasar? Muchas cosas fallaron entonces: la presa no soportó esa cantidad de agua, todas las comunicaciones se cortaron y durante horas ni siquiera estaba confirmado que la presa había reventado. La emisión de la Cadena SER durante esa madrugada es un ejemplo de ello: la Guardia Civil mantenía que la presa se había roto, pero la confederación hidrográfica del Jucar insistía en que no. Incluso al día siguiente mantenía que el agua solo sobresalía la presa pese a que, en ese momento, el pantano llevaba ya más de 12 horas vaciándose.

"Un antes y un después"

Unos errores que provocaron cambios profundos en la gestión hídrica y de las emergencias en toda España. Pocos años después, detalla Adrián Morales, se aprobó un nuevo reglamento técnico de presas, para evitar situaciones como esta. Los niveles se monitorizan al minuto, y antes de que lleguen las lluvias se desembalsa agua para estar preparados si hay una avenida.

En emergencias también se ampliaron los protocolos. En 1982, con el fallo de las comunicaciones, fue imposible la coordinación entre las fuerzas de seguridad, la Confederación Hidrigráfica del Júcar o los Ayuntamientos. José María Ángel, que es el secretario autonómico de Emergencias en la Comunitat Valenciana, detalla que ahora todo es diferente. Por ejemplo: si un pantano vuelve a desbordarse, los municipios afectados tendrían que estar desalojados en menos de 30 minutos.

Porque sí, a nivel meteorológico, podría volver a pasar. Y, de hecho, ha pasado. Las gotas frías son características del clima mediterráneo y Samira Khodayar añade que cada vez son más habituales. Así que urge preparar las infraestructuras hídricas para las intensas lluvias que están por venir. En estos últimos años hemos tenido ejemplos... como la gota fría de septiembre de 2019, que inundó amplias zonas de Murcia, Almería y todo el sur de la Comunitat Valenciana y que dejó siete víctimas mortales.

Por eso, los esfuerzos se centran en reforzar la seguridad de embalses y pantanos, mejorar la predicción meteorológica para saber lo antes posible cuánto va a llover y dónde, y tener siempre listo el dispositivo de emergencia, para evitar pérdidas humanas. En la Ribera, 40 años después de esta pantanada, los pueblos están ya totalmente reconsruidos y la presa de Tous se reconstruyó desde cero y ahora es capaz de soportar cinco veces la cantidad de lluvia que cayó en 1982.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad