Internacional

Ucrania denuncia nuevos ataques rusos cerca de Kiev que ponen en peligro el suministro eléctrico

Los ataques se producen un día después de que Putin rechazara continuar con "ataques masivos". Zelenski se muestra convencido de que las fuerzas ucranianas recuperarán los territorios ocupados por Rusia

Nuevos bombardeos en Kiev y varias regiones ucranianas. / MARIA SENOVILLA EFE

Madrid

Las autoridades ucranianas han denunciado este sábado varios bombardeos rusos contra regiones del este y también en las inmediaciones de la capital, Kiev, un día después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmase que no veía necesario perpetrar más ataque "masivos" por el momento.

Más información

El gobernador de Kiev, Oleksi Kuleba, ha informado en su cuenta de Telegram de un ataque con misiles, en principio sin víctimas, y ha instado a la población a permanecer en los refugios mientras persista la amenaza y a no publicar fotos en redes sociales. Desde Zaporiyia, uno de los principales frentes de combate en el este, el gobernador Oleksandr Staruj ha asegurado que las fuerza rusas han lanzado al menos una decena de misiles y han utilizado también drones, provocando daños en instalaciones de la infraestructura energética, según la agencia UNIAN.

En la vecina región de Dnipropetrovsk, a los proyectiles disparados por las Fuerzas de Rusia se sumaría también la interceptación de al menos cinco drones de fabricación iraní, según el gobernador, Valentin Reznichenko. Las Fuerzas Armadas ucranianas han asegurado en su boletín de este sábado que, en todo el país, han derribado nueve aeronaves no tripuladas. El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha acusado a Moscú de servirse de tecnología iraní para lanzar drones kamikazes sobre la población y la infraestructura crítica.

Llegan a Bielorrusia las primeras tropas rusas

El Ministerio de Defensa de Bielorrusia ha anunciado este sábado la llegada del primer grupo de militares rusos que formarán una agrupación militar junto a fuerzas bielorrusas ante el aumento de las tensiones con Ucrania.

"Los primeros trenes con los militares rusos que integrarán la Agrupación Militar Regional llegaron a la República de Bielorrusia", ha comunicado el mando bielorruso en su canal de Telegram.

Víctor Tumar, representante del Estado Mayor del Ejército bielorruso, ya había anunciado este viernes la decisión adoptada por Rusia y Bielorrusia de formar una agrupación regional, ante el incremento del potencial de la OTAN en las fronteras con Bielorrusia, el rearme de Polonia y los países bálticos.

Bielorrusia defiende esta alianza como un "proyecto estrictamente defensivo" por el "agravamiento de la situación en las fronteras occidentales de la Unión Estatal", según explicó el líder bielorruso Alexander Lukashenko. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ya ha pedido que este país deje de apoyar la "operación militar especial" rusa.

Ucrania, por su parte, acusa a Bielorrusia de complicidad en la actual campaña militar de Rusia al ceder su territorio al Ejército invasor para lanzar ataques en el país vecino.

Francia anuncia que recibirá 2.000 soldados ucranianos para formarlos

El ministro de Defensa de Francia, Sébastien Lecornu, ha anunciado que recibirán a 2.000 soldados ucranianos durante varias semanas y ha señalado que estudian enviar lanzamisiles a Kiev, en una entrevista publicada hoy en 'Le Parisien'.

"Se trata de un paso importante, que responde a las principales demandas de los ucranianos. Estarán destacados en nuestras unidades durante varias semanas. Ya les habíamos dado formación en artillería para poder manejar los Caesar (cañones de fabricación francesa), pero ahora avanzamos una etapa", ha declarado Lecornu.

El ministro ha explicado que esta decisión se basa en la necesidad de "formar una nueva generación de soldados" ucranianos para un conflicto con Rusia "a largo plazo". "Lo haremos siempre respetando las reglas del derecho y sin entrar como cobeligerantes", ha aclarado.

Ucrania bombardea un depósito de petróleo en una localidad fronteriza de Rusia

El Ejército ucraniano ha bombardeado este sábado un depósito de petróleo en la región rusa de Bélgorod, cercana a la frontera con Ucrania, según ha denunciado el gobernador regional, Viacheslav Gladkov.

"Tenemos otro ataque. Uno de los proyectiles impactó en un depósito de petróleo en la región de Bélgorod", afirmó en su canal de Telegram. Gladkov ha afirmado que acudió inmediatamente al lugar de los hechos y ha asegurado que "los servicios de emergencia ya luchan contra el incendio".

"No hay peligro de que las llamas se extiendan", indicó. La víspera el gobernador de Bélgorod denunció un ataque ucraniano contra una subestación eléctrica que afectó el abastecimiento eléctrico de la ciudad.

Peligro en el suministro eléctrico de Kiev

Uno de los ataques a Kiev ha impactado contra una instalación de suministro de energía en Kiev y ha puesto en peligro el abastecimiento en la capital y su región, que podrían estar sometidos a cortes de emergencia, según ha informado la empresa nacional de energía ucraniana, Ukrenergo. "Hoy, el enemigo llevó a cabo otro ataque bárbaro contra la infraestructura crítica. Como resultado, la instalación de infraestructura energética en la región de Kiev sufrió una destrucción severa", ha comunicado la compañía, que asegura que los especialistas trabajan para "restaurar la confiabilidad del suministro de energía a Kiev y el región central".

Ukrenergo ha instado a la población a consumir electricidad con moderación, especialmente de 17:00 a 23:00 horas, a no utilizar aparatos eléctricos que consumen energía, apagar la iluminación innecesaria y posponer el lavado de ropa a las horas de la noche. "Tales medidas brindan a nuestros especialistas la oportunidad de estabilizar la situación lo más rápido posible y llevar a cabo los trabajos de restauración necesarios", ha dicho la compañía.

Zelenski, convenido de recuperar territorio

Zelenski, por su parte, se muestra convencido de que las Fuerzas Armadas del país podrán recuperar los territorios ocupados por Rusia en el marco de la guerra y devolver así la bandera ucraniana "a todas las ciudades" del país. "Liberamos el norte de nuestro país. Estamos liberando la región de Járkov, estamos liberando todo el este y por su puesto que lo lograremos. Devolveremos la bandera ucraniana a todas nuestras ciudades", ha dicho Zelenski, aludiendo especialmente las localidades del sur, incluida Crimea.

El líder ucraniano proclamó este viernes un discurso con motivo del Día de los Defensores en el que ha incidido también en la responsabilidad del Estado para lograr poner en libertad a todos los ciudadanos ucranianos que se encuentran en cautiverio ruso o que fueron "deportados por la fuerza". Sin embargo, Zelenski ha reconocido que ambas tareas son realmente complicadas, pero ha mostrado su confianza en que el Ejército hará su parte mientras la población ucraniana se mantiene unida, según recoge la agencia de noticias Ukrinform.

Finalmente, el presidente ha sacado a relucir el espíritu luchador de la población ucraniana, mencionando en este punto las diferentes luchas que, dice, han afrontado diferentes generaciones a lo largo de la historia, desde los primeros enfrentamientos contra Rusia. "Esta es la gloria de los que liberan, y no esclavizan. Esta es la gloria de los que traen la paz, y no la destruyen. Esta es la gloria de los que luchan, luchan por la libertad de tal manera que se convierten en leyendas incluso durante su vida", ha zanjado.

"No hay necesidad de más ataques masivos"

Putin afirmó este viernes que "no hay necesidad de más ataques masivos" contra Ucrania, tras los ataques ejecutados durante la última semana contra varias ciudades, incluida la capital, Kiev, en una aparente respuesta a la explosión registrada el sábado en el puente de Kerch, que conecta territorio ruso con la península de Crimea, anexionada en 2014. "Por ahora no hay necesidad de ataques masivos. Hay otras tareas", ha indicado, antes de agregar que entre los objetivos de estos bombardeos figuraban 29 instalaciones ucranianas, siete de las cuales no fueron alcanzadas. "Actuaremos contra estos objetivos. Veremos", manifestó el mandatario, sin dar más detalles.

Asimismo, resaltó que alrededor de 222.000 personas han sido reclutadas en el marco de la "movilización parcial" decretada en el país, que tenía como objetivo llegar a los 300.000 movilizados. Por ello, ha resaltado que "el trabajo está siendo completado" y ha valorado que "todas las actividades de movilización serán finalizadas en unas dos semanas". Sin embargo, sigue reconociendo errores durante el periodo de movilización, que tilda de "estupideces" y vincula a "formas antiguas" de hacer las cosas que "no han sido actualizadas desde hace décadas. "Cuando se pusieron en marcha las medidas de movilización estuvo claro la calidad de la misma", dijo.

El mandatario aseguró además que no lamenta haber ordenado el inicio de la invasión contra Ucrania y ha argüido que "lo que está pasando es incómodo, por decirlo suavemente, pero habría sido lo mismo un poco más tarde, únicamente con condiciones peores para Rusia". "Actuamos de forma correcta y en el momento adecuado", explicó.

Rusia bombardea de nuevo Kiev

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad