Carrusel DeportivoCarrusel Deportivo
Fútbol

1ª jornada

Ahmad bin Ali Stadium

Argentina

-

Australia

 

Messi lidera a Argentina en su resistencia ante la sublevación de Australia

La Albiceleste vence y sufre (2-1) para meterse en cuartos de final en el partido número 1000 de Messi

Argentina ganó, y sudando, a Australia (2-1) y se mete en los cuartos de final del Mundial, donde Países Bajos ya la espera. La Albiceleste encontró la diferencia en el diferente y hoy milenario, Leo Messi. El 10 hizo acto de presencia cuando el partido discurría entre la nada, abriendo el marcador y empujando a la selección argentina hacia la siguiente ronda cuando Australia apretaba. El combinado de Oceanía se levantó, rozó la machada y llevó a Argentina a pedir la hora tras vivir 75 minutos cómodamente sobre el césped.

Más información

Messi quiere esta Copa

Argentina salió sin Di María, uno de sus estandartes que esperaba en el banquillo por una sobrecarga. Su ausencia castigó el juego de La Albiceleste, espesa ante la falta de profundidad de un equipo sin extremos y sin que sus laterales aportasen en ese rol. Al no poder avanzar tampoco por dentro, con Messi teniendo que bajar a medio campo, Argentina se iba apagando, opacada por la solidez del bloque australiano. Hasta que apareció el futbolista milenario. Ante la nada, está Messi.

En el minuto 35, una falta lateral botada por el '10' terminó de nuevo en sus pies. En un partido sin gracia ni brillo, Leo dejó el mejor pase del encuentro con destino la red para levantar a La Albiceleste. Con finura y colocación, Messi firmó su gol número 779, primero en eliminatorias y noveno en la Copa del Mundo en su partido 1000. Con esos nueve supera a Maradona y se queda a uno de Batistuta como el máximo goleador argentino de la historia de la competición.

Messi y Julián Álvarez celebran uno de los goles de Argentina

Messi y Julián Álvarez celebran uno de los goles de Argentina / Alberto Estevez

Después del gol, el partido fue otro. Scaloni pasó a defensa de tres sacando al Papu tras una actuación fantasmagórica. Argentina quiso controlar, sin sufrir, sin brillar, pero también sin rasgarse las vestiduras. El partido se ralentizó en demasía hasta que la convicción y la intensidad de De Paul y Julián Álvarez en la presión provocaron el que es uno de los errores del Mundial. Matt Ryan se precipitó, intentó zafarse de ambos en la presión y se la regaló a 'La araña', que picó con el 2-0.

Un final eterno para Argentina

El partido parecía finiquitado. Hasta que Australia encontró el 2-1 de forma accidental. Le pegó con todo Goodwin y su disparo, que iba fuera, se topó con Enzo Fernández, que le cambió la trayectoria hasta enviarla al fondo de la portería del Dibu Martínez. Le puso picante Australia, que buscó sin miedo el empate. Cortó Lisandro Martínez una jugada maradoniana de Aziz Behich que ya se cantaba como gol. Le llegaba el agua al cuello a La Albiceleste por momentos, hasta que Messi la agarró y firmó una exhibición de pausa, control, manejo, regates, slaloms y asistencias que Lautaro desperdició en varias ocasiones. En el 97, fue el Dibu quien se hizo gigante en un uno contra uno que sabía a prórroga y que el guardameta hizo saber a gloria.

Los futbolistas de Argentina celebran el pase a cuartos

Los futbolistas de Argentina celebran el pase a cuartos / Abedin Taherkenareh

El jugón

Leo Messi. Ante las dudas, ante los problemas, ante todo, el 10. Messi apareció con el partido muerto para poner el 1-0. Y apareció con el 2-1 para sostener a Argentina cuando Australia olía la prórroga. El argentino firmó una exhibición marca de la casa, de las de toda la vida. En una cita clave y un día especial, Messi tiró de sentimiento para acercar a La Albiceleste al 3-1. 35 años y sigue a un nivel planetario.

El momento del gol de Messi

El momento del gol de Messi / Abir Sultan

La imagen

La parada que vale un pase a cuartos de final. Encaraba el minuto 97. Recibió sólo en el segundo palo Kuol, y el jovencísimo futbolista australiano se topó con Emiliano Martínez, que se estiró como si toda la grada se hubiese unido junto a él en ese momento. El país respiró con él. De ahí a que Enzo Fernández y Otamendi se lanzasen al suelto a celebrarlo junto a él.

El 'Dibu' Martínez bloca el que podría haber sido el 2-2 de Australia

El 'Dibu' Martínez bloca el que podría haber sido el 2-2 de Australia / Neil Hall

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00