Carrusel DeportivoCarrusel Deportivo
Fútbol

1ª jornada

Stadium 974

Brasil

-

Corea del Sur

 

Brasil baila, se divierte y pasa a cuartos

Los de Tite golean a Corea del Sur tras una exhibición tremenda en la primera mitad (4-1)

No hay Mundial de fútbol que se precie sin candidatura de Brasil, pero pocas veces su favoritismo ha sido tan grande. Su lista ya apuntaba a maneras, dejando como única duda el equilibrio defensivo de un equipo con nueve delanteros. Nada más lejos de la realidad. Mandando un mensaje potentísimo de ánimo para Pelé en su lucha contra el cáncer (o de poderío para el resto de selecciones, según se mire), los de Tite golearon a una desdibujada Corea del Sur con un excepcional 4-1. Aunque el ritmo bajó en la segunda mitad, su exhibición en la primera pasa a la historia como una de los mayores exhibiciones mundialistas en 45 minutos.

Corea del Sur comenzó el partido apostando por el orden para buscar el progreso de sus atacantes, haciéndole un guiño al lema de sus rivales. Pese a ello, la seriedad de los asiáticos tardó poco más de cinco minutos en caer por la alegría de la samba brasileña. Comenzando con un gran regate de Raphinha y acabando con una definición clínica de Vinicius (cada vez es más común leer esto), la canarinha abrió el marcador. Menos de cinco minutos después, Richarlison forzó un penalti y Neymar lo marcó. No habíamos llegado al minuto 10 y el partido ya estaba sentenciado. Entre los bailes de Tite y las gambetas de los jugadores, Brasil cerró la primera parte con un contundente 4-0. Si querían mandarle fuerza a Pelé, lo habían conseguido.

Más información

En la segunda mitad bajaron el ritmo. Era comprensible, ya que su exhibición rozaba lo inaudito en este Mundial. Solo España, ante Costa Rica, había conseguido algo parecido. Corea del Sur tuvo varias ocasiones de mérito mientras Brasil buscaba el gol de Raphinha, el único atacante que faltaba por marcar, pero no paraban de encontrarse con el muro de Alisson. Solo un chut imparable de Seung-Ho Paik pudo batir al meta, dándole a los asiáticos su merecido gol de la honra. Pese a ello, Brasil no perdió nunca el dominio del partido, sacando incluso a Weverton, el tercer portero, para que tuviese unos minutos de disfrute. No es para menos, puesto que todos reman en la misma dirección y nadie se quiere perder lo que puede ser la conquista de la sexta estrella. Visto lo visto, pocas veces han estado tan cerca y de manera tan clara de conseguirlo.

El jugón: Paquetá

Brasil tiene mucha dinamita en la delantera y todos merecen su hueco en este particular merecimiento, pero Lucas Paquetá fue el que más brilló durante el partido. Ya viene jugando a un nivel altísimo en el Mundial, firmando un doble pivote de mucho nivel con Casemiro, añadiendo hoy el cuarto gol del partido a su ya habitual dominio del tempo del partido. Era, antes del torneo, más conocido por sus bailes; ahora lo será por ser protagonista de una millonaria (y merecida) transferencia a un gigante europeo.

Lucas Paquetá anotó el cuarto gol de Brasil.

Lucas Paquetá anotó el cuarto gol de Brasil. / Ian MacNicol

La imagen

Pelé está ingresado, inmerso en su lucha contra el cáncer. La torcida brasileña, en medio de la fiesta, no podía dejar la ocasión de acordarse de su máximo ídolo. Su pancarta, al inicio de la segunda mitad, es ya una de las imágenes del Mundial.

"Pelé, recupérate pronto", rezaba la pancarta brasileña.

"Pelé, recupérate pronto", rezaba la pancarta brasileña. / MANAN VATSYAYANA

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00