La VentanaLa Ventana a las 16h
Opinión

Cartas desde la cárcel: así es la correspondencia que los presos se intercambian con sus familias

Una forma de humanizarlos, de combatir la soledad y de acercarlos a sus seres queridos

Cartas desde la cárcel: así es la correspondencia que los presos se intercambian con sus familias

Cartas desde la cárcel: así es la correspondencia que los presos se intercambian con sus familias

13:23

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1672680766076/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Estos días son portadoras de buenos deseos en papel o tarjeta, escritas con boli o pluma, con sus sobres y sellos, que por cierto , ya no necesitan un 'salivazo', casi todos son ya tipo pegatina. Es la vía de comunicación más sincera e íntima, la que durante siglos ha sido portadora de alegrías, dramas, sueños.... y que en la actualidad ha quedado casi reducida a notificaciones oficiales o multas. En La Ventana hablamos de las cartas, pero de las últimas cartas que suponen 'una salida a la vida': la correspondecia en las cárceles.

En la voz del actor Carlos Olalla "leemos" una de las cartas de un preso, uno de los tantos que tienen en el papel, y en esos sobres que superan los muros, su principal punto de conexión con el exterior y con sus seres queridos. Esta carta en concreto es una de las tantas que este recluso enviaba con frecuencia a Javi Baeza.

Un salvavidas para quienes viven privados de libertad

Postales de navidad desde las cárceles, como otras muchas que se envían estos días y que el párroco de San Carlos Borremeo comenta con otro destinatario de sus cartas, Antonio, que lleva 3 meses en liberta. Más de 7 años de relación epistolar entre Antonio y Javi. Cartas de un preso, que ha estado en 4 cárceles y que con palabras o dibujos le escribía cada semana a su amigo el cura, a su familia, o a alguna antigua novia...

Más información

El uso de la carta ha descendido drásticamente pero solo en 2021 se registraron por Correos más de 1600 millones de envíos. De las historias que portan esas "últimas" cartas personales y del salvavidas que suponen para los que viven privados de libertad, nos acerca Nicolás Castellano.

Una forma de acercarse a sus familias

Por ejemplo, Antonio. Entre idas y venidas ha estado más de 7 años viviendo en cárceles. Las cartas son para él una alegría, un contacto con la vida libre de los suyos. Pero también las teme, porque por ahí suelen notificarle nuevos ingresos en prisión. A Antonio lo conocemos con Javi, su amigo el párroco, en San Carlos Borromeo. Javier Baeza lleva décadas escribiendo a presos que conoce o con los que fragua amistades pero también a desconocidos. Baeza asegura que las cartas de los presos le dan muchas mas alegrias que las que hoy son mayoría.

Cartas desde la cárcel

Por encima del desahogo las cartas son muy útiles para los presos. Muchos presos no tienen familiares o un hogar, una carta pidiendo un domicilio para empadronarse puede ser el inicio de su nueva vida. Ana escribe todas las semanas a su marido, es la vía más sincera e íntima que tiene de comunicarse con él. Ella tiene todo un ritual cada vez que se enfrenta al papel en blanco. Con la carta Ana cree que consigue la única manera de comunicarse plenamente con su marido.

Humanizar a los presos

Emma, es la madre de otro preso al que ya no puede escribir: madre de 5 hijos, ha recorrido todas las prisiones de Madrid y las Castillas para visitar a su hijo cada semana Su marido era alcohólico y su hijo preso acabó muriendo en libertad hace menos de un año, de cirrosis. La de Emma y su hijo es la historia de las cartas tristes que siguen entrando y saliendo de la cárceles.

REPORTAJE: las condiciones de vida de los presos en el Fuerte Alfonso XII (06/06/2022)

15:28

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1654508589456/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Pepi es madre de otro chaval preso en Navalcarnero. Maya escribe a su pareja porque ordena mejor las ideas y porque es una manera de tenerlo más cerca. Todas estas madres y parejas de presos se reunen periódicamente para compartir historias y apoyarse mutuamente y lo hacen con Javier Sánchez el parroco de la prisión de Navalcarnero. Sánchez tiene algunas cartas grabadas en la memoria. Para él y todas estos familiares las cartas ayudan a humanizar a los presos.

Gran descenso de la correspondencia en la última década

En España hemos pasado de casi 5500 millones de envíos hace 15 años a menos de 1600 millones de envíos en 2021 según Correos . En España la carta ha cedido el protagonismo a los paquetes. Con esta pasión defiente la carta Pilar Caballero, Directora de Postal y Paquetería de Correos. El uso de la carta se ha desplomado especialmente en la última década pero, la Navidad sigue siendo uno de los picos de actividad del año. El record de envíos de cartas se registró no hace tanto tiempo, en 2007, y con la pandemia muchas empresas dejaron de usar el papel para comunicarse con sus clientes.

Pero las cartas personales siguen vivas para Antonio, Pepi, Maya o Javier que de su puño y letra homenajean a la verdad de la carta escrita. Cartas para pensar y cartas que atraviesan muros, y que más allá de la navidad alimentan cada semana la esperanza del reencuentro o la libertad.

&quot;¿Por qué ya no hablan de nosotras?&quot; Las cartas de las artistas olvidadas de la Generación del 27
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00