Política

Mañueco se desmarca de Vox en el protocolo antiabortos de Castilla y León: asegura que será voluntario y se respetará la libertad de las mujere

El presidente de la Junta de Castilla y León contradice a su vicepresidente y asegura que el plan no tiene como objetivo evitar los abortos y que se primará la elección de la mujer

Los presidentes de (de i a d) Castilla y León Alfonso Fernández Mañueco, de Andalucía Juanma Moreno y Galicia Alfonso Rueda durante el acto de presentación de los candidatos autonómicos para las elecciones de mayo que se celebra este sábado en Zaragoza bajo el lema "A la altura de un gran país" / JAVIER BELVER EFE

Madrid

La polémica en Castilla y León por el protocolo antiabortos propuesto por Vox continúa. Si hace dos días, el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, de Vox, anunciaba que el nuevo plan tenía como objetivo convencer a las mujeres que se plantearan abortar de no hacerlo, ahora el presidente de la comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, del PP, le contradice. García-Gallardo detalló el protocolo que se aplicaría de manera obligatoria a partir de este lunes.

Más información

Según el nuevo protocolo, los ginecólogos tendrán que derivar directamente a las mujeres embarazadas al psicólogo, se ofrecerá la posibilidad de escuchar el latido del bebé entre las semanas sexta y novena, cuando las mujeres lo requieran y se incorporarán las ecografías 4D, que se viene haciendo en la última etapa del embarazo, a la cartera de servicios. Asimismo, se darían mayores garantías de protección de datos en la objeción de conciencia de los sanitarios que rechazasen practicar abortos.

Mañueco, casi dos días después, ha negado que el protocolo se vaya a aplicar con obligatoriedad y que se trata de un plan voluntarista, que nada tiene que ver con un plan cuyo objetivo sea evitar los abortos. "Niego la mayor, estas medidas no van de eso, va del fomento a la natalidad y la mujer que lo solicite si está embarazada lo podrá escuchar", ha afirmado el presidente de Castilla y León, en un acto del PP en Zaragoza para presentar a sus candidatos a las elecciones autonómicas de mayo.

Libertad de elección de las mujeres

Asimismo, el 'popular' ha afirmado que se respetará la libertad de decisión del médico y la libertad de elección de las mujeres. "Son las mujeres las que tendrán que solicitar escuchar el latido del bebé, y se deberá aplicar el criterio médico porque por debajo de semana número 12 la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia no lo recomienda", ha señalado.

"Lo que queremos es agilizar la prestación de servicios a las mujeres embarazadas que lo soliciten", ha recalcado Mañueco, que ha insistido en que el protocolo de Castilla y León respetará la ley y los derechos de los profesionales sanitarios, cuyo criterio se impondrá en todo momento. En España, el aborto es libre hasta la semana 14 y se contempla por motivos médicos hasta la semana 22.

Mañueco ha explicado que con la nueva atención psicológica lo que se persigue es que el ginecólogo que quiere derivar a este servicio lo haga sin tener que pasar por la atención primaria y en el caso de las ecografías en cuatro dimensiones lo que se busca es que estén disponibles en todas las provincias. "Cuando un ginecólogo considera que se necesita un apoyo psicológico a una mujer embarazada, tiene que derivarlo a la atención primaria. Con este protocolo, lo que queremos es que directamente el ginecólogo lo derive al psicólogo y que sea más ágil en la atención de prestación de ese servicio a la mujer embarazada", ha explicado.

Seguir el criterio de los médicos

Aunque ha evitado entrar en confrontación con su vicepresidente, sobre si engaña o no al hablar en términos de políticas provida, Mañueco ha derivado el melón a los sanitarios. "No soy quien tiene que analizar palabras ni intencionalidad. Lo que digo es lo que hay, la aplicación del protocolo se debe hacer bajo criterio estricto médico, respetando la ley y las recomendaciones de las sociedades científicas", ha matizado, recalcando que debe primar la libertad absoluta de la mujer para elegir, el respeto absoluto a sus derechos y el respeto absoluto a los derechos de los sanitarios.

Para zanjar todo tipo de polémicas con Vox y cerrar filas en el PP, el presidente de la Junta ha asegurado que se van a incorporar todas las medidas "desde la voluntariedad de las mujeres embarazadas que lo soliciten". Es decir, las ecografías en 4D se realizarán si así lo solicita la gestante.

La contundencia con la que García-Gallardo aseguró este jueves que las medidas provida se aplicarían con inmediatez y obligatoriedad generó malestar dentro del PP. Aunque el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, evitó responder sobre la cuestión, el portavoz del Comité de Campaña del PP, Borja Sémper, afirmó este viernes que su partido no estaba de acuerdo con el anuncio de Vox sobre el aborto y advirtió de que no están dispuestos "a tragar con cualquier cosa".

Sin embargo, pese a las desautorizaciones del PP nacional, desde Vox insistieron en que todo está negociado en el seno del gobierno regional y que las medidas se pondrían en marcha "inmediatamente". Así de claro lo dijo también este viernes el vicepresidente de la Junta, y el presidente de Vox, Santiago Abascal, preguntado este viernes por la polémica, suscribió sus palabras.

Un médico rechaza las medidas antiabortistas en Castilla y León y pone en duda que puedan obligarles

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad