Economía y negocios

El 63% de la riqueza generada desde 2020, en el bolsillo del 1% más rico de la población

Por primera vez en un cuarto de siglo, la desigualdad mundial se está incrementando, según apunta Oxfam en su último informe. La redistribución de la riqueza a través de impuestos a los más ricos, estiman, sacaría a 2.000 millones de personas de la pobreza.

World Economic Forum (WEF) desvela su programa para el 2023. / LAURENT GILLIERON EFE

Madrid

Elon Musk, el actual dueño de Twitter y Tesla y el segundo hombre más rico del planeta, tributa a un tipo impositivo real del 3,2%, y el fundador de Amazon, y su actual presidente ejecutivo, Jeff Bezos, paga menos de un 1% de impuestos; frente a ellos, Aber Christine, una ugandesa con la que trabaja Oxfam, paga un tributo del 40% sobre sus ventas. Ese es uno de los datos que recoge el último informe de la ONG, titulado “La ley del más rico” para ilustrar la creciente desigualdad que existe en el mundo no solo en materia de ingresos, sino también en el ámbito fiscal.

Coincidiendo con el foro de Davos, y como viene haciendo en los últimos años, Oxfam ha publicado un estudio sobre el impacto que las sucesivas crisis que han tenido lugar desde el 2020 –coronavirus, guerra de Ucrania, inflación...- están teniendo sobre el reparto de la riqueza a nivel global y la conclusión a la que llega, como también han concluido otros organismos internacionales es clara: por primera vez en un cuarto de siglo, la desigualdad se está incrementando. Tan es así que, según este estudio, dos tercios de la riqueza generada en los últimos dos años han ido a parar a los bolsillos del 1% más rico de la población mundial, mientras que el resto de los habitantes del planeta se han repartido el otro tercio.

La riqueza de los milmillonarios se dispara

De hecho, mientras la riqueza de los milmillonarios se ha incrementado en 2.700 millones de dólares diarios, más de 1.700 millones de trabajadores de todo el mundo han perdido poder adquisitivo en el último año porque sus salarios han subido menos que la inflación. “Mientras más de 800 millones de personas se van a la cama cada día con hambre, la riqueza de ese 1% de supermillonarios aumenta cada día 2.700 millones de dólares” explica Franc Cortada, director de Oxfam Intermon.

Una pérdida de poder adquisitivo que, por cierto, el estudio atribuye en buena parte a un aumento de márgenes de las empresas del sector de la alimentación y de la energía. Así, según cálculos de la ONG, la mitad de la inflación de Europa, Estados Unidos y Australia obedece al incremento de márgenes de estas compañías que, dicen, “duplicaron con creces sus beneficios” en 2022, y repartieron más de 257.000 millones de dólares en dividendos a sus accionistas.

Y ese es, precisamente, uno de los actuales problemas –y por donde pasan las principales soluciones- en opinión de Oxfam: la baja carga fiscal que soportan estos dividendos o, en general, las rentas del capital, frente a la que soportan las rentas del trabajo. "Lo que es evidente es que no podemos seguir permitiendo que los ultrarricos se aprovechen de las crisis para aumentar su riqueza: que vendan y contaminen aquí pero que declaren en un paraíso fiscal, que aumenten sus beneficios, pero no los salarios de su plantilla, que ganen millones, pero apenas paguen impuestos... Gravar la riqueza de los más ricos ya no es una opción, es una obligación.

Desigualdad global

La desigualdad global se ha disparado y no hay otra forma de acabar con ella que la redistribución de la riqueza, y por ello es urgente contar con sistemas fiscales justos" defiende Cortada. En este sentido, la recaudación sobre la riqueza supone solamente un 4% del total, frente al 18% que procede de la tributación de las rentas del trabajo, el 19% de las personales y el 44% del IVA, según este estudio. Un problema que desde la ONG quieren solventar con una mejor y mayor redistribución a través de los impuestos.

Por ejemplo, según sus cálculos -y en colaboración con el Institute for Policy Studies, Patriotic Millionaires y Fight Inequality Alliance-, si se aplicase un impuesto del 2% sobre el patrimonio neto de los millonarios, del 3% para los que tengan más de 50 millones de dólares y del 5% a los milmillonarios, se recaudarían 1,7 billones de dólares, una cuantía suficiente para sacar de la pobreza a 2.000 millones de personas.

Muy milmillonario y mucho milmillonario

Muy milmillonario y mucho milmillonario

22:12

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1642446589329/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad