Hora 25La entrevista
Política

¿Por qué el 47% de los alumnos en España va a clases particulares? Así abre la brecha de la desigualdad la 'educación en la sombra'

Hoy el Centro de Política Económica de la escuela de negocios Esade (EsadeEcPol) publica un estudio que demuestra que el 47% de los alumnos españoles da clases particulares. Hablamos con Juan Manuel Moreno, catedrático de didáctica y organización escolar de la UNED es uno de los autores de esta investigación

¿Por qué el 47% de los alumnos en España va a clases particulares? Así abre la brecha de la desigualdad la 'educación en la sombra'

¿Por qué el 47% de los alumnos en España va a clases particulares? Así abre la brecha de la desigualdad la 'educación en la sombra'

32:02

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1674076977148/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

El 47% de los alumnos españoles da clases particulares. Las familias más ricas invierten en idiomas o en enseñanzas artísticas, para que sus hijos sobresalgan. Las que tienen menos recursos gastan en clases particulares para que sus hijos aprueben y recuperen asignaturas. Es decir estas clases particulares se convierten en una espiral que termina agrandando la desigualdad educativa. Y hablamos de un sector que mueve muchísimo dinero: 1.700 millones de euros al año. Estos datos salen de la mayor radiografía que se ha hecho hasta ahora en España sobre esta realidad. La ha hecho el Centro de Política Económica de la escuela de negocios Esade (EsadeEcPol). Juan Manuel Moreno, catedrático de didáctica y organización escolar de la UNED es uno de los autores de esta investigación y ha estado en los micrófonos de la Cadena SER, en Hora 25 con Aimar Bretos.

"La cifra suena muy fuerte, pero hay que tener en cuenta que están tantos los estudiantes que dan 500 horas al año, como aquellos que dan cinco. ¿Por qué la cifra es tan grande y el negocio también? Porque, primero, las familias tienen una conciencia creciente de que sus hijos están en un entorno competitivo. Las familias están dispuestas a invertir para ser eficientes en ese entorno competitivo. Y luego también hay una demanda de mayor personalización. Esos son los mensajes que están lanzando las familias y la sociedad general. Quieren mejorar la educación y personalizarla", explica Moreno.

Más información

¿Esto significa que el sistema educativo está fracasando? El catedrático señala que eso sería malinterpretar el mensaje que lanza la sociedad, porque en todo caso eso sucedía hace unas décadas "cuando teníamos tasas de abandono del 60%" y añade que hoy con el 100% de la población escolarizada y más del 40% entrando en la universidad eso solo significa que hay "conciencia para invertir en que su hijo no se quede atrás o destaque. En todo caso sería un éxito, más que un fracaso".

Respecto al gasto por comunidad autónoma, Moreno señala a Madrid como la región que más gasta por alumno, pero al mismo tiempo es la penúltima por la cola en porcentaje de estudiantes que consumen clases particulares. Además, según apunta el catedrático, uno de los grandes hallazgos de este informe es precisamente para qué utilizan las distintas familias las clases particulares. "Hay un tipo de clases que son las de "hasta que el aprobado nos separe" y luego otras que son para destacar, para perfeccionar. Son dos realidades distintas, aunque estén dentro del mismo mercado. A medida que aumenta la riqueza de las familias, aumentan más las clases para destacar y viceversa", afirma. "En España y en casi cualquier sitio, los alumnos con menos recursos desgraciadamente están más en riesgo de suspender, de repetir", añade. "Las familias de clase media y clase trabajadora están empezando a participar cada vez más en un mercado que hasta hace unos años era de ricos", sentencia.

La pregunta, entonces, es, ¿qué pasa con el 50% de los alumnos restantes? "No lo sabemos", asegura Moreno. "Pero muchos colegios ya dan sus propias clases particulares. Además hay muy buena cantidad de alumnos de primaria y secundaria cuyos padres no perciben que esas clases sean necesarias o bien no tienen recursos o simplemente no les interesan. El problema político número 1 es esa tercera parte del dinero que invierten en clases particulares", señala. Y el catedrático añade más: "Sabemos que hay muchas familias que contratan a profesores particulares no por dar una materia concreta, sino para que el niño no esté toda la tarde con el móvil. No tenemos por qué pensar en una extensión laboral del profesorado, sino en modelos escolares de días completos. Para los alumnos con menos recursos, aumentar el tiempo en el espacio público de la escuela es mejor que estar en el espacio privado".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad