Cine y TV

"Ni rastro de sedición": Polònia parodia el "fiestón" entre Pedro Sánchez y Macron al ritmo de la 'Bella y la Bestia'

"No hay follón para el fiestón de Macron"

Madrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, se citaban el pasado jueves en la ciudad de Barcelona junto a una veintena de ministros y ministras de ambos gobiernos para firmar el primer Tratado de Amistad entre ambos países. Un acuerdo, equiparable al equiparable a otros creados hasta la fecha como el franco-alemán, mediante el que ambos gobiernos pretenden elevar al máximo la cooperación bilateral, tal y como apuntaba el propio Sánchez: "Con ello sellamos una excepcional relación entre países y dotamos de un marco jurídico destinado a perdurar en el tiempo. Refuerza ambos países y refuerza un proyecto común: Europa".

Más información

Apenas unas horas más tarde, el programa satírico Polònia (TV3) publicaba una de sus ya clásicas parodias para reflejar el encuentro entre ambos jefes de estado. Un encuentro que se desarrolla en el interior del coche oficial de Pedro Sánchez, quien trata de convencer a su homólogo francés de que el independentismo catalán es cosa del pasado gracias al socialismo: "Qué fiestón para Macron, no hay ni rastro de sedición. No se ven casi esteladas y no arde ni un contenedor". Algo que comparte posteriormente con el político francés, a quien le asegura que Barcelona ya es casi como Carabanchel gracias a los socialistas, quienes han acabado bajo su punto de vista con el separatismo.

"No hay follón para el fiestón de Macron"

A continuación, y mientras suena la mítica canción ¡Qué festín! de La bella y la bestia, Pedro Sánchez le explica a Emmanuel Macron que el procés ya ha llegado a su fin y que en Barcelona se respira paz por los cuatro costados: "Todo está en calma ya lo ves, Urquinaona ya no es un polvorín y en la Meridiana quedan cuatro ancianas". Todo ello para a continuación celebrar que la ciudad esté tan tranquila durante la visión de su compañero: "No hay follón para el fiestón de Macron". Sin embargo, en un momento dado, ambos se cruzan con una manifestación independentista que le pone en un aprieto.

Mientras que Emmanuel Macron le pregunta a su homólogo español qué es eso que se ve por el cristal del coche, Sánchez asegura que se trata de una fiesta que han organizado para él. A pesar de que al político francés le parece ver una protesta, el español trata de justificarse diciendo que no va contra ellos: "Eso es porque no te han visto bien". Después de que uno de los manifestantes se acercara hasta la posición de Macron de manera un tanto agresiva, el francés le pregunta al presidente del Gobierno español de quién se trata. Con el objetivo de explicar su actitud, este le cuenta que se trata de alguien que quiere limpiar el cristal del coche.

Macron trata de celebrar la "fiesta" con los manifestantes

Más aún después de escupir sobre el mismo, lo que alimenta esta teoría: "Es que así es como lo lavan". A continuación Macron se fija en un cartel en el que se puede leer la cifra 155. Después de preguntarle a Sánchez acerca de este número, el español le explica que son los escaños que tendrá el PSOE en las elecciones generales según el último baremo del CIS. D

ado que el francés no se cree del todo lo que está pasando junto a su coche, el líder del PSOE le explica que están reunidos junto al coche para celebrar que España es su hogar y que se acabó el marrón. Como Macron cree que se trata de una fiesta, decide salir con ellos a celebrarlo. No obstante, y en cuanto ve que varios manifestantes tratan de sacarle a la fuerza, Sánchez trata de devolverlo al interior del vehículo para evitar un supuesto secreto. Finalmente, Sánchez le pide a su chofer que arranque el vehículo para evitar que el boicot contra ellos continúe adelante.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad