Tribunales

Un Rolex para un amigo y ahorros "porque se acababa el mundo": el guardia civil del 'caso Mediador' justifica los más de 61.000 euros escondidos en su casa

El general de la Guardia civil investigado en el 'Caso Mediador' reconoce ante la jueza que era "el cebo" usado por el mediador para captar empresarios

Madrid

El general de la Guardia civil investigado en el 'Caso Mediador', Francisco Espinosa Navas, ha intentado justificar ante la jueza que los 61.000 euros que tenía escondidos en armarios de su casa y en una caja de zapatos y que fueron encontrados en el momento de su detención eran los ahorros que sacó en pandemia para hacer acopio, porque todo el mundo pensaba "que se acababa el mundo".

Más información

En su declaración ante la magistrada, a la que ha tenido acceso la SER, Espinosa Navas negó que ese dinero saliera de las comisiones pagadas por la trama, cosa que sí apunta la jueza porque sostiene que el dinero tenía procedencia ilícita. La versión del general es que en su vida profesional ha ganado mucho dinero "empecé ganado 9.000 euros en 2004 y acabé ganando 14.000 euros en 2008".

Dinero encontrado en casa del General

Dinero encontrado en casa del General

El dinero encontrado en casa del General

El dinero encontrado en casa del General

Pensaba que "se iba a acabar el mundo"

El general de la Guardia Civil admite que pidió tarjetas prepago pero que nunca las llegó a recibir, y preguntado por los 61.000 euros en metálico encontrados en su vivienda, lo intentó justificar alegando que vendió un piso de su padre fallecido y que una parte, 12.000 euros los cobró en metálico y que además otro amigo le pagó 17.000 euros por un Rolex que le había encargado. Además, hizo acopio en pandemia porque pensaba "que se iba a acabar el mundo". Por ello, ha reconocido que "sacó 10.000 o 12.000 euros del banco" y los "metió en casa".

Quién es el 'Tito Berni', supuesto cerebro del 'caso Mediador' y exdiputado del PSOE

La "tela de araña" de la red

El general de la Guardia Civil no quería jubilarse con las manos vacías, por eso reconoce que aceptó la oferta de los empresarios de la trama: "Querían montar una empresa de placas fotovoltaicas y querían contratarme como director de relaciones institucionales por 5.000 euros al mes y una tarjeta de gastos protocolarios". Espinosa Navas han reconocido que exigió que contratasen a su amante por 3.000 euros al mes. Los empresarios le pidieron un acto de buen voluntad para contratarte y por eso les puso en contacto con los dueños de la cadena hotelera del grupo Lopesán.

En un momento del interrogatorio, a preguntas del Fiscala, el detenido Espinosa Navas reconoció el cebo que usaba el mediador de la trama, Antonio Navarro para captar empresarios. Esa captación se producía en las comidas en las que participaba empresarios en restaurantes como La Trainera o La Quinta. Preguntado por la finalidad de esas comidas, el general respondió que Navarro Tacoronte las organizaba "simplemente para introducir gente en esta tela de araña que estaba construyendo". "La tela de araña que tenia construida era que tenía contactos en la comunidad canaria, que me tenía a mi de contacto, y él traía de vez en cuando a empresarios a los que verdaderamente pedía dinero y extorsionaba diciendo que conocía a fulanito y a menganito... y como no hagas esto, te vas a enterar".

En ese momento la magistrada le reprochó que no se cuestionara en ningún momento que podía formar parte de un entramado delictivo, la respuesta del general fue que los empresarios "nunca" le pidieron nada directamente a él. En cuanto a las gestiones que habría realizado para que empresarios importantes de Canarias se reunieran con Antonio Bautista para intentar colocar placas solares --algo que no fructificó-- en los hoteles de la cadena del grupo Lopesán. explicó que las hizo porque quería que le diera trabajo tras la jubilación. "Por eso me esforcé en intentar que él se entrevistara con personas del grupo Lopesán, pero no impulsé la contratación obligando a nadie", añadió.

No conoce a 'Tito Berni'

El Guardia Civil en prisión provisional por su supuesta implicación en una organización criminal aseguró ante la jueza que ni conoció, ni conoce al exdiputado socialista Juan Bernardo Fuentes, y lo poco que sabe de él es lo que le contaba el mediador Antonio Navarro Tacoronte: "Marco Antonio [Navarro] me explicó que viajaba dos o tres veces al mes a Madrid porque trabajaba con un diputado".

Durante su declaración, Espinosa reiteró en varias ocasiones que si bien le presentaron a empresarios, como Raúl Gómez Rojo, él en realidad no hizo "nada por nadie". En concreto, sobre este empresario explicó que le comentó si le podía echar una mano en un proyecto en Perú, valorado en 60 millones de dólares pero él no lo hizo porque no estaba en sus manos.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00