Internacional

"No hay ninguna contradicción para que un sacerdote se pueda casar": el papa Francisco, dispuesto a "revisar" el celibato

El líder la Iglesia católica considera que es una "prescripción temporal" de la iglesia occidental y recuerda que todos los miembros de la iglesia oriental, o los que quieren, "están casados".

Imagen de archivo del Papa Francisco / SOPA Images

El papa Francisco se mostró dispuesto a "revisar" el celibato en el seno de la Iglesia católica, ya que es una "prescripción temporal" de la iglesia occidental, afirmó en una entrevista publicada este viernes.

"No hay ninguna contradicción para que un sacerdote se pueda casar. El celibato en la iglesia occidental es una prescripción temporal: no sé si se resuelve de un modo o de otro, pero es provisoria en este sentido", señaló Francisco desde su residencia de Santa Marta, en la Ciudad del Vaticano, en declaraciones al portal argentino Infobae con motivo del décimo aniversario de su papado.

Cuestionado sobre si "podría revisarse" esta cuestión del celibato, el sumo pontífice respondió "sí, sí", para agregar que todos los miembros de la iglesia oriental, o los que quieren, "están casados".

"En la Iglesia católica hay sacerdotes casados: todo el rito oriental es casado. Todo. Acá en la Curia tenemos uno -hoy mismo me lo crucé- que tiene su señora, su hijo", aseveró la máxima autoridad del catolicismo. Asimismo, el papa reconoció que "a veces el celibato te puede llevar a un machismo" y subrayó la necesidad de nombrar a más mujeres en puestos de responsabilidad en el Vaticano.

Más información

"El Consejo de Economía son seis cardenales y seis laicos. Los laicos todos varones, por supuesto. Hubo que renovar y puse un varón y cinco mujeres (...). En vez de poner un vicegobernador, puse una vicegobernadora, y él (el gobernador, Fernando Berges) se siente mucho más ayudado porque las mujeres resuelven y resuelven bien", puntualizó el sumo pontífice.

"Tienen otra metodología, las mujeres. Tienen un sentido del tiempo, de la espera, de la paciencia, diverso al hombre. Esto no hace disminuir al hombre, son distintos. Y tienen que complementarse", añadió.

Debate en la Iglesia

Estas declaraciones se producen en un contexto de creciente debate en el interior de la Iglesia, especialmente tras la irrupción, hace tres años, del proceso sinodal en Alemania, un foro de diálogo que busca fórmulas para superar la crisis que vive la Iglesia católica, sacudida por escándalos de abusos sexuales de menores. Durante los últimos meses, se han avanzado propuestas como el fin del celibato obligatorio o también que las mujeres tengan acceso al sacerdocio o cuestiones sobre la homosexualidad, lo que está provocando malhumores en el Vaticano y los temores de un cisma de la Iglesia alemana.

El Vaticano consideró en el pasado que "no sería lícito iniciar en las diócesis, antes de un acuerdo concordado a nivel de la Iglesia universal, nuevas estructuras oficiales o doctrinas, que representarían una herida a la comunión eclesial y una amenaza a la unidad de la Iglesia". El papa Francisco, de 86 años, cumplirá el próximo lunes una década al frente de la Iglesia católica, un período en el que ha centrado sus esfuerzos en reformar la Santa Sede para hacerla más transparente y efectiva, no sin la oposición de los sectores más conservadores del Vaticano.

La iglesia católica de Alemania lo pedirá oficialmente

La Iglesia católica alemana pedirá oficialmente al Papa Francisco que revise el celibato sacerdotal y que se concedan dispensas individuales. Así lo ha acordado el Camino Sinodal Alemán, el proceso del que forman parte prelados germanos y organizaciones laicas, y que celebra en Fráncfort la última sesión de su asamblea entre este jueves y el sábado. La propuesta se ha adoptado con el apoyo de un 95 por ciento de los votos de los 210 obispos y representantes laicos participantes.

Finalmente, la propuesta para pedir al Papa directamente la "abolición" del celibato sacerdotal obligatorio no ja prosperado y la mayoría de los participantes han optado por un texto más moderado, con la esperanza de conseguir el apoyo de sus propios obispos. De hecho, para la votación final se necesita el voto de 2/3 de los obispos.

De los sesenta obispos presentes, 5 votaron en contra y hubo 11 abstenciones para pedir al Pontífice que "reconsidere, en el Proceso Sinodal del Sínodo Mundial, la vinculación de la concesión de las Órdenes Sagradas con el compromiso del celibato".

La propuesta que será entregada al Papa contempla conceder "dispensas en casos individuales", cuya validación podrá aplicar en exclusiva la Santa Sede, "como las que se dan en el caso de pastores protestantes casados que se han convertido a la Iglesia católica".

En la práctica, lo que se propone es que un obispo de cualquier diócesis pueda pedir la dispensa de la obligación del celibato para los sacerdotes tras un "proceso sinodal intra-diocesano y consultas con la Conferencia Episcopal". En el caso de que la Santa Sede estuviera de acuerdo, la autoridad para conceder la dispensa correspondería en última instancia al obispo local "que puede evaluar la situación localmente".

"La Asamblea sinodal pide al Santo Padre que, cuando tenga lugar la exención general de la promesa del celibato, examine si es posible también que los sacerdotes ya ordenados sean liberados de la promesa del celibato sin tener que renunciar al ejercicio de su ministerio", se lee también en el texto votado.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00