El cine en la SEREl cine en la SER
Cine y TV

Málaga 2023 | 'Una vida no tan simple', la reflexión autobiográfica de Félix Viscarret

El director navarro presenta a concurso en Málaga su nueva película. Un festival donde ya triunfó con su primer film, 'Bajo las estrellas'

Félix Viscarret, director de Una vida no tan simple / ALEXZEA

Málaga

No es posible ver Una vida no tan simple, película a concurso en la presente edición del Festival de Málaga, y no pensar que la historia refleja algo de la propia vida de su director, Félix Viscarret. “Aunque lo niegue en todas las entrevistas, es verdad que tiene algo de autobiográfico”, reconoce el realizador navarro. La película cuenta la historia de un joven arquitecto, interpretado por Miki Esparbé que, después de triunfar muy joven y ser encumbrado con un importante premio, entra en un periodo de crisis personal y profesional. Algo parecido le pasó a Viscarret. En 2007, hace 16 años, cuando él tenía 32, ganó la Biznaga de Oro y de Plata a la mejor película y al mejor director por Bajo las estrellas, su primer largometraje. Pocos meses después obtenía el Goya al mejor guion adaptado por ese mismo filme. Félix Viscarret comenzaba en el mundo del cine a lo grande. “Es verdad. Como pasa en la película yo también triunfé muy pronto y muy joven y creía que la vida iba a ser siempre así. En este filme he querido reflejar esos batacazos que te da la vida. Cuando eres joven estás lleno de expectativas y me parecía divertido colocar la arrogancia humana o la vanidad en ese punto de mira”, confiesa sonriendo.

Álex García y Miki Esparbé, protagonistas de Una vida no tan simple de Félix Viscarret.

En Una vida no tan simple, además de Miki Esparbé, vemos a Álex García, Ana Polvorosa y Olaya Caldera, personajes que rondan la cuarentena y que están instalados en una profunda crisis vital. “A mí me gustaría pensar que yo tengo algo de los cuatro”, afirma el director. “Son diferentes facetas que creo que tenemos todos los seres humanos. Negamos o nos resistimos a los cambios generacionales”, dice.

Pero ¿Por qué Viscarret no ha querido hablar directamente del mundo del cine que tan bien conoce y lo ha enmascarado en el de la arquitectura? “El paralelismo entre la arquitectura y el cine me parecía divertido”, contesta. “Me permitía hablar de estas disciplinas que tienen una parte creativa; una parte industrial y una parte empresarial. Además, tanto los directores como los arquitectos somos famosos por nuestro ego y por pelear durante mucho tiempo por proyectos que a veces salen y a veces no. Puedes pesarte mucho tiempo en un proyecto ambicioso y personal que luego, por problemas de financiación o lo que sea, no sale”, responde.

Una vida no tan simple aborda también los miedos que acompañan a la paternidad. “Conforme vas cumpliendo años, la mente humana es como un imán de miedos, pero si encima eres padre hay algo que va asociado con el instinto de protección de tus seres más queridos. Es una especie de nube interminable”, afirma Viscarret. Un filme que se ha rodado en Bilbao, una ciudad que también tiene su protagonismo a lo largo del metraje. “Me parecía muy bonito hacer un canto a la ciudad, sobre todo por la noche, con su magia, con sus personajes que rondan por ahí; con sus parques como lugares de encuentro. Además, como los protagonistas son arquitectos son los que se encargan de hacer las ciudades más bellas y habitables y me apetecía contarlo”, dice. El próximo sábado veremos si Félix Viscarret con Una vida no tan simple figura en el palmarés. Pero tanto si gana o no gana algún galardón, Félix Viscarret está ya en otra fase vital y profesional, lejos de los egos desmesurados de la juventud, mirando a la vida cara a cara con tranquilidad y también, claro, con sus miedos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad