Hoy por HoyHoy por Hoy
Sociedad

De quedar atrapados entre dos muros a colapsar varios pueblos: los problemas de seguir a rajatabla las indicaciones del GPS

Esta Semana Santa la Guardia Civil tuvo que colaborar en el rescate de un matrimonio atrapado con su coche en un camino rural, mientras que un error de Google Maps envió a cientos de vehículos a una peligrosa pista ganadera

Madrid

Cuidado con los GPS que los carga el diablo. Es lo que ha debió pensar un matrimonio asturiano que pasaba la Semana Santa en Ourense cuando el pasado sábado decidió ir a un restaurante y pusieron la dirección en el GPS del coche. Al principio, todo correcto. Les mandó dirigirse por la N-120, pero llegado a un punto, les indicó tomar un camino alternativo.

Atrapado en el casco histórico de Toledo
Atrapado en el casco histórico de Toledo

Un camión quedó atrapado en pleno casco histórico de Toledo

El camino cada vez se hacía más estrecho, pero en lugar de dar marcha atrás, siguieron al dedillo las indicaciones. Y cuanto más avanzaban, más estrecho se hacía el camino, hasta que se quedaron encajados entre dos muros de piedra. Quedaron atrapados sin poder salir del coche y tuvieron que llamar a la Guardia Civil que, junto a unos vecinos, retiraron parte de las piedras de uno de los muros y fueron finalmente liberados.

Dos horas fueron necesarias para el rescate y los agentes acompañaron al matrimonio de regreso al hotel por si se fiaban de nuevo del GPS.

Un problema parecido, con distinto desenlace

El aumento de la afluencia de turistas a uno de los enclaves turísticos preferidos de Asturias, combinado con un error de Google Maps, ha desatado la tormenta perfecta en Las Bobias y Demúes, dos pequeños pueblos asturianos. Los vecinos no daban crédito, habituados a la calma de una aldea casi sin coches ni visitantes, al ver una larga cola de conductores que no sabían donde estaban.

Dos vacas dentro de uno de los lagos situado en Covadonga.

Dos vacas dentro de uno de los lagos situado en Covadonga. / Getty Images

Todos ellos buscaban, despistados, la forma de llegar a los Lagos de Covadonga siguiendo a rajatabla las indicaciones del navegador. Pero un error de Google Maps les acabó llevando a estos dos pueblos, debido al corte del acceso al turístico enclave. En temporada alta o puentes como este de Semana Santa, el acceso a los Lagos solo se permite en transporte público en un autobús que sale desde el Santuario de Covadonga.

El fallo del popular navegador derivó en una masiva confusión durante 18 kilómetros por una carretera cada vez más estrecha e intrincada que más adelante se convierte en una peligrosa vía pecuaria. Un camino para vacas atestado de vehículos que no sabían cómo habían llegado allí, ni cómo iban a salir. Además, los vecinos cuentan que, pese a sus indicaciones y los carteles en la carretera, la situación se acabó desbordando. Al final, tuvieron que llamar a la Guardia Civil para solucionar el entuerto cortando el tráfico.

Pasada la Semana Santa, el acceso a los Lagos de Covadonga en coche vuelve a estar permitido, pero las autoridades locales temen que en verano, una de las épocas de máxima afluencia, vuelva a pasar lo mismo. Incluso han pedido en un comunicado a Google que solucione el problema para evitar que vuelva el caos.

José Manuel González, alcalde Cangas de Onís, contrario cierre lagos de Covadonga

José Manuel González, alcalde Cangas de Onís, contrario cierre lagos de Covadonga

00:35

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1616706670954/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00