Directo

HOY POR HOY Programa especial desde Sevilla por el Día de Andalucía

Ciencia y tecnología

La erupción volcánica de Tonga ha sido la mayor explosión natural en más de un siglo

Tras analizar datos de satélites, un equipo de científicos de la Universidad de Miami ha calculado que la erupción en el año 2022 del volcán submarino de Tonga generó una potencia de 15 megatones

Un volcán submarino se ve en erupción frente a la costa de Tonga, produciendo columnas de vapor, ceniza y humo de hasta 100 metros en el aire, en la costa de Nuku'Alofa, Tonga / Dana Stephenson Getty Images

Y esto la convierte en la explosión natural más grande en más de un siglo y supera, incluso, a la bomba nuclear más grande lanzada por Estados Unidos.

Además, la erupción del volcán submarino de Tonga generó también un gigantesco Tsunami, con olas de hasta 85 metros de altura, como la que se formó solo un minuto después de la explosión inicial.

Los resultados de esta nueva investigación se han publicado en la revista científica “Science Advances” y este grupo de investigadores norteamericanos han utilizado una combinación de imágenes satelitales de antes y después, un mapeo con drones y observaciones de campo recopiladas por científicos de la Universidad neozelandesa de de Auckland .

La erupción volcánica submarina de Tonga es el resultado de la convergencia de las placas tectónicas del Pacífico y la Indo-Australiana y ha sido incluso más potente que la famosa erupción del volcán Krakatoa que en 1883 mató a más de 36.000 personas.

Por suerte, según este informe científico, a pesar de su tamaño y larga duración, el megatsumani que resultó de Tonga se cobró pocas vidas.

Impactos catastróficos

Y estas son las causas, según explica el presidente del Departamento de Geociencias Marinas de la Universidad de Miami, el profesor Purkis, “la peculiaridad de la ubicación, la pandemia de la COVID-19 y el aumento de los simulacros de evaluación y los esfuerzos de concientización realizados en Tonga en los años previos a la erupción”.

La simulación de esta enorme explosión también ha demostrado que la ubicación de la erupción en relación con los centros urbanos salvó a Tonga de un resultado peor.

Sin embargo, esta investigación también advierte que, si bien en el 2022 puede haber sido un escape afortunado, otros volcanes submarinos poseen la misma capacidad de generar un futuro tsunami a la misma escala.

Al menos, esta erupción ha sido un excelente laboratorio natural para probar equipos científicos que pueden servir para estar mejor preparados ante futuras erupciones similares que puedan también generar grandes tsunamis.

Javier Gregori

Javier Gregori

Periodista especializado en ciencia y medio ambiente. Desde 1989 trabaja en los Servicios Informativos...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00