Vídeo

EL ABIERTO Análisis de la actualidad con Eduardo Madina, Elena Pisonero y Esther Vera

Sociedad

"Vaya tela con mamá pitufa": la falta de respeto de un cliente acaba en bofetada histórica por parte de un restaurante

Las redes aclaman su respuesta: "Solo por la buenísima respuesta ya me han dado ganas de ir al restaurante"

Varias personas cogiendo croquetas de un plato. / Carmen Martinez Torron @superkarmen

Madrid

Dicen que el cliente siempre tiene la razón, pero esto no tiene por qué ser así. Por norma general se dice que nunca hay que discutirle al usuario o usuaria cualquier objeción, opinión, queja o reclamo que haga sobre el servicio. No obstante, en ocasiones llegan a pasar ciertas líneas rojas que no se pueden ni deben consentir en el mundo de la hostelería. Así lo ha demostrado recientemente la cuenta de Twitter @SoyCamarero, en la que comparten todo tipo de situaciones relacionadas con el mundo de la hostelería. Desde ofertas de trabajo abusivas hasta acciones para aplaudir o situaciones sobre la que te escribimos a continuación.

Más información

Hace apenas unas horas, un cliente del restaurante Pensadores Mesa&Parranda de Granada atacaba gravemente a una de las camareras del local a través del servicio de reseñas de Google Maps por no cumplir sus indicaciones durante su visita al establecimiento. En dicha reseña, este hombre de nombre Antonio aseguraba que la camarera no había cumplido sus exigencias a pesar de asegurar que se iba a encargar personalmente del coste adicional que podría suponerle al restaurante. Lejos de hacer una crítica constructiva, esta persona optaba por cargar directamente contra la camarera por su físico: "Camarera pelo azul malafollá".

"Vaya tela con mamá pitufa y sus croquetas"

A continuación, el protagonista de esta historia explicaba que se habían pedido una ración de croquetas y que no les habían llegado suficientes como para tres personas: "Pedimos croquetas y, al ver que venían 8 y nosotros éramos 3, le pedimos que si podían poner otra aunque tuviésemos que pagarla". Lejos de responderle que sí, la camarera les explicaba que no era posible y que no podrían sacar una croqueta adicional para ellos. Algo que sin duda alguna cabreó a Antonio, quien reconocía a continuación que era la gota que colmaba el vaso para no volver más al local: "Su respuesta fue no. Pues entre esa amabilidad y que la cocina tampoco es nada del otro mundo, decidimos no volver más".

Una reseña que terminaba con el protagonista de esta historia cargando nuevamente contra la empleada del restaurante, a quien se refería como "mamá pitufa": "Vaya tela con mamá pitufa y sus croquetas". Varias horas más tarde, el propietario del bar respondía a Antonio a través de este mismo sistema para señalarle su actitud: "Hola Antonio. Vemos que en muchas de sus reseñas califica de maleducados o malafollás a las personas que le atienden".

"Esperamos realmente que no vuelva a nuestra casa"

Después de pedirle que reflexione por qué le pasa tantas veces esto, el gerente le ha asegurado que no es bien recibido en el local y que esperan no volver a verle por allí: "No vamos a valorar su reseña por la falta de respeto a nuestra compañera. Esperamos realmente que no vuelva a nuestra casa".

Una respuesta que ha recibido un gran número de apoyos en redes sociales, donde algunos usuarios han recordado que hay ocasiones en las que no se puede cumplir con las necesidades del cliente: "Como trabajadora en atención al cliente por años sé que si un cliente pide algo que no está en el sistema, y el jefe no se encuentra en el lugar, simplemente no se puede hacer por muy fácil que sea la petición".

David Justo

David Justo

(Astrabudua, 1991) Periodista especializado en tecnología y buscador de historias virales e inverosímiles...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00