Sociedad

Una española bromea sobre este alimento en Facebook y dos agentes australianos se presentan en su casa: "Fue el propio gobierno el que me encontró"

El vídeo cuenta con más de 2.700 'me gusta'

El vídeo cuenta con más de 2.700 'me gusta' / @soninaustralia

Madrid

La política de Aduanas en países como Australia puede llegar a ser muy estricta con productos alimenticios que en España están completamente normalizados. Una usuaria española de TikTok, ha podido experimentar en primera mano esta normativa de seguridad del país oceánico, y ha decidido compartir su historia en un vídeo que ya cuenta con más de 2.700 'me gusta'.

Más información

La surrealista anécdota tuvo lugar en 2016 y estuvo relacionada con un grupo de Facebook llamado "Españoles en Melbourne" del que la creadora de contenido formaba parte. Como sigue afirmando un día decidió escribir en tono irónico: "Bueno, si el gobierno no nos deja traer jamón, pero nos deja traer productos enlatados, pues por qué no enlatamos jamón", explica. Junto a la publicación, incluyó además "una foto de jamón enlatado, una que encontré en internet". Sin embargo, la historia no quedó ahí.

"A los meses, no sé muy bien qué es lo que pasó, si alguien del grupo de Facebook me reportó, o fue el propio gobierno el que me encontró a través de ese post" continúa relatando, "el gobierno cogió mi nombre, a través de mi red social, y con mi nombre buscó mi visa". Un permiso que se encontraba vinculado con el visado de trabajo de su marido, a través de cuál consiguieron su número de teléfono personal.

Tras comunicarle su intención de realizar una entrevista en su casa, la española explica que al día siguiente se presentaron dos "oficiales del Ministerio de agricultura y aduanas". Ante el desconcierto, los agentes le mostraron la publicación de Facebook de 2016, afirmando que: "A través de este post estás instando a que la gente cometa este tipo de delitos, y estamos pensando que puede ser un riesgo para el país". La conversación se acabó extendiendo durante horas, en las que los agentes a demás de explicarle la normativa: "Me hicieron jurar y perjurar que yo no había llevado jamón al país".

La historia tuvo un final feliz, ya que decidieron dejarlo en "una advertencia", sin embargo, la usuaria afirma que dos años después de la entrevista, cada vez que volvía a Australia: "Siempre iba directa a aduanas a que me registrasen todo".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00