Sociedad

Una experta explica por qué se ha encontrado burundanga en unas galletas con chocolate: "No es nada de serie de policías"

La AESAN advirtió el pasado lunes de la presencia de escopolamina y atropina en un producto de Gerblé y ha pedido no consumirlas

Imagen recurso de galletas de chocolate. / Robert Lowdon

Madrid

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) emitió el pasado lunes una nueva alerta sanitaria. En esta ocasión, el producto afectado eran unas galletas de chocolate de la marca Gerblé y pidió que no se consumieran. El motivo resultó muy curioso, sobre todo, por el tóxico que fue encontrado en ellas: burundanga, un tipo de droga que generalmente provoca pérdida de consciencia, entre otras consecuencias. Las galletas en cuestión, con pepitas de chocolate sin gluten, contenían atropina y escopolamina. La AESAN, organismo dependiente del Ministerio de Consumo, ha emitido esta orden tras recibir una notificación de las autoridades sanitarias de Cataluña.

Más información

La intoxicación y retirada de algunos alimentos puede producirse por múltiples razones, pero en esta ocasión, el hecho de que haya sido por burundanga, ha llamado aún más la atención al tratarse de una droga. En este contexto, la biotecnóloga Azucena Martín ha querido detallar en un hilo de Twitter cómo ha podido llegar esos componentes a las galletas y la explicación es más científica de lo que parece. "Hablemos de la burundanga. Este es el nombre más coloquial que se da a la escopolamina, un alcaloide que se puede encontrar en plantas como la belladona, las mandrágoras o el estramonio", empieza diciendo.

"La escopolamina es un antagonista competitivo de la acetilcolina en los receptores muscarínicos. Es decir, compite con el neurotransmisor acetilcolina por unirse a sus receptores, entorpeciendo la transmisión de impulsos nerviosos". Martín explica primero cómo funciona este componente y qué consecuencias puede producir en el organismo, como "amnesia" que no puede ser detectada por lo que se usa para anular la voluntad de posibles víctimas, también da taquicardias, dilatación de pupilas, psicosis e incluso puede llegar a causar la muerte.

La pregunta es: ¿Cómo ha llegado ese producto a unas galletas?. "La clave está en 'Datura stramonium', una de las plantas de las que se obtiene la escopolamina. Se han encontrado contaminaciones de semillas de esta planta en otras semillas de plantas como la soja, el maíz, el mijo, el girasol o el trigo sarraceno. ¿Y cuál es la harina principal de las galletas contaminadas? ¡Biiingo! La harina de maíz", añade Martín en un primer momento. Luego, especifica que también podría pasar esto con la harina de teff, otro de los componentes de las galletas y que se usa mucho en productos para celiacos.

Poco después la marca ha aclarado que efectivamente se trataba de una intoxicación en la harina de teff. "Así que, aunque leas los titulares y veas que una droga conocida por anular voluntades se ha encontrado en un lote de galletas, sigue siendo un tema de contaminación alimentaria, no es nada de serie de policías", ha concluido Martín.

El número de lote de galletas afectado es el 51914913 y la fecha de caducidad es el 20/09/2023. Las autoridades han pedido a los consumidores que se abstengan de adquirir el producto y piden que si lo tienen en sus casas no lo ingieran y acudan al supermercado donde lo compraron. Los datos relevantes del producto son:

  • Nombre del producto (en etiqueta): Gerblé sin gluten. Galletas con pepitas de chocolate.
  • Nombre de marca/comercial: Gerblé
  • Aspecto del producto y tipo de envase: Envase de cartón.
  • Número de lote, y fecha de caducidad: 51914913, y 20/09/2023
  • Peso de unidad/vol:  150 g
  • Temperatura: Ambiente
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00