Ciencia y tecnología

El tabaco mata a la mitad de los fumadores, según advierte un nuevo estudio científico

Los investigadores instan a los gobiernos a aumentar la edad legal para comprar cigarrillos a los 22 años porque esta nueva investigación demuestra que fumar antes es más adictivo y aumenta el consumo diario de cigarrillos. Cada año, nueve millones de personas mueren por el consumo de tabaco

Persona fumando un cigarro en la calle / Eduardo Parra - Europa Press - Archivo EUROPA PRESS

Ahora mismo en todo el mundo, más de una de cada cinco personas sigue fumando, aunque el tabaco mata ya a la mitad de sus consumidores.

Sin embargo, un equipo de científicos del Centro Médico de Kioto, en Japón, ha encontrado una nueva estrategia para intentar frenar este grave problema de salud pública: prohibir su venta a menores de 22 años.

Porque estos científicos han realizado una nueva investigación, en la que han participado 1.380 fumadores de un amplio espectro de edades, y han descubierto que las personas que comenzaron a fumar antes de los 22 años consumen ahora un mayor número de cigarrillos y, además, la tasa de abandono es un 30% menor que en el caso de fumadores que empezaron ya de adultos.

La causa está en que el cerebro de los jóvenes está aún en fase de crecimiento y la nicotina les crea mucha mayor adicción.

La edad legal para comprar tabaco es 18 años en muchos países, pero en algunas naciones no existen restricciones de edad.

Según los últimos datos científicos, casi 9 de cada 10 adultos que fuman cigarrillos, cada día, empezaron a fumar, por primera vez, a los 18 años.

Y, por si fuera poco, los fumadores menores de 50 años tienen un riesgo cinco veces mayor de desarrollar enfermedades cardiovasculares en comparación con los no fumadores.

Nueva investigación

Por primera vez, este estudio ha analizado la relación entre la edad de inicio del hábito de fumar, la dependencia de la nicotina y el abandono del hábito de fumar.

En esta investigación pionera participaron 1.382 fumadores (de los cuales el 30% eran mujeres) y que acudieron a una clínica japonesa para dejar de fumar.

De ellos, unos 556 fumadores comenzaron a fumar antes de los 20 años (iniciadores tempranos), mientras que 826 fumadores tenían 20 años o más cuando comenzaron a fumar (iniciadores tardíos).

Los fumadores que empezaron temprano consumen un mayor número de cigarrillos por día (25) en comparación con los que empezaron tarde, que fuman 22 cigarrillos por día.

Por otra parte, menos de la mitad de los que empezaron temprano (46%) dejaron de fumar con éxito en comparación con el 56% de los que empezaron tarde, lo que indica que los que comenzaron temprano tenían un 30% menos de probabilidades de dejar el hábito con éxito en comparación con los que empiezan tarde.

Recomendación científica

El director del estudio, el doctor Koji Hasegawa, investigador del Centro Médico de Kioto, en Japón, advierte que “nuestros resultados muestran que empezar a fumar temprano está relacionado con una mayor dependencia de la nicotina, incluso en la edad adulta joven”.

El estudio indica que aumentar la edad legal para comprar tabaco a 22 años o más podría conducir a una reducción en el número de personas adictas a la nicotina y en riesgo de sufrir consecuencias adversas para la salud.

Javier Gregori

Javier Gregori

Periodista especializado en ciencia y medio ambiente. Desde 1989 trabaja en los Servicios Informativos...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00