La VentanaRadio Lindo
Sociedad

Alejandro Rodrigo, educador familiar: "Existe una crisis grave de autoridad, es una cuestión de firmeza"

El experto, autor de varios libros, ha analizado en 'La Ventana' el aumento los casos de violencia entre los más jóvenes y apunta a causas complejas: "La conducta no es el verdadero problema del adolescente, disfraza un anhelo al que la familia no responde"

Madrid

Hasta el momento, la Policía Nacional ha identificado a un total de 10 menores como presuntos autores de los "falsos desnudos" de chicas menores de edad mediante Inteligencia Artificial en Almendralejo y la comarca de Tierra de Barros. Según ha confirmado en un comunicado, se ha tomado declaración a 22 víctimas que han manifestado haber visto publicados, en redes sociales, montajes fotográficos en los que se podía ver su cara sobre un cuerpo desnudo.

Algunos de los menores, según estima el cuerpo, tienen menos de 14 años por lo que deberán ser tratados en orden a su protección, como indica la Ley del Menor. El jefe del Grupo de Protección al Menor de la Unidad Central de Ciberdelincuencia, Javier Izquierdo, señalaba que los denominados como deep fakes están recogidos como delito en el Código Penal y que, "a pesar de que sean imágenes manipuladas, si son realistas, se considera pornografía infantil", matizaba.

Lo cierto es que la memoria anual de la Fiscalía General del Estado constata que, durante el año pasado, aumentaron las conductas violentas de niños y adolescentes. Por este motivo, para desgranar la realidad, la periodista y escritora Elvira Lindo ha invitado a Alejandro Rodrigo para asomarse a la sección 'Radio Lindo'. Rodrigo, que es autor de libros como 'Cómo prevenir conflictos con adolescentes' y 'Adolescencias reales desde dentro', ha desarrollado su carrera como orientador familiar. ¿En qué consiste este oficio?

La definición más puritana sería que este profesional, como Rodrigo desde 2005, se encarga atender a familias desde un prisma educativo. Pero en la acción tratan de prevenir, sobre todo, la violencia y la agresividad de menores. En el caso donde los jóvenes ya presentan actitudes violentas, trabajan para disminuir esos comportamientos. La agresividad y la violencia no son sinónimos, equidistan en ciertos matices. La agresividad se entiende como "la respuesta" de los chavales cuando interpretan que se les está agrediendo. En la violencia, sin embargo, hay una estrategia, una planificación.

¿La estructura familiar es determinante?

Preguntado por el aumento de la violencia, Rodrigo, que actualmente pasa consulta privada aunque durante 12 años fue Técnico de Libertad Vigilada especializado en casos de maltrato intrafamiliar ascendente, lo atribuye a una "crisis de autoridad". Pero hay margen para la esperanza, desde su punto de vista, ya que, respecto a sus comienzos en 2008, el tema ya se habla en las familias. Anteriormente era una cuestión "tabú", asegura.

Más información

El caso de Almendralejo ha sacado a la palestra la condición de "inimputables" de los menores de 14 años. A la pregunta del descenso en la edad en las consultas, Rodrigo explica que ha recibido a niños de 10 años que son ingobernables en sus propias casas. Dependiendo de los casos, el germen se puede encontrar en la relación que mantienen padres e hijos. "La falta de tiempo es muy significativa", señala. Rodrigo comenta que los padres han de estar presentes, no solo "físicamente" y que "la firmeza se ha perdido". Una de las claves radica en estar "preocupados y ocupados" con los hijos.

Crisis "evolutivas e involutivas"

"La realidad es que siempre buscamos el origen en la familia y en la unidad, no quiere decir que son culpables, pero todos somos responsables", explica sobre el modo en que trabajan. El último paso, señala, es "acudir a la justicia", pero por detrás quedan otras estaciones como mediar entre las partes. Analizando el antes y el después, Rodrigo apunta que "no hay factores determinantes". En un momento de la conversación, se define como "un presenciador de milagros", ya que "algunos casos son de mucha ansiedad", comenta.

"La conducta no es el verdadero problema, disfraza un anhelo o una necesidad, la habilidad está en analizar qué ocurre", comenta. Pero esta labor conlleva una complejidad extra cuando se trata de menores: "los adultos no sabemos lo que nos pasa, imagínate a los adolescentes", comenta no sin cierta ironía. Para él, la adolescencia es "una etapa de crisis" en la que es necesario determinar "una crisis evolutiva de una crisis involutiva". "Cuando estamos en peligro debemos sacarlo de ahí", añade.

Las bandas juveniles

Como resultado de ese trabajo conjunto, Rodrigo se queda con una frase que dicen "todos los chicos" en el despacho: "sí, pero mi madre nunca me abandonó". Sobre el comienzo de las terapias, explica que acudir a la consulta con "un vínculo emocional tan grande" supone "un ejercicio de honestidad". "Al principio los padres llegan con una máscara", señala. En cuanto a las bandas juveniles, comenta que actúan "tirando una red sobre el menor" que hace que, incluso, lleguen a "justificar a su secuestrador".

"Las bandas juveniles actúan bajo el encantamiento, diciendo lo mucho que los quieren por eso es dificilísimo salir de ellas", argumenta. Por último, el experto, recalca que el éxito está en "la prevención". "Existe una crisis grave de autoridad, es una cuestión de firmeza, que no está relacionada con la violencia", remata.

Entrevista a Eduardo Esteban, fiscal de Menores
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00