Política

Sánchez confía en revalidar el Gobierno progresista y apela a la Constitución, mientras Feijóo critica la "deriva" del PSOE

El líder socialista ha evitado hablar de la amnistía y el referéndum, y ha prometido reformar el Estatuto de los Trabajadores si revalida la Presidencia

Pedro Sánchez. / Europa Press News

Aun con la resaca de la investidura fallida del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, el presidente en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha aprovechado un acto en Sevilla para reivindicarse como el próximo candidato a la Presidencia del Gobierno y ha asegurado que se revalidará el Gobierno progresista por cuatro años más. "Vamos a poner todo el esfuerzo para una investidura real y que haya un Gobierno progresista. A eso nos vamos a dedicar, en cuerpo y alma, para que haya un Ejecutivo de cuatro años", ha subrayado en un acto en la localidad sevillana de La Rinconada, donde los socialistas gobiernan desde hace 36 años con mayoría absoluta.

Más información

"Sí queremos, sí que vamos a trabajar por una investidura real, no postiza" para "un Gobierno progresista con cuatro años más de avance social y de derechos", ha clamado, ofreciéndose a ser candidato a la investidura, después de que el Congreso rechazara a Feijóo y con la vista puesta en la ronda de consultas que iniciará este lunes el rey Felipe VI con los partidos.

Sánchez ha apelado a la Constitución, asegurando que tiene cabida para todos y que los socialistas "cumplen con la Carta Magna todos los días del año y con todos y cada uno de los artículos", en respuesta a la polémica generada por la petición de amnistía de los partidos independentistas catalanes para los presos del 1O y la celebración de un referéndum para elegir el futuro de Cataluña. En este contexto, el líder del PSOE ha ironizado diciendo que "no" garantiza "cuatro años de convivencia en la derecha española".

Reformar el Estatuto de los Trabajadores y blindar la paridad

Por otro lado, Sánchez ha asegurado que va a proponer durante el debate de investidura, si es propuesto como candidato a presidir el Gobierno, que se reforme el Estatuto de los Trabajadores para que el salario mínimo interprofesional por ley sea todos los años el 60% del sueldo medio en España. "Para eso vamos a solicitar la confianza de la Cámara para defender a los trabajadores y a las trabajadoras", ha dicho.

Además, ha asegurado también que los socialistas sacaran adelante una ley de paridad para que haya un 50% de poder económico y político en mano de las mujeres. También ha sostenido que su próximo Gobierno tendrá como eje la vivienda por la dificultad, "cuando no la imposibilidad", ha comentado, de muchísimas generaciones, pero en particular de la gente joven a la hora de acceder a ella. "En esta legislatura vamos a hacer de la vivienda la gran causa nacional, vamos a hacer de la vivienda el derecho constitucional, no un problema como lo es para mucha gente en nuestro país, viva donde viva", ha sentenciado.

Feijóo celebra "no haber cedido a chantajes"

Feijóo, por su parte, ha participado en el Foro La Toja-Vínculo Atlántico, y ha asegurado, un día después de perder la investidura, que "España sabe que tiene un Gobierno alternativo". Sin reconocer su fracaso, sino que ha tildado su investidura como "un acto esclarecedor", Feijóo ha criticado el cambio en la estrategia del PSOE como "el factor fundamental que altera la estabilidad democrática" en España.

Sobre su debate de investidura, ha dicho que se ha "divertido" y que le ha dejado "muy satisfecho" tras haber "cumplido" su deber. Así, ha recordado que propuso "una nueva etapa de grandes pactos de Estado" y que ha "superado los bloques y los bloqueos", al tiempo que ha recordado que "ningún bloque se presentó a las elecciones, quizás Sumar, que ha quedado de cuarta fuerza".

También se ha mostrado "satisfecho" porque España "sabe que tiene un Gobierno alternativo" y ha considerado "muy importante" que las alternativas "estén consolidadas". Se ha congratulado "de no haber cedido a ningún chantaje" y ha dicho que hoy podría estar hablando "en otra condición", la de presidente, "pero aceptar condiciones que exceden el marco del Estado de derecho no puede hacerlo ningún candidato a la presidencia del Gobierno".

"Aceptar peticiones de una pequeña parte conlleva que el tiempo que dure su presidencia estará en libertad condicional", ha dicho Feijóo, quien ha defendido que "ningún fin, ni siquiera la presidencia del Gobierno, justifica los medios" y ha concluido que "por eso" se siente "muy orgulloso de no ser presidente, por ahora".

Critica la deriva del PSOE

Feijóo ha mantenido que "el factor fundamental que altera la estabilidad democrática" en España "es la deriva del PSOE y el cambio que se produce en la dirección del Partido Socialista" y "no el independentismo". "No podemos echarle la culpa al independentismo de lo que siempre ha defendido. Podemos discrepar, pero no nos han engañado, no han cambiado sus postulados, su forma; lo que ha cambiado es la respuesta del PSOE a sus exigencias", ha manifestado.

El líder 'popular' ha criticado que el PSOE no está "en sintonía con sus electores" porque la amnistía no formaba parte del "programa electoral" y lo ha atribuido a una "reacción" de los socialistas "ante la pérdida de las elecciones". "No es convivencia, es conveniencia; no es oportunidad, es oportunismo", ha manifestado Feijóo, quien ha acusado a la dirección del PSOE de haber "tirado por la borda el legado de hombres de Estado como Felipe González o Alfonso Guerra".

Así, ha insistido en que "la autodeterminación es un cebo para no hablar de la amnistía" y que "lo que está encima de la mesa no es el referéndum de independencia". "El referéndum es el cebo para concluir que hemos conseguido decir no al referéndum de independencia y sí a algo más sensato, que es la amnistía", ha sentenciado.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00