Ciencia y tecnología

Elon Musk asegura que ya se ha implantado el primer chip cerebral de su empresa Neuralink en un ser humano

La función del implante es "leer" la actividad cerebral para poder transmitir órdenes que ayuden a restaurar algunas funciones cerebrales gravemente dañadas

La compañía Neuralink, propiedad del multimillonario Elon Musk, ya implantó el primer chip cerebral en un humano, según aseguró el empresario en su cuenta de la red social X. "El primer ser humano recibió un implante de Neuralink este lunes y se está recuperando bien", escribió Musk, "los resultados iniciales muestran una prometedora detección de picos neuronales".

La noticia del primer implante de Neuralink en humanos se da nueve meses después de que la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA, en inglés) diera su aprobación para que la empresa comenzara a hacer estudios en humanos.

La función del implante es "leer" la actividad cerebral para poder transmitir órdenes que ayuden a restaurar algunas funciones cerebrales gravemente dañadas tras un infarto o una esclerosis lateral amiotrófica, que derivan en graves daños en la capacidad comunicativa.

Hasta ahora, los implantes cerebrales se han desarrollado en una sola dirección: desde el cerebro hacia el exterior (generalmente una computadora que procesa las señales), pero el proyecto de Neuralink aspira a poder trasladar información también en la otra dirección, hacia el cerebro.

Neuralink está desarrollando en paralelo dos tipos de implantes, uno para restaurar la visión "incluso en aquellos que nunca la han tenido" y otro para restablecer las funciones corporales básicas en personas con parálisis por daños en la médula espinal.

Elon Musk ensalza el discurso del ultraderechista Milei en Davos

Musk informa también de que ese primer producto de Neuralink se llama Telepatía (Telepathy) y pone ejemplos de su uso: "Permite controlar tu teléfono o computadora, y a través de ellos casi cualquier dispositivo, con solo pensar. Los usuarios iniciales serán aquellos que hayan perdido el uso de sus extremidades. Imagínese si Stephen Hawking pudiera comunicarse más rápido que un veloz mecanógrafo o un audífono. Ese es el objetivo", explica.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00