Internacional

España pide a Marruecos que vete en sus aviones a los senegaleses sin visado para atajar el hacinamiento de Barajas

La embajada de España ha enviado una ‘nota verbal’ al Ministerio de Asuntos Exteriores Marroquí donde pide que no deje embarcar a los senegaleses que hagan escala en España, hasta que se les empiece a exigir un visado de tránsito, igual que se hace ya con los kenianos

La embajada de España ha enviado una ‘nota verbal’ al Ministerio de Asuntos Exteriores Marroquí donde pide que no deje embarcar a los ciudadanos senegaleses sin visado

El hacinamiento imparable de migrantes en las salas de inadmitidos del aeropuerto de Adolfo Suárez-Barajas ha obligado al Gobierno a involucrar a otros ministerios para intentar atajar una crisis que lejos de resolverse empeora por días. El Ministerio de Asuntos Exteriores se ha implicado de lleno. Lo ha hecho a través de una petición al gobierno marroquí para que vete a los ciudadanos senegaleses, sin visado, impidiendo que suban a sus aviones con escala en España. Esa solicitud lleva el sello de la Embajada de España en Marruecos, a través de una ‘nota verbal’ a la que ha tenido acceso la Cadena SER, dirigida al Ministerio de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, donde se solicita al Gobierno marroquí que “impida temporalmente a los senegaleses que embarquen en vuelos comerciales con destinos a terceros países que no formen de espacio Schengen y que hagan escala en España”. En concreto, España busca poner trabas a aquellos senegaleses sin visado de entrada a España, es decir, “a los que no figuren visado Schengen estampados en al menos los dos años anteriores al viaje”, según se especifica en el escrito de la diplomacia española.

sala de asilados de Barajas.

sala de asilados de Barajas. / CADENA SER

El Gobierno español busca así evitar que sigan llegando ciudadanos senegaleses al aeropuerto madrileño, a través de los vuelos que salen de Casablanca, ante la sospecha de que están recurriendo masivamente a una “escala fraudulenta”, como lo definió el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para conseguir pisar suelo español y solicitar así protección internacional, en base al Convenio de Dublín.

El veto a los ciudadanos senegaleses que implora el Gobierno español tiene fecha de caducidad, porque en ese escrito se solicita el veto temporal de Marruecos, al menos, “hasta la entrada en vigor de la obligatoriedad del visado de tránsito aeroportuario para los ciudadanos senegaleses, prevista para el próximo 19 de febrero”. Las autoridades españolas ponen el foco en Senegal porque han detectado que una llegada importante desde ese país. Según fuentes sindicales, actualmente, el 74% de las personas hacinadas en las diferentes salas de inadmitidos del aeropuerto madrileño son senegaleses.

"Externalización de fronteras"

Para la Comisión Española de Ayuda al Refugiado se trata de otro parche más. "Esta medida es otra vuelta de tuerca más a la externalización de fronteras, dejando en manos de Marruecos el control de las personas que necesitan acceder a España, posiblemente para pedir protección internacional", alerta en la SER la directora de CEAR, Estrella Galán. "Si se quiere poner en marcha una verdadera medida, que se aplique el artículo 38 de la Ley de Asilo, que contempla la petición de asilo en embajadas y consulados y así no tendrían que montarse en un avión, porque previamente en esa embajada se podría hacer un análisis previo", apunta Galán, "de hecho, el ministro Grande-Marlaska se comprometió a habilitar esa opción en una comparecencia en el Congreso de los Diputados cuando tuvo que dar explicaciones por la muerte de 37 personas en Melilla, en junio de 2022". Fue el propio Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo el que ya alertó en 2022 que era imposible pedir asilo, ni el consulado ni la embajada de Marruecos, dejando por escrito su preocupación "por el alto número de personas, presumiblemente con necesidades de protección internacional, que se ven obligadas a poner en riesgo sus vidas para poder formular dicha solicitud, en lugar de hacer uso del procedimiento previsto en el citado artículo 38”.

Senegal no será el único país al que España exigirá visado de tránsito – hasta ahora solo era obligatorio el visado de entrada-. El Gobierno español ha optado por estrechar el embudo del flujo migratorio desde África exigiendo nuevos visados de tránsito también a otros países como Kenia - desde el pasado 20 de enero-. Según explican desde el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska "se continúa trabajando en colaboración con el Ministerio de Asuntos Exteriores para evitar el uso fraudulento de las escalas en Madrid con destino a países que no requieren visado de entrada y que son utilizadas para tratar de entrar en España de manera irregular”.

Interior defiende la eficacia de Marruecos

Desde el inicio de esta crisis, los sindicatos policiales dudan de colaboración de Marruecos porque no estaría realizando un control eficaz de los pasaportes durante el embarque de estos ciudadanos, a través de la compañía Royal Air Maroc. Sin embargo, el gobierno español desmiente esa sospecha: "Marruecos está haciendo un trabajo extraordinario en el aeropuerto de Casablanca, donde también hay un oficial español para evitar las escalas fraudulentas", defendía desde Rabat el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska durante su reciente visita oficial a Marruecos.

Javier Bañuelos

Javier Bañuelos

Redactor Jefe en la Cadena SER responsable de la información sobre Interior y Defensa. Antes trabajé...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00