Sociedad

Dos personas en estado críticos tras un accidente por el viento en la atracción Tomahawk de PortAventura

La montaña rusa habría descarrilado al impactar un árbol en las vías, como consecuencia del viento

Accidente en una atracción de PortAventura. / TWITTER TWITTER

Madrid

Al menos 14 personas han resultado heridas, entre ellos dos graves, tras registrarse un accidente en una de las atracciones del parque temático de PortAventura, la montaña rusa Tomahawk, situada en la zona de Far West del parque. Un helicóptero ha tenido que evacuar a dos de los heridos, que ha sido trasladado en estado grave al Hospital Joan XXIII de Tarragona. Además, entre los heridos por politraumatismos hay adultos y niños, que han sido atendidos por los servicios de emergencias.

El Sistema d'Emergències Mèdiques ha atendido a los 14 heridos y ha trasladado a dos personas en estado crítico al Hospital de Bellvitge (Barcelona) y al Hospital Universitari Joan XXIII (Tarragona), según han informado en una publicación de X, antes Twitter.

El parque ha confirmado en un comunicado que el accidente ha sido causado por un árbol, que se ha caído encima de varias personas que se encontraban montadas en el vagón de la montaña rusa. Las ramas han impactado contra las personas que estaban montadas en la atracción y al cortar el paso, el tren ha descarrillado. PortAventura ha activado todos los protocolos necesarios y un equipo de primeros auxilios ha atendido a los heridos hasta que han llegado los servicios de emergencia.

También se han desplazado hasta el recinto agentes de los Mossos d'Esquadra, que investigarán las causas del accidente. No obstante, el parque ha afirmado que "es un suceso completamente ajeno a la operativa y mantenimiento de nuestras atracciones, las cuales cumplen con los más alto estándares de seguridad y son sometidos a rigurosas revisiones diariamente".

Más accidentes en PortAventura

No es el primer accidente que se produce en Tomahawk situada en la zona temática Far West de PortAventura. En 2009, un trabajador falleció al ser atropellado por una vagoneta mientras realizaba tareas de mantenimiento en la atracción.

Además, en 1997, una persona que se montó en la Stampida, con el parque casi recién inaugurado, salió despedida del vagón a una velocidad de 72 km/h, por lo que murió en el momento.

Y el más reciente, en 2012. La atracción acuática, situada en la zona de Polynessia, sufrió un accidente al chocar las barcazas. Por suerte, no hubo heridos graves ni hubo que lamentar víctimas mortales.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00