Hora 25Hora 25 de los Negocios

Los sueldos de la banca, a debate: "Los salarios de los empleados suben según los convenios y el de los directivos un 15% al año"

Los resultados con beneficios históricos que ha registrado la banca han permitido que se suban los salarios a sus altos directivos, unas decisiones que han abierto varias cuestiones

Sueldo de banquero

Sueldo de banquero

22:57

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1708538895430/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La última subida de salario del banco HSBC a su consejero delegado, Noel Quinn, le ha doblado el sueldo y ha desatado las preguntas sobre si es una subida justa, sobre si los beneficios se están repartiendo de manera equitativa y si los grandes resultados responden al mérito o la coyuntura en los tipos de interés.

Quinn ha pasado recibir 6,5 millones de euros el año pasado en concepto de salario, a 13,4 millones de euros este año; prácticamente el doble. Eso supone 169 veces el salario de un empleado medio del banco, frente a las 95 veces del año anterior. Este aumento salarial se produce en un momento en que el banco informa pérdidas considerables, especialmente debido a su exposición al mercado inmobiliario chino, con una caída del 80%.

No es solo HSBC quien ha tomado la decisión de llevar a cabo incrementos salariales sustanciales. Citigroup ha anunciado este miércoles un aumento del 6% en el sueldo de su presidenta, elevando su remuneración a 26 millones de dólares para este año, es decir, más de 2 millones de euros al mes. Otras instituciones financieras internacionales también han optado por incrementos notables: Goldman Sachs, por ejemplo, ha elevado el salario de su presidente en un 24%, llegando a los 31 millones de dólares, más de 2 millones y medio al mes; el presidente de Morgan Stanley cobrará un 17% más, hasta los 37 millones anuales, es decir, 3 millones al mes.

En España, el Santander también ha ajustado los salarios de sus altos ejecutivos. Ana Botín, su presidenta, percibirán medio millón de euros más al año, elevando su remuneración total hasta los 12,2 millones de euros. Esta subida representa un incremento del 4,3%, distribuido de la siguiente manera: 7,4 millones en efectivo y 4,8 millones en concepto de bonus, pensiones y otros beneficios especiales. Por su parte, el segundo al mando de la entidad, Héctor Grisi, verá un incremento más moderado, llevando su remuneración anual a algo más de 6,8 millones de euros.

Las preguntas que se plantean

Las cifras dejan muchas preguntas abiertas, más allá del chirrido que dejan esos sueldos. ¿Son justas? Esta vez, las subidas llegan con la mejora de beneficios de la banca. Los bancos tienen un buen argumento cuando aseguran que si sus beneficios van a más, sus ejecutivos también debieran ganar más. Pero esos beneficios históricos provienen, en parte, de que los intereses que pagan por los depósitos, están, por lo general, por debajo de los intereses que cobran por los préstamos y las hipotecas.

También abre la pregunta: ¿Son equitativas estas decisiones? Los bancos están incrementando los salarios de sus altos ejecutivos mientras mantienen una contención salarial para las plantillas y la población en general, argumentando temores de una posible espiral inflacionaria. Esta disparidad plantea interrogantes sobre la equidad dentro de estas instituciones financieras, especialmente cuando se considera el papel fundamental que desempeñan los empleados en el funcionamiento diario de los bancos y su contribución al éxito general de la entidad.

Y una última cuestión: ¿Son estos aumentos salariales un reflejo del mérito individual o simplemente una consecuencia de las condiciones económicas favorables? ¿Representan un reconocimiento genuino del talento y la contribución de los ejecutivos, o simplemente reflejan la tendencia general del mercado? Es crucial examinar si estas recompensas están vinculadas directamente al desempeño y los logros individuales, o si son más bien el resultado de factores externos, como la coyuntura económica y el aumento de los beneficios bancarios en general.

Mónica Melle es profesora de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de Economistas Frente a la Crisis y se pregunta: "¿El valor que se aporta por ese directivo representa más de 200 veces lo que aporta un trabajador de la plantilla? Esa es la cuestión, porque eso es difícil de justificar, es decir, mientras que los salarios de los empleados están creciendo por convenio en la banca, estamos viendo que los Consejos de Administración de los bancos están subiéndose el salario un 15%, con salarios tan escandalosos como el de la propia Ana Patricia Botín".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00