Sociedad

Casi la mitad de los adultos españoles no duerme bien a diario: mujeres y precarios tienen más problemas de sueño

La mayoría duerme menos horas de lo que les gustaría y un 15% consume de manera habitual medicamentos para dormir, según una encuesta sobre calidad del sueño de 40dB para la SER y El País

Dormir / SimpleImages

Madrid

Tres de cada cuatro españoles duermen entre semana menos de lo que les gustaría e incluso, cuando se trata de sus días libres, fines de semanas o vacaciones, la mayoría afirma disfrutar de menos horas de sueño que las deseadas. La media de sueño está en 7,3 horas de lunes a viernes y algo más de 8 los fines de semana, según la Radiografía del sueño realizada por 40dB para la cadena SER y El País.

"El 86% de los españoles duermen de 6 a 9 horas entre semana (una menos de lo que les gustaría). El resto de los días superan las 8 horas y se acercan más a su ideal", explica el estudio. Los más dormilones son los estudiantes que llegan a superar las 10 horas de media de sueño en vacaciones. La brecha entre horas dormidas y horas deseadas es especialmente grande entre los padres con hijos menores de 9 años (85,8%), trabajadores (80,1%) y mujeres (75,8%).

Lo más común, según los resultados de la encuesta, es irse a dormir entre las 11 y las 12 en los días laborables y de 12 a 1 en el resto. En ambos casos, son más quienes se acuestan después de la 1 de la madrugada que quienes lo hacen antes de las 10 de la noche.

Las mujeres duermen peor

En cuanto a la calidad del sueño: un 47,5% admite que no duerme bien todos los días. El 34,3% contesta que duerme "unas veces bien y otras mal" y más de un 13% afirma que duermen mal siempre o casi siempre. Entre quienes duermen mal hay dos colectivos que destacan: trabajadores precarios y mujeres. Dos de cada tres personas que tienen una calidad de sueño mala son mujeres y casi la mitad tienen entre 45 y 64 años. Los problemas más frecuentes son los despertares nocturnos o los desvelos que sufren un 40% de los ciudadanos.

8 de cada 10 españoles señalan el estrés y las preocupaciones como causa de sus problemas para dormir: "es, con diferencia, se destaca en la encuesta, la fuente más común de sueños de mala calidad". Un 40% lo achaca también a cambios de rutina, un porcentaje parecido a las malas condiciones ambientales y casi un 39% , es la segunda causa entre los jóvenes, el uso del móvil antes de acostarse. El 80% de quienes tienen entre 18 y 24 años usa algún dispositivo antes de dormir frente al 54% de la media general. Entre los hábitos previos al sueño, casi un 70% ve una película o serie, diaria o habitualmente, hay un 28% que lee y un 20% que practica sexo.

Para tratar de dormir mejor lo más habitual es recurrir a suplementos naturales o infusiones. Pero hay un 15% de la población que consume diariamente algún medicamento para poder conciliar el sueño como ansiolíticos o antidepresivos. Las consecuencias de una mala calidad del sueño son fatiga y agotamiento para el 76%, un 63% reconoce que le genera alteraciones en el estado de ánimo y a casi un 55% dificultad para concentrarse. Las personas que duermen bien están más satisfechas con su vida le dan un 7 y medio frente al 5,2 de quienes tienen problemas de sueño.

Emociones positivas

La encuesta deja otros datos llamativos como que el 1,1% de los encuestados relaciona dormir con "pérdida de tiempo". En general, el sueño tiene connotaciones positivas y se asocia con descanso (86%), relajación (45,6%), desconexión (23,3%) y placer (16,3%). Para menos de un 4% supone emociones negativas como inquietud (2%) o miedo (0,9%) aunque entre los jóvenes esta emoción roza el 4%.

Un tercio de la población reconoce roncar asiduamente, la dificultad para levantarse resulta un problema frecuente para la mayoría de los jóvenes. La siesta es practicada habitualmente por uno de cada cuatro españoles y los sueños agradables son más frecuentes que las pesadillas.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00