Martes, 27 de Septiembre de 2022

Otras localidades

La carta de José Martí Gómez

El drama de los desahucios

Tenía una empresa que iba bien y un piso de doscientos metros cuadrados. La crisis se llevó primero la empresa y el piso y más tarde el matrimonio. El hombre acabó durmiendo en la calle. La crisis, larga y profunda, ha llevado a millones de personas al paro y miles de ellas han perdido o están a punto de perder su piso al no poder hacer frente a la hipoteca que firmaron con los bancos. Por una parte, desahucios. Por otra, decenas de miles de pisos vacíos y por vender.

Una paradoja, un contrasentido, ¿no?

Pues sí. Según el Banco de España hay entre ochocientos mil y el millón de pisos vacíos. Otros actores económicos elevan la cifra hasta los dos millones. Se tardará entre seis y ocho años en regularizar el mercado. Salvador Busquets, director de Arrels, institución que vive el drama de la pobreza, cree que antes de llegar al desahucio se tendrían que buscar otras soluciones.

¿Cómo se vive un desahucio, según Arrels?

Siempre, como un drama. En muchos casos se destroza un proyecto vital. Los que tienen colchón familiar llevan mejor la perdida de la vivienda. Los que no tienen ese colchón, se hunden y cada vez serán más. El desahucio lleva a mucha gente a dormir en la calle. La situación ha empeorado y empeorará todavía más, según Arrels, porque ante la crisis no hay mecanismos legales que protejan a la persona física frente al ente jurídico que es el banco y porque medidas que podrían paliar la falta de pisos sociales se paralizan o desaparecen. Caritas, que hasta ahora atendia deshucios de inmigrantes en situación irregular ha puesto en marcha este mes un servicio de mediación para tratar de llegar evitar desahucios de gentes a la que denomina la nueva pobreza, que se extiende como una mancha entre autóctonos.

Los jueces, ¿cómo viven anímicamente un desahucio?

En general, mal. Lamentan su impotencia e incluso hay quienes hablan de inconstitucionalidad. ¿No dice la constitución que todo español tendrá derecho a una vivienda? José Maria Fernández es uno de esos jueces. Los desahucios le hacen mella aunque cree que en algunos casos los jueces pueden ser de cierta utilidad exprimiendo al límite el poco margen que deja la ley, con la clase política sometida a la presión brutal de las entidades financieras. El juez ha presentado una cuestión pre judicial ante el Tribunal de Justicia de Luxemburgo planteando la duda de si una norma nacional es conforme con el derecho comunitario. Dicho de otra forma: pregunta si el procedimiento de ejecución hipotecaria español no vulnera el derecho de los consumidores. Dice el juez que ver personalmente los rostros de la crisis hace que te pongas en su lugar y se pregunta, siguiendo la tendencia que se debate en el derecho anglosajón, si no se le debería dar a esa gente una segunda oportunidad para que pueda volver a empezar. Creo, Montserrat, que si hay jueces a los que hacen mella los desahucios también muchos policías que intervienen en los desalojos deben pasarlo mal. Todos deberíamos pasarlo mal pensando en el padre de familia que al ser desahuciado se ahorcó en la calle de Hospitalet en la que vivía.

¿Hay cifras sobre el problema?

Las hay. En el primer trimestre del año en curso se han registrado toda España 15.546 desahucios y desde al año 2008 un total de 124.121. Otra cosa son las ejecuciones hipotecarias, que suman 21.736 en el primer trimestre del 2011 y 245.671 desde el 2008. Pero de esto te puede hablar mejor que yo Ada Colau, del Observatorio Económico, Social y Cultural.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?