Lunes, 08 de Marzo de 2021

Otras localidades

Las otras Anna Karenina

Joe Wright recupera el clásico de Tolstói y mete a Keira Knightley en un teatro

fotograma de 'Anna Karenina' (2013) de Joe Wright

fotograma de 'Anna Karenina' (2013) de Joe Wright

Puede decirse de 'Anna Karenina' que es una de las novelas rusas más adaptadas al cine y a la televisión. Ahora llega una nueva versión, mucho más teatral que las anteriores, ya que su director ha escogido casi un único escenario, un teatro abandonado, para representar la decadencia de la sociedad rusa de finales del sglo XIX. Knightley se suma a una larga lista de actrices que han encarnado a este personaje literario.

Vivien Leigh en la adaptación de 1948

Las adaptaciones cinematográficas de Anna Karenina han contado con intérpretes de la talla de Greta Garbo, Vivien Leigh o Sophie Marceau. Con esta estela de intérpretes, Joe Wright, director de esta última adaptación que llega a las pantallas este viernes- tenía ante sí todo un reto. Por ello, no dudó en elegir a quien ha sido una especie de musa para él. Y es que ésta es la tercera película que ruedan juntos Keira Knightley y él, tras 'Orgullo y prejuicio' (2005) y 'Expiación, más allá de la pasión' (2007).

De todas, la más recordadas quizá sea la Garbo. La actriz protagonizó una versión muda a las órdenes de Edmund Goulding y otra sonora, esta vez dirigida por Clarence Brown. Para muchos críticos, la suya fue la mejor de todas las interpretaciones del personaje de Tolstói. Vivien Leigh también tuvo la oportunidad de dar vida a la famosa mujer infiel en la adaptación de Julien Duvivier. La actriz dotó al personaje de una elegancia que iba más allá de la descrita en la novela y, por supuesto, de cierto estilo inglés.

La última en convertise en Anna Karenina fue la francesa Sophie Marceau, en la cinta de Bernard Rose, que producía el mismísimio Mel Gibsol y en la que también trabajaron Sean Bean y Alfred Molina. La película fue rodada en su totalidad en Moscú y San Petersburgo con la participación de los actores rusos. Hablando de actores rusos, también hay versiones en Rusia, patria del escritor. La actriz Tatyana Samoylova, fue la estrella en la versión soviética de Aleksandr Zarkhi de 1967.

La televisión también ha tenido varias versiones, por ejemplo, una emitidida en 1985 y protagonizada por Jacqueline Bisset y Christopher Reeves y dirigida por Simon Langton. Hasta en España ha habido una adaptación televisiva. Fernando Delgado dirigió a Maria Silva y a Paco Valladares en 1975. Ahora se prepara una miniserie de Anna Karenina con Ángela Molina y Patricia Vico.

Ahora le toca el turno a otra versión inglesa, para la que Wright ha contado con el dramaturgo Tom Stoppard, al que debemos guiones como 'El imperio del sol' o 'Shakespeare in love'. El cambio principal con respecto a las anteriores es haber convertido esta historia en una mezcla entre obra de teatro y film. Se ha rodado en casi un único decorado: un teatro, y allí entre el telón, las bambalinas, la orquesta, los palcos y el patio de butacas, se desarrolla, a lo Visconti, esta historia que refleja la decadencia de una clase social entre bailes, lujos y bajo una apasionada historia de amor e infidelidad.

Anna Karenina, la que dejó sin Oscar a Paco Delgado

El diseñador español, Paco Delgado, no pudo con Anna Karenina. La cinta de Joe Wright se llevó, finalmente, el Oscar a mejor vestuario el pasado 24 de febrero. Paco Delgado competía con Jacqueline Durran, la encargada de crear las ropajes de la adaptación de la novela de Tolstói.

La diseñadora estudió los dibujos de Balenciaga y de Dior, así como fotos de época. Todas las faldas de la protagonista, Keira Knithley, corresponden a las que se llevaba en 1870. Sin embargo, en los corpiños y en los tocados y complementos, se jugó con el estilo de la década de los años 50, usando plumas, redecillas y joyas.

Los colores ayudaron a relfejar el estado de ánimo del personaje de Anna. Por ejemplo, empieza con vestidos en tonos oscuros -como el vestido color vino o el vestido negro con el que acude al baile-. Después cuando se enamora del conde Vronsky tiende a colores más claros. Y finalmente, cuando sus celos afloran, vuelve a vestirse de oscuro. Las joyas que lleva la actriz están valorados en dos millones de dólares, y fueron prestadas por Chanel -firma de la que la actriz es imagen- para el rodaje.

En cuanto a los trajes masculinos, Durran se basó en los uniformes que se llevaban en la época, en tono azul claro y blanco. Los trajes de Karenin, personaje al que da vida el actor Jude Law, tienen su origen en los uniformes zaristas de finales del XIX, aunque con un diseño que intenta reflejar su poder y estatus social. La historia está ambientada en la Rusia zarista y cuenta el drama de un affaire, una situación muy difícil de digerir en su entorno y en la época, publicada por primera vez en 1873

¿Daría el visto bueno Tolstoi a la BSO de Anna Karenina?

Noticias relacionadas

  • Las otras Anna Karenina
Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?