Viernes, 03 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Hollywood vuelve a destruir la Casa Blanca

El cine de acción ha arrasado una y otra vez residencia presidencial, la última prueba es 'Objetivo: La Casa Blanca'

Fotograma de 'Objetivo: la Casa Blanca'

Fotograma de 'Objetivo: la Casa Blanca'

No es la primera vez que sucede en el cine, pero es el ejemplo más reciente. Se estrena este viernes en nuestro país y está protagonizada por Gerald Butler, Aaron Eckhart y Morgan Freeman. En ella vemos como la Casa Blanca, uno de los mayores iconos políticos y también culturales de Estados Unidos, queda destruida tras un ataque terrorista de un grupo militar norcoreano.

Doce años después de los atentados del 11 de septiembre, parece que en el cine estadounidense ha perdido el miedo a destrozar grandes monumentos y símbolos del poder del país. Lo había hecho en 'El día de mañana' y en '2012' pero por causas naturales, no por un ataque terrorista. Sin embargo, ahora es Antoine Fuqua (Training day) quien rompe el tabú con el estreno de 'Objetivo: la Casa Blanca'.

La sorpresa es doble, por un lado, por volver a destrozar la Casa Blanca tras surgir un ataque terrorista; por otro, porque ese ataque lo lanzan nada menos que un comando norcoreano que secuestra al presidente y mata a quien se ponga por delante. Aunque la tensión entre Washington y Pyonyang se haya rebajado en las últimas semanas, la polémica puede estar servida por usar a los norcoreanos como los malos de esta película de acción con altas dosis de patriotismo.

Pero ésta no es la única película que veremos que sitia la Casa Blanca. En un atisbo de originalidad de Hollywood, veremos en unos meses la nueva cinta de Ronald Emerich, 'Asalto a la Casa Blanca', donde -repitiendo el argumento, un comando -esta vez paramilitar, nada de norcoreanos- secuestra al presidente.

Si seguimos por la rama de la originalidad descubrimos que el cine ya ha destrozado la residencia del presidente de Estados Unidos otras veces. El excéntrico Tim Burton no dudó en hacer en 'Mars Attacks!' (1996), Jack Nicholson era el presidente y los atacantes unos marcianos. En 'Deep Impact' (1998), Morgan Freeman ya tuvo que vigilar el domicilio presidencial, aunque lo más significativo la película de fue el derribo de las Torres Gemelas, tan sólo tres años antes de que se produjeran los atentados. Y un joven Bryan Singer en 'X-Men 2' (2003) organizó un ataque en el mismísimo despacho oval entre un mutante y el presidente.

De todos parece Emmerich el más obsesionado con destruir cosas. Allá por el año 1996 dejó la Casa Blanca reducida a escombros en la taquillera 'Independence Day'. Los causantes eran un grupo de extraterrestres que un 4 de julio cualquiera decidieron atacar a Estados Unidos. Después en 'Godzilla' destrozaba la ciudad de Nueva York y en 'El día de mañana' y '2012' la destrucción ya se expandía a todo el país y a todo el planeta.

La futurista 'Oblivion' mostraba un mundo arrasado donde no quedaba más que el capitolio y parte del pentágono. Mientras que 'G.I. Joe' (tanto la primera como la segunda entrega' ha preferido tumbar edificios europeos. Si la primera cinta tumbó la torre Eiffel, la segunda hizo añicos el parlamento británico. Por cierto, que aquí también hay broma y ridiculización de los norcoreanos, aunque esta vez no son los malos.

¿Cómo habría contado el cine el Tratado de Armas de la ONU?

Noticias relacionadas

  • Hollywood vuelve a destruir la Casa Blanca
Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?