Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

¿Bombilla eterna o cuento chino?

Alfredo BergesPor Alfredo Berges, director general de ANFALUM   No es el primero ni el último. Los avances en el sector de la iluminación, y en otros sectores, suelen ir acompañados de la entrada de oportunistas en el mercado, que aprovechan para introducir unos productos de dudosa calidad, basados en campañas de marketing y un gran ruido mediático. La Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (ANFALUM) trabaja desde hace tiempo dando a conocer los obstáculos con los que se está encontrando el mercado de la iluminación en nuestro país, entre los que destacan el intrusismo, la competencia desleal, y la falta de control y sanción sobre los mismos. Sobre si el señor Benito Muros y su bombilla eterna forman parte de esa corte de oportunistas o no, aún no puede afirmarse categóricamente, pero es curioso que no presente la patente de invención que avale el producto que él mismo abandera. Además, habría que comprobar si las bondades que rodean a este tipo de lámparas son las que se cuentan, o en realidad se trata de un cuento chino. Es preciso ver si esa lámpara, además de alumbrar, ilumina correcta y suficientemente. Es decir, si el flujo de luz se mantiene constante o después de 2.000 horas de uso baja considerablemente y se hace necesario utilizar otras lámparas complementarias. Porque desde ANFALUM apostamos por mantener un correcto equilibrio en cuanto a rendimiento, eficiencia y confort de las luminarias, condiciones que ahora mismo se consiguen con la utilización de las luminarias de bajo consumo y LED’s, que son las tecnologías más eficientes. Considerados como la fuente del futuro, los LED’s tienen múltiples ventajas frente a las fuentes tradicionales, pero siempre y cuando se tengan en cuenta los criterios técnicos, la calidad del producto y la garantía del fabricante. En este sentido, desde ANFALUM creemos que la implantación de la tecnología LED debe ir de la mano de profesionales debidamente acreditados. Las nuevas lámparas y luminarias deben llevar el correcto marcado de seguridad y el pertinente etiquetado europeo. Y es que cualquier modificación sobre una luminaria supone construir un producto nuevo, y que la persona que lo efectúa se convierta en fabricante y deba efectuar de nuevo el marcado CE y asumir sus responsabilidades en cuanto a características, calidad y garantía durante las horas de vida útil declaradas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?