Martes, 28 de Junio de 2022

Otras localidades

FÚTBOL | ATLÉTICO 2 - REAL MADRID 2

El Atlético resiste el asedio final del Real Madrid para mantener viva la Liga de tres

El Madrid pierde dos puntos en el Calderón y no logra eliminar al Atlético como rival en la clasificación de la Liga. Los dos equipos madrileños volvieron a protagonizar un partido bronco aunque con numerosas ocasiones en las dos áreas

El portugués y el hispano-brasileño charlan después de un lance del partido

El portugués y el hispano-brasileño charlan después de un lance del partido / EFE

La Liga sale con vida del derbi del Vicente Calderón. En un partido en el que pasó de todo y pudo ocurrir todavía más, el Real Madrid no pudo tumbar a un Atlético que volvió a ser un conjunto difícil y con la intensidad para plantar cara a cualquiera. La diferencia entre ambos en la clasificación sigue siendo de tres puntos en el último tercio de la Liga, donde Luis Aragonés decía que había que llegar con vida para hacer algo en el campeonato.

Al tercer derbi madrileño en un mes los dos equipos llegaron con las ideas claras. Los de Simeone, con la intención de volver a ser el equipo rocoso que traba al rival y que siempre parece tener el control del partido. Los de Ancelotti, con la confianza en el estilo que le ha hecho ser el equipo más en forma del fútbol español.

El partido, sin embargo, empezó como tantos otros derbis en el Calderón. Como aquellos en los que Raúl no dudaba en marcar inmediatamente el territorio. Como esos en los que la parroquia rojiblanca afrontaba el partido como un calvario. Porque el Madrid tardó dos minutos en hacer el primer tanto. Fue en un gran centro de Di María al área del Atlético, donde se encontraba Benzema para marcar entre dos defensas rojiblancos que ajustaron mal la salida. El francés hizo el 1-0.

Tanto los aficionados blancos como los rojiblancos ya habían visto esta película. Gol del Madrid antes del minuto cinco. Todo hacía presagiar un nuevo paseo ante el vecino. Pero no ocurrió. Eso sí, sucedió algo que tampoco era nuevo: la aparición de la bronca. Porque los dos equipos volvieron a situar el partido en un terreno pantanoso del que casi nunca sale nada bueno.

Antes, los rojiblancos tuvieron motivos para quejarse del colegiado Delgado Ferreiro. Fue en una acción en la que Diego Costa le ganó la partida a un Sergio Ramos que metió la pierna tarde para derribar al delantero de la Selección. No pitó nada el colegiado. Solo una amarilla a Arda por protestar. A partir de ahí, algunos palos del Atlético, otros del Madrid y, sobre todo, las actuaciones habituales de un Pepe que cada día se esfuerza por ocultar el gran central que es para dejarnos ver otra cara que no beneficia tanto a su prestigio.

Pero el partido estaba donde el Real Madrid quería. Con el resultado a favor y un Atlético al que le costaba asomarse al área contraria pese a ser más sólido que el de la Copa. Daba la impresión de ser un equipo que quería (y mucho) pero no podía. Porque a pesar de que Costa probó fortuna con un disparo que no asustó a Diego López, el 0-2 estuvo a punto de llegar en sendas acciones de Benzema y Cristiano Ronaldo.

Fue Koke, sin embargo, el que cambió el guión del encuentro y de los últimos y desigualados derbis. Lo hizo tras una buena acción de Arda Turan que culminó con un disparo cruzado. Era el 1-1, un tanto con algún reproche soterrado para el guardameta blanco, que vive en un permanente debate sobre su competencia con Casillas.

El Atlético demostraba así que había recuperado su capacidad para no morir en el primer revés. Y después de otra acción de Pepe con Godín y de una parada de Diego López a Costa, llegó lo que solo los más hinchas del Atlético esperaban: el gol que daba la vuelta al marcador a un suspiro del descanso.

Llegó en un disparo lejano de Gabi. Tuvo demasiado tiempo para armarlo el capitán rojiblanco. Era potente, pero no demasiado colocado. Y entró a media altura sin que Diego López encontrara la manera de atajarlo. Era el 2-1. Los reproches para él crecieron exponencialmente y a partir de ahí sus nervios fueron más que evidentes.

La reanudación llegó como si no hubiera habido pausa. Los dos equipos mantuvieron la intensidad desde el inicio y Diego Costa, de hecho, pudo dejar el encuentro medio sentenciado si hubiera acertado con el mano a mano que tuvo ante el guardameta del Madrid. También pudo marcar Cristiano, pero mandó el balón a la barrera en un libre directo. Tocó el balón Koke con un antebrazo para que los blancos reclamaran penalti.

Y como la tónica parecía la de ir de área a área, Costa tuvo otra oportunidad de marcar en un cabezazo picado que se marchó por el segundo palo. Benzema, por su parte lanzó un gran disparo a la derecha de Corutois. Ocasiones hubo para dar y tomar en un partido loco que contagió al segundo técnico del Atlético, el Mono Burgos, que perdió el control al protestar una acción en la que Costa vio la amarilla porque Delgado Ferreiro entendió que se había tirado en una acción en la que él reclamaba falta de Arbeloa.

Eso, como es lógico, no quitó intensidad al partido, sino que contribuyó a mantenerla. Ancelotti decidió cambiar algo en su equipo y metió en el campo a dos laterales nuevos, Marcelo y Carvajal, y a un creador más, como Isco, en el centro del campo. Refrescaron mucho los cambios al equipo, algo que necesitó por momentos el conjunto de Simeone, menos amigo de usar el banquillo cuando el resultado es favorable para su equipo.

Con los cambios el Real Madrid también encontró recorrido y amplitud, haciendo que el último cuarto de hora del encuentro fuera de claro dominio blanco aunque con un Atlético dispuesto a sentenciar a la contra. No lo hizo, porque Cristiano Ronaldo tenía que aparecer para cambiar el curso del partido. Fue en una gran jugada de Carvajal, que metió el balón al área, donde no lo pudo controlar Bale pero que llegó hasta la posición del portugués, que no conoce el significado del verbo perdonar. Era el 2-2.

El partido estaba roto, pero más colocado en el carril del Madrid que en el del Atlético. Se notaba sobre el campo, donde los rojiblancos no paraban de achicar balones en ocasiones de Benzema, Cristiano y todo aquel con valor para pisar el área rojiblanca. El asedio blanco no culminó con éxito para desgracia de un Madrid que sigue siendo líder pero que no logra rematar a un rival complicado como el Atlético. Los rojiblancos siguen a tres puntos en la clasificación y el Barcelona, al término del choque del Calderón, con opciones de colocarse a solo uno tras su partido en el Camp Nou ante el Almería.

'El Larguero' | 'Carrusel' | 'SER Deportivos' | 'Hora 25 Deportes' | 'Play Fútbol' | 'Play Basket' | 'Punto, SER y partido' | Seis Naciones | Fórmula 1 | Más deportes

Gol de Benzema (Atlético de Madrid 0 - Real Madrid 1)

Gol de Koke (Atlético de Madrid 1 - Real Madrid 1)

Gol de Gabi (Atlético de Madrid 2 - Real Madrid 1)

Gol de Cristiano Ronaldo (Atlético de Madrid 2 - Real Madrid 2)

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?