Martes, 11 de Agosto de 2020

Otras localidades

Más allá del concepto. De viajes y viajeros

Hablaremos de la pequeña historia del viaje en la gran historia del planeta, desde la migración de aves hasta el turismo de masas de hoy en día.

Más allá del concepto. De viajes y viajeros

CADENASER

Los viajes han sido parte fundamental en el desarrollo y la evolución del ser humano, y como tal se merecían ser tratados y analizados. Y es que cada distintos tipo de viaje perteneciente a una época de nuestra historia, aunque en ocasiones los fenómenos se repiten, y en los casos más modernos es la tecnología la que juega un papel fundamental en su desarrollo.

El viaje como origen

Lo primero que diferencia la vida vegetal de la animal es la capacidad de moverse en cualquier momento. Las plantas pueden expandir sus semillas, pero ellas nacen y mueren en el mismo sitio. No pueden viajar, no pueden emigrar, y con que la semilla haya caído un poco más lejos de la tierra fértil su vida ya está condenada. A los animales, entre los que nos incluyo, todo es exactamente al contrario, y quizá haya sido gracias a la posibilidad de movernos que hemos evolucionado.

Como dijo el filósofo Jorge Santayana:

"Al pensar sentados la mente se sume en el ensueño, el pensar caminando nos hace avisados"

Es cierto que existen algunas especies más sedentarias que otras, pero pocas son las especies animales que no se mueven un mínimo aunque sea dentro de un mismo ecosistema. Muchos tipos de aves migran regularmente, e incluso viajan por motivos tales como la disponibilidad de alimentos, de hábitat o cambios climáticos. El gaviotín ártico en casos extremos viaja 80.000 km al año, siendo la suya la migración regular más larga de todos los animales.

Del nomadismo a la migración

Nosotros humanos hemos sido nómadas durante muchos años, aunque esto cambiaba de sociedad en sociedad. Según el antropólogo Marvin Harris, viajábamos buscando calorías y proteínas para alimentarnos. Esto cambió cuando la cantidad de calorías y proteínas que obteníamos con la agricultura y la ganadería fueron mayores que las que conseguíamos viajando constantemente. Pero es hermoso pensar que vivíamos en un viaje eterno, explorando la tierra cuando apenas sabíamos nada de ella. De hecho a día de hoy se estima que entre 30 y 40 millones de personas viven como nómadas, sobre todo en regiones como Mongolia, Kenia, Mauritania o Siberia.

Los viajes están presentes en nuestra historia desde el principio, y han vivido en el imaginario de la épica y la fantasía, tanto que se han plasmado en obras como "La Odisea" de Homero, el viaje de Ulises que duró 10 años entre conflictos con sirenas, dioses y gigantes. Los grandes viajes nos han ayudado a apreciar la estética, el sentimiento de lo bello, el nacimiento de la etnología o el concepto de estado de la naturaleza.

Además, los viajes pueden ser una expresión de desacuerdo con la sociedad: la migración que actualmente muchos jóvenes llevan a cabo en nuestro país es un ejemplo de ello. Son viajes a un destino concreto, con unos objetivos claros, marcados por la filosofía de nuestra época. También lo fue para nuestros abuelos hace más de medio siglo. El viaje como migración humana siempre ha sido una opción radical y típica de situaciones difíciles, y solo se ha llevado a cabo en ocasiones muy puntuales.

Los viajeros

Hasta hace unos pocos años no se viajaba para perseguir lo pintoresco, casi siempre había motivos. Además de la búsqueda de calorías o la migración, han existido los exploradores, gente con ansia por descubrir, describir y llegado el caso poseer nuevas tierras. Claro ejemplo, aunque violento, fueron los colonos ingleses y franceses que llegaron a Norteamérica, o, con intereses menos coloniales, los navegantes Magallanes y Elcano, los primeros en dar la vuelta al mundo.

Un subgrupo de exploradores eran los vagabundos, palabra con la que se describía a los que viajaban voluntaria y constantemente de forma azarosa, cuya motivación era el instinto interior más que las condiciones sociales, como se veía a si mismo el escritor escoces Robert Louis Stevenson:

"En mi caso, no viajo para ir a un lugar en particular, sino por ir. Viajo por el placer de viajar"

La cuestión es movernos. En España también han existido muchos peregrinos, viajantes por fe, por devoción y mística, como los que recorren el Camino de Santiago.

El viajero más habitual de los últimos milenios ha sido sin duda el mercader, que viajaba de ciudad en ciudad para vender sus mercancías. Esta figura no ha desaparecido: los dueños de grandes empresas y sus séquitos siguen viajando de país en país para vender o exportar sus productos, solo que ahora no corren el riesgo de que su caravana sea asaltada en medio del desierto, como quizá le ocurriera a Marco Polo. También es cierto que las nuevas tecnologías hacen que el viaje de negocios sea cada vez menos práctico, pero la práctica sigue existiendo.

Turistas y futuro

Dejo en último lugar al viajero más notorio de nuestros días: el turista. Hermes, dios griego de los viajes y patrón de la curiosidad y la mente abierta quizá piense en ellos cuando ve aviones llenos de gente aterrizando constantemente en todo el mundo. Conocer permite tener la mente abierta y aprender del extranjero, y al mismo tiempo ello nos permite reconocer las virtudes de nuestra tierra, como Ulises, que por mucho que viajara cada vez añoraba más su tierra, Ítaca.

Como dijo el escritor estadounidense Mark Twain:

"Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente"

Quizá sea cierto que aunque no seamos como las plantas nuestros corazones sí tengan raíces, algunos más que otros, anclados en la tierra en la que nacemos. O quizá sea solo una construcción mental, una defensa ante el cambio. La futura colonización de otros planetas, si logra llevarse a cabo, ¿nos separará del nuestro? Quizá dentro de diez mil años se lean relatos sobre la tierra y los primeros viajes espaciales, y recordemos nuestro planeta con nostalgia y belleza. Hasta entonces, disfrutémoslo.

Más allá del concepto. De viajes y viajeros

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?