Martes, 27 de Octubre de 2020

Otras localidades

¿Cómo sería el 15M organizado por empresas e instituciones?

La sociedad y su capacidad de cambio frente al inmovilismo de las instituciones

Acampada 15M en la puerta del Sol

Acampada 15M en la puerta del Sol

"Los españoles, como colectivo, somos ejemplo de innovación social. Lo que tenemos y nos hace diferentes es una plasticidad social única: esta sociedad cambia de valores, cambia de hábitos y cambia de formas de organización a una velocidad de vértigo". La afirmación es de Javier Creus, uno de los más reputados estrategas y expertos en innovación ciudadana, economía colaborativa y sociedad red en España. Javier es, además, fundador de Ideas For Change y creador de Pentagrowth, una plataforma para el estudio de las cinco palancas en las que se ancla el crecimiento de las empresas en esta sociedad de las nuevas tecnologías, de internet, que está en continuo cambio.

Sobre la cambiante sociedad y sobre la influencia de internet y las posibilidades que abre en un mundo en el que se están cerrando, derrumbando, las puertas hacia modelos más tradicionales es de lo que ha hablado Creus en una entrevista mantenida en la Cadena SER en el programa 'Mira lo que está pasando', presentado por Montserrat Domínguez y Juan Carlos Ortega.

Creus, desde el inicio de la entrevista, ha hecho hincapié en lo necesario que es que las empresas -como ya considera que lo han hecho los ciudadanos- abandonen la mentalidad actual y se abran a nuevas maneras de entender el espacio productivo. Precisamente, a eso se dedica Ideas For Change, a "Intentar que estas instituciones que, de alguna manera se están quedando atrasadas, sintonicen con el presente. Para esto les ayudamos a reflexionar, a abrir la mente o a enfocar su estrategia hacia otro lado", ha explicado.

¿Y es fácil conseguir esto en grandes corporaciones que se aferran a un modelo que hasta no hace mucho ha sido exitoso? Javier ha echado mano del humor para aclarar la duda del entrevistador: "Hay dos maneras de cambiar. Una es por convicción, que es muy difícil, le pasó a San Pablo y a algún otro afortunado. Y la otra es por necesidad, que es lo que está pasando. Cuando las empresas llevan 5 años viendo que lo que hacían tradicionalmente no les lleva a ningún lado, entonces está muy abiertas a escuchar". Para Creus, las empresas grandes están cometiendo un error que les puede costar mucho más que dinero en un futuro muy cercano: "no se atreven a entrar en una economía donde has de sacrificar un poco del control que tenías por tener una posición social relevante"

Con algunos ejemplos, como el que utilizó en un artículo en El Huffington Post sobre Goldcorp, Creus ha intentado transmitir a los oyentes que esta nueva economía en la que muchos de los grandes titanes empresariales aún no parecen saber moverse, parte de un cambio fundamental: "ahora te puedes apoyar en elementos del sistema; es decir, la gente [empresas] que está creciendo se sube en redes (Twitter, móviles) que ya están ahí, utilizan todas las capacidades de los ciudadanos, ya no los mira solo como consumidores (pueden producir, valorar...); la gente que está creciendo está compartiendo parte de su conocimiento en lugar de reservárselo. Entiende que si lo comparte la gente lo va a considerar como propio".

Con un tono muy expositivo y derrochando cierto optimismo, Creus determina como vital la necesidad de sumergirse en esta nueva realidad y realizar los cambios oportunos, e identifica cuál es la razón que lastra a empresas e instituciones en este proceso: "No estamos preparados para cambios que no podemos imaginar", ha dicho en 'Mira lo que está pasando'

De ahí que, para Creus, la sociedad esté obligada a "sacarnos la venda de los ojos porque estamos hablando de muchas cosas pero no las vemos de verdad. Es un momento donde desaprender, deseducarnos, quitarnos moldes mentales que ahora mismo son la barrera y empezar a ver la realidad como es y la realidad es muy vibrante, muy interesante, pero diferente a los marcos mentales que tenemos". No solo hay que mirar desde otros lados, lo que nos aportará nuevos enfoques, sino que ya no podemos procesar y reflexionar sobre aquello que ocurre a nuestro alrededor de la misma manera en la que se ha venido haciendo hasta ahora.

Y para Creus, lejos de ser esto un irresoluble problema u otra losa más que añadir al peso de la crisis, se trata de un nuevo panorama en el que la sociedad española lo tiene todo para saber moverse: "Lo que hace muy bien esta sociedad es cambiar, y no estamos aprovechando esto porque los que organizan esta sociedad no cambian a la misma velocidad que los ciudadanos que ya hemos cambiando. La ventaja en nuestro país es la gente", ha sentenciado.

Para facilitar la comprensión de su interesante discurso, Creus ha echado mano de un ficticio ejemplo que pone muy a las claras como las nuevas tecnologías e internet están permitiendo al ciudadano, al individuo, ir por delante de grandes empresas e instituciones; precisamente porque esa sociedad está sabiendo mucho mejor adaptarse a la nueva realidad cambiante: "El 15-M: imaginemos que en vez de organizarlo entre la gente, le pedimos a cuatro organizaciones muy respetadas que nos lo organicen, por ejemplo: a Endesa, para que nos dé electricidad, a Telefónica (conexión), a Cruz Roja y al Ejército Español", propone Creus en su ejemplo que continuaba: "Si tú a estas empresas les dices: vamos a ocupar 70 plazas en paralelo -quizá alguna más, aún no lo sabemos-, que todo el que quiera pueda venir a dormir, a comer, a opinar... Habrá que darles duchas, comidas... querremos conectarnos pero no a los sitios habituales porque vamos a hablar de cosas que no van a gustar demasiado... Y además, de estos miles, cada tarde vendrán otros muchos más que nos dirán qué debemos de hacer".

Hasta ahí la propuesta de organización del 15-M, en el ejemplo de Creus, a ese grupo de consolidadas empresas e instituciones. ¿Cuál sería la reacción de cada una de ellas para llevar a cabo un evento simultáneo (convertido en movimiento)? "Ante esto, esas instituciones, no sabrían ni presupuestarlo. La Cruz Roja te propondría tratarlo como un campo de refugiados, el Ejército te pediría vestirlos a todos igual y darles un número, Telefónica te diría que para las conexiones necesitaría plantar una torre... Y esta es la diferencia. Estamos en un momento y tenemos esta plasticidad social que nos está permitiendo a los ciudadanos cambiar mucho más rápido que a nuestras instituciones o empresas", ha concluido Creus.

La clave de este nuevo modelo, que va más allá de la economía y del mercado, y que ha irrumpido merced al impresionante desarrollo de las nuevas tecnologías es que "el dinero que tenemos no representa todo el valor que producimos", en opinión de este experto.

Creus ha finalizado la entrevista en el programa de Montserrat Domínguez y Juan Carlos Ortega esbozando, en clave optimista, la hoja de ruta que podría seguir España para convertir esta actual situación de crisis en un trampolín de crecimiento: "La oportunidad que tenemos en España no es seguir las reglas que nos vienen fijadas; lo que nos queda en este país es hacer un salto de caballo, saltar a la nueva economía, utilizar esta plasticidad social, utilizar esta capacidad de reorganización social y de adopción tecnológica que tenemos y pasarnos al futuro; a un futuro que llega a toda velocidad, antes de que nos aplaste el presente".

Javier Creus: "Los que organizan nuestra sociedad no cambian a la misma velocidad que los ciudadanos"

'Mira lo que está pasando': sociedad 3.0

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?