Últimas noticias Hemeroteca

Ripley es fan de Bayona

La actriz protagoniza Un monstruo viene a verme, el ambicioso proyecto que Juan Antonio Bayona está rodando en Barcelona con producción de Telecinco Cinema

“Nadie hace películas sobre madres e hijos. Me siento muy afortunada de rodar con Bayona porque es un director con un enfoque único, más que un director es un creador”. La actriz, que para una generación siempre será la Teniente Ripley, se explaya en elogios cuando se refiere al director español. Sigourney Weaver protagoniza la nueva cinta de Juan Antonio Bayona, Un monstruo viene a verme, una historia que mezcla realidad y fantasía, drama y ensoñación y que está basada en la novela homónima de Patrick Ness. Halagos de una veterana actriz a un director español que todavía no ha cumplido los cuarenta y que se halla inmerso en el rodaje de este ambicioso proyecto.

Dice Sigourney Weaver que vio El orfanato y Lo Imposible y que por eso dijo sí a Bayona. Después encontró una historia de las que no abundan en Hollywood. “Nadie hace películas sobre madres e hijos”, añadía la actriz de Armas de mujer, durante un parón del rodaje del filme en el parque de Tarrasa. Una serie de naves gigantes que esconden un enorme plató de cine donde se ha recreado la casa de los protagonistas, una madre enferma, un niño refugiado en la fantasía y una estricta abuela que se encarga de ellos.

Un monstruo viene a verme le ha venido como anillo al dedo a un cineasta como J. A. Bayona, tan interesado, casi obsesionado, con las relaciones  materno filiales que podría decirse que ha creado una especie de trilogía temática que cerrará en 2016 cuando estrene este filme. La novela relata la relación de un niño con un monstruo. El niño tiene una madre enferma y una abuela no muy entrañable, por lo que le monstruo juega un papel crucial en su vida. “El monstruo aparece para solucionar todo aquello que el niño no puede”, explica el director, convencidísimo de que la fantasía sirve para explicar cosas más profundas y no sólo para la espectacularidad cinematográfica. "Me interesa la fantasía no solo para que el trailer parezca interesante", añade.

En un momento como el actual en el que parece que todo tiene que ser o  blanco o negro, a Bayona le interesaba reflejar algo de la novela, “el discurso es que la vida no es buena ni es mala, es buena y mala al mismo tiempo, y es algo que en esta sociedad cada día más infantilizada es más evidente”.

Un monstruo viene a verme se rueda en inglés con Sigourney Weaver, Felicity Jones y Liam Neeson, que pone la voz y los movimientos al monstruo, además del jovencísimo actor Lewis McDougall. Sin embargo, es una cinta muy española.  La dirección corre a cargo de Bayona, el rodaje se desarrolla en Terrasa y la producción la lleva Telecinco Cinema, pero además, Bayona ha mantenido a casi todo el equipo técnico y artístico de sus anteriores filmes.

Entre ese equipo, salido en su mayoría de la ESCAV, se encuentra un mexicano que cuenta en su currículum con un Oscar por el diseño de producción de El laberinto del fauno. Es Eugenio Caballero. El mexicano difruta enseñando cada detalle de su trabajo que, en parte, ha consistido en recrear esas casas típicamente inglesas en las que viven los protagonistas de esta historia y que contienen paredes que se levantan, escaleras que se mueven, todo pensado para que la cámara y el monstruo pasen por ellas. "Por aquí ha pasado el monstruo", señala Caballero a un montón de destrozos en uno de los decorados.

El guion estaba en la black list , la lista de guiones más interesantes para producir, pero nadie en Estados Unidos se había atrevido a producirlo. Por eso, Bayona catalogaba de valiente el trabajo de Telecinco Cinema. “Es un proyecto mediano, que no se encuentra entre ese grupo de grandes producciones de Hollywood lideradas por los superhéroes, ni tampoco entre las producciones independientes”.

Entre las ventajas de este tipo de proyecto mediano se encuentra el haber podido fichar a Sigourney Weaver, a la que Bayona ha convertido en abuela y con la que ha entablado una curiosa relación.

“Estoy todo el rato preguntándole por películas donde ella parece".

"El otro día descubrí por qué en Gorilas en la niebla sale con dos gorilas, porque era un homenaje a King Kong”. Y la propia Weaver está encantada de estar en Barcelona y de rodar a las órdenes de Bayona: “No me siento como un icono, ni como una musa, pero agradezco que a Bayona le gustara Alien porque ahora ha decidido ficharme para esta película”, respondía la actriz a la pregunta de qué se siente siendo la musa de una generación de directores que han crecido con Alien.

Otra ventaja de esta producción mediana es haber convencido a Liam Neeson que se transforme en un monstruo de tres metros. EL monstruo es el secreto mejor guardado del rodaje. Sabemos que es enorme y que se encuentra escondido en algún lugar de ese plató de Terrasa donde se desarrolla este rodaje que rondará las doce semanas.

“Siempre intento rodar aquí porque no hay muchas oportunidades de que se hagan grandes producciones en este país”. Lo cierto es que siempre que ha podido, Bayona ha traído sus rodajes a España. Con Lo Imposible puso a Ciudad de la Luz en el mapa, esta vez, con Alicante descartada por culpa de la corrupción, la elección estaba clara: Terrasa. “Rodar aquí no solo es bueno para la industria del cine, sino también para el país”, añadía Bayona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?