Lunes, 03 de Agosto de 2020

Otras localidades

PRETÉRITO IMPERFECTO

El origen del permiso de circulación

Con Nieves Concostrina, viajamos al mes de febrero de 1611, fecha a partir de la cual se prohibía circular en carruaje sin licencia. El permiso no era para conducir, sino para tener coche y poder subirse en él

El origen del permiso de circulación

Este mes de febrero se cumplen 404 años desde la publicación de la ley que prohibía circular en España en carruaje sin licencia. El permiso era para poder tener coche y subirse en él. Toda una maniobra para impedir que cualquiera tuviera un carruaje y, de paso, acabar con los incipientes atascos que tanto enervaban a la nobleza.

En aquellos tiempos, para conducir no hacía falta carné. Pero sí la autorización para tener un carruaje y poder desplazarse en él. Los coches tenían que estar tirados por cuatro caballos propios y el propietario tenía que autorizar a las personas que podían subir en el carruaje. 

La ley buscaba que el coche fuera cosa de las élites. Así que los que obtuvieron licencia para tener coche fueron los aristócratas, los ministros, los obispos y cardenales, los fiscales, los jueces o los emabajadores. 

Nieves Concostrina nos lleva de viaje a 1611, al inicio de los atascos y a la majestuosidad de aquellos grandes carruajes que circulaban por las ciudades españolas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?