Martes, 09 de Marzo de 2021

Otras localidades

Planeta Futuro

Lucha contra la tuberculosis y la malaria: logros, objetivos y tareas pendientes

Mozambique planta cara a enfermedades que matan a miles de personas y que suenan lejanas en países como el nuestro

Lucha contra la tuberculosis y la malaria: logros, objetivos y tareas pendientes

GETTY IMAGES (GETTY IMAGES)

Los paros cardiacos, el cáncer y las enfermedades respiratorias son las principales causas de muerte en España. Pero hay otras enfermedades, las infecciosas, que plantean un verdadero problema, ya no en países como España, pero en otros países donde no cuentan con tantos medios para hacerles frente. El ébola puso estas enfermedades en nuestro punto de mira, pero el ébola no es ni de lejos la enfermedad más mortal. Hoy, Pablo Linde y Alejandra Agudo, redactores de Planeta Futuro nos han propuesto detenernos en otras dos enfermedades infecciosas: la malaria y la tuberculosis.

Entre titulares plagados de guerras, tiroteos y discusiones políticas, a veces podemos encontrar buenas noticias. Hace unos días la Agencia Europea del Medicamento autorizó la primera vacuna contra la malaria llamada, Mosquirix. Una vacuna preventiva que se usará para inmunizar bebés en zonas donde la malaria es endémica. Hablamos con Matiana González, doctora en Historia de la Ciencia, que ha coordinado la Agencia Científica para la Eliminación de la malaria y ahora coordina este frente en ISGlobal.

Si hablamos de tuberculosis, seguramente piensen que hablamos de una enfermedad antigua y erradicada. Sin embargo, imaginen que van al médico y les dicen lo siguiente:

Va a estar bajo tratamiento al menos dos años. Deberá tomar un mínimo de 15 pastillas al día, además de dolorosas inyecciones durante seis meses. Algunas píldoras son tan grandes que probablemente le hagan vomitar, así que deberá volver a tragárselas hasta que se asegure de que no salen; y no hay posibilidad de machacarlas o cortarlas, ya que pierden su efectividad. Otras huelen tan mal que le causarán parecidas sensaciones de náuseas. Los efectos secundarios son terribles. Además de fuertes dolores que en algunos momentos le dejarán en la cama, es muy posible que pierda audición o se quede sordo de por vida. Quizás sufra brotes psicóticos y tenga problemas en las extremidades que pueden dejarle en silla de ruedas. Eso sí, con el tiempo, esto último suele ser reversible. Ah, también es importante que tenga en cuenta que después de todo esto nadie le asegura curarse, las estadísticas más optimistas muestran que solo lo logra el 30% de los pacientes.

La tuberculosis tiene cura, pero sin embargo existen variantes resistentes al tratamiento, como ésta. Gracias a esta resistencia, sigue siendo una de las enfermedades más mortales del mundo y es la enfermedad infecciosa que más muertes provoca después del sida. Una epidemia en auge que en 2013 afectó a nueve millones de personas en todo el mundo. Hablamos con Alberto García Basteiro, médico investigador en el Centro de investigación en Salud de IS Global en Manhiça (Mozambique)

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?