Sábado, 17 de Abril de 2021

Otras localidades

FRACKING

Peligro por fractura hidráulica

La región burgalesa de Las Merindades está en plena movilización contra el 'fracking'

Esta técnica de extracción de gas está suscitando gran controversia en el norte de la provincia de Burgos.

Esta técnica de extracción de gas está suscitando gran controversia en el norte de la provincia de Burgos. / GETTY

El fracking o fractura hidráulica es una técnica de extracción de gas para la producción de energía. El gas, se encuentra atrapado en las rocas y es liberadio mediante la inyección de agua a gran profundidad.

En la provincia de Burgos se está estudiando un plan para implementar esta técnica en diversas áreas de la región, una de las cuales, está muy próxima a la central nuclear de Garoña. La cercanía del área de los sondeos ha provocado que ayuntamientos y organizaciones de vecinos y ecologistas se movilicen para impedir que estos trámites progresen.

Varios de los consistorios afectados por la propuesta se han declarado municipios libres de fracking y estudian implementar medidas como la denegación de licencias o el retraso en la concesión de permisos para ralentizar el proceso, ya que no tiene competencia para impedir las prospecciones.

En uno de estos puntos, la cercanía a la central nuclear se esgrime como el principal argumento de los detractores de esta práctica, y creen que el propio hecho de la proximidad debería suponer la denegación inmediata de los permisos, por la incompatibilidad de ambas actividades.

José Ignacio Angulo, portavoz de las asociaciones de Las Merindades que están contra el fracking, asegura que su negativa no se basa solo en los datos que arrojan casos anteriores, que aluden al aumento de movimientos sísmicos en las zonas próximas donde se practica la fractura hidráulica, sino también al riesgo de contaminación de acuíferos y el medioambiente, lo que podría poner en riesgo la salud de los vecinos de la zona.

Un escape radioactivo también se contempla como un riesgo factible, porque, aunque la central cesara su actividad a finales de 2012 siguen quedando residuos radioactivos en la misma.

La idea de que el desarrollo de infraestructura para la extracción de gas pueda revertirse en puestos de trabajo no parece ser aliciente ninguno para esta asociación, que asegura que serán puestos de trabajo reducidos y muy específicos, además de tener una corta vida laboral. Por lo que hacen un llamamiento a las autoridades competentes para que escuchen a la ciudadanía de esos casi treinta municipios que parecen negarse en rotundo a que en su territorio se realice el fracking. Mientras lo consiguen, se seguirán movilizando.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?