Viernes, 05 de Marzo de 2021

Otras localidades

PADRE ÁNGEL

“Todavía no he oído a ninguno de los 4 candidatos hablar de los refugiados”

Conocemos la banda sonora de la vida del sacerdote fundador de Mensajeros de la Paz, vinculada a la labor social y comprometida con los más necesitados

“Todavía no he oído a ninguno de los 4 candidatos hablar de los refugiados”

El Padre Ángel en los estudios de Hoy por Hoy de la Cadena SER

En la banda sonora que nos presenta Diego Manrique esta mañana en Hoy por Hoy con Gemma Nierga la música ha sido realmente la excusa para hablar de los temas que más preocupa a un hombre que lleva más de cinco décadas dedicado a la labor social. Se trata del Padre Ángel, fundador de Mensajeros de la Paz, una ONG que fue reconocida hace más de 20 años con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia y que trabaja en más de 50 países atendiendo los problemas de los más necesitados.

Aunque el Padre Ángel se considera un ciudadano del mundo, sus orígenes están en Asturias y la pasión por su tierra la evoca la voz de Víctor Manuel al que conoce desde niño porque los dos son de Mieres. “Los asturianos llevamos en el alma a Asturias y querríamos que fuera ese lugar donde puedan vivir todos, donde pudiera haber trabajo y los jóvenes no tuvieran que marcharse”, apunta el sacerdote.

Desde pequeño ya quería ser cura sin saber realmente lo que eso significaba, pero su ejemplo a seguir fue el párroco de su pueblo, cuya bondad conquistó su corazón y admiración. El religioso asegura no se ha arrepentido nunca de su elección y con 25 años funda Mensajeros de la Paz. Una idea que, como cuenta, nació cuando el arzobispo de Oviedo le nombró capellán del hospicio de la ciudad. “Aquello parecía más unas naves de animales que una casa para niños”, dice el Padre Ángel y fue esa imagen lo que le conmovió que luchó por cambiar esos orfanatos. Un sueño que se hizo realidad y se ha desarrollado hasta nuestros días.

De los niños, con la canción ‘Que canten los niños’ de José Luis Perales, pasa a los mayores, a quienes también dedica gran parte de su tiempo y sobre los que destaca un drama: la soledad. “La ONG trabaja con más de 18.000 ancianos en residencias y en centros de días, y recibimos siete millones de llamadas al teléfono dorado de la soledad, que es por lo que más sufren”, señala. Y es que las ganas de continuar ayudando a los necesitados no remiten en este sacerdote de 78 años: “La sonrisa, el beso o las lágrimas de agradecimiento te dan tantas fuerzas que se te olvidan todos tus males”.

Y mientras suena Mediterráneo de Joan Manuel Serrat, el Padre Ángel no puede no mencionar la crisis de los refugiados que se está viviendo en Europa y cuyo mar se está convirtiendo en un verdadero cementerio de muchas de estas personas que cruzan sus aguas en busca de una vida mejor. “Hay que decirle a nuestros dirigentes que no se puede esperar ni un minuto más con lo que le está ocurriendo a esta gente. Estoy muy entristecido”, se lamenta el religioso y se remite a las palabras del Papa Francisco: “es una vergüenza que en pleno Siglo XXI sigan existiendo tantas muertes”.

El Padre Ángel celebra que la sociedad se haya volcado con los refugiados pero critica que la Comunidad Europea aún no haya movido ficha. Y dentro de ese grupo incluye palabras dirigidas a los candidatos a la presidencia de España. “Yo todavía no les he oído una sola palabra hablar de los refugiados en estos momentos. Espero que hablen, pero como quizás no da votos por eso no hablan”, comenta.

El sacerdote solicita a los ciudadanos que voten de verdad a aquellos que lo vayan a hacer bien, que estudien sus programas y analicen a los propios políticos porque “hay algunos que se les ve el plumero, que lo que dicen es solo de cara a la pantalla”, apunta sin desvelar a quien se refiere.

“Yo soy un defensor de los políticos y gobernantes porque un mundo mejor no se puede hacer sin ellos, pero hay que animarles y decirles que si no saben hacerlo que se vayan”, asegura el Padre Ángel y sugiere un sistema para retirarlos del poder en caso de que no lo hicieran bien. “Solo hay elecciones para elegir al presidente, tendría que haber elecciones también para quitarlos cuando no cumplen su programa”, propone.

Con esta mentalidad se conoce desde siempre al religioso que no se considera para nada un moderno puesto que se limita a seguir los pasos de Jesús: “Creo que soy más un retrógrado que moderno porque lo que estoy intentando es imitar a Jesús que estaba con las prostitutas, los pobres, y el que le decía a los políticos lo que no les gusta oír”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?