Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

ENTREVISTA ELECTORAL

Sánchez: "Los españoles decidirán mi futuro el 20-D, y después, los militantes"

El candidato socialista asegura que "lo último que me importa es mi futuro" al frente del partido e insiste en que no se arrepiente de haber tachado de indecente a Rajoy

Sánchez: "Los españoles decidirán mi futuro el 20-D, y después, los militantes"

El candidato socialista a la presidencia, Pedro Sánchez, ha vuelto a condenar el puñetazo a Mariano Rajoy, al que asegura que intentó localizar por el móvil, pero le fue imposible. “Le mandé un SMS pero le mando también un mensaje público desde la radio, de solidaridad, de cariño, a él y a su familia. La violencia no tiene hueco, no tiene cabida en democracia. Muchas cosas nos separan, pero muchas otras nos unen: la democracia, la convivencia y la no violencia”, ha dicho el secretario general del PSOE, que ha asegurado que no se arrepiente “en absoluto” de haber llamado indecente al presidente del gobierno en el cara a cara. “Después de que se diera a conocer que Bárcenas tiene 40 millones de euros en Suiza y después de que le enviara un SMS, tendría que haber dimitido. Tendría que haber dimitido hace dos años, y se presenta para cuatro años más. Sería un enorme coste para nuestra democracia, por eso pido el voto, para que dimita el domingo”, ha insistido. Pedro Sánchez ha diferenciado el caso del secretario general de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro, que está imputado, pero al que ha decidido mantener en su cargo, del caso de Chaves y Griñán, que sí han dimitido por los ERE. “Creo en su inocencia [la de Besteiro], la imputación no significa una condena política. En el caso de Rajoy hay una responsabilidad política. La vara de medir para el PSOE es la apertura de juicio oral, pero en función de la gravedad del caso se puede apartar a alguien antes. Griñán y Chaves decidieron asumir esa responsabilidad política antes y yo lo respeto”.

Al igual que han hecho el resto de candidatos en la ronda de entrevistas de la última semana en ‘Hoy por Hoy’, Sánchez ha evitado desvelar su política de pactos postelectorales. Y aunque ha defendido que quien gane las elecciones tiene la responsabilidad de formar gobierno, ha tirado de una metáfora futbolística para dejar en el aire la posibilidad de que sea una formación perdedora la que encabece un futuro ejecutivo: “¿La liga quién la gana, quien más partidos gana o quien más puntos acumula?”. Sobre la posibilidad de ser sustituido por Susana Díaz al frente del partido si obtiene un mal resultado, el candidato socialista ha asegurado que lo que menos le importa es su futuro, que ha dejado en manos de los votantes y de los militantes del PSOE. “Los españoles van a decidir dónde estoy el 20-D. Y después, los militantes”. Sánchez sí ha rechazado específicamente llegar a acuerdos con partidos “como Ciudadanos, que incluyen propuestas como el contrato único, eliminar el agravante penal para los hombres en casos de violencia machista, o incluir copagos”. El socialista ha cargado, además, contra los llamados partidos emergentes, a los que ha acusado de jugar “a la indefinición ideológica calculada”, y les ha recomendado que decidan “qué quieren ser de mayores”. En este sentido, Sánchez ha insistido – como ha venido haciendo toda la campaña – en que el PSOE es la única alternativa real al gobierno del PP, y ha acusado a otras “opciones” de “dividir e voto del cambio y perpetuar a Rajoy en el gobierno”, y las ha tachado de partidistas por anteponer sus intereses a los de los ciudadanos cuando “el 70% de los españoles quieren un cambio”.

En cuanto al programa con el que el PSOE se presenta a estas elecciones, Sánchez ha explicado que no van a derogar la polémica reforma del artículo 135 de la Constitución impulsada por el gobierno de Zapatero, y aunque ha evitado hablar de equivocación – “no voy a decir que fue un error, pero sí una situación extraordinaria, para evitar el rescate” -, ha reconocido que necesita cambios. “Queremos concretar ese artículo. Instaura el principio de estabilidad presupuestaria. Sánchez ha descartado apoyar la celebración de un referéndum en Cataluña, y ha asegurado que los socialistas no tienen miedo a la democracia, “queremos que los catalanes voten dos veces, una reforma de la Constitución y un nuevo estatuto de autonomía”. Sus propuestas sobre empleo las ha resumido en una frase, “crear empleo y crearlo con derecho”, y ha criticado las de partidos como el PP o Podemos que, en su opinión, “no tiene mucha credibilidad en lo económico, porque propone incrementar en 90 mil millones de euros el gasto público”. Pedro Sánchez ha asegurado, además, que la primera ley del PP que se propone derogar si gobierna es la reforma laboral, “para recuperar derechos”, pero ha evitado concretar si es partidario de aumentar, de nuevo, el número de días por año trabajado. “Nos fijamos mucho en los días, pero lo que vamos a hacer es endurecer las condiciones del despido. Ahora no hay que justificar ante el trabajador por qué se le despide”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?