Viernes, 04 de Diciembre de 2020

Otras localidades

CATALUÑA

Tres meses de intentos fallidos

Desde que ganara las elecciones el 27 de septiembre, Artur Mas no ha conseguido un acuerdo con la CUP que podría llegar hoy si la asamblea de Sabadell vota a favor

El presidente de la Generalitat de Cataluña en funciones, Artur Mas, durante la ofrenda floral delante de la tumba del presidente Francesc Macià, el pasado viernes.

El presidente de la Generalitat de Cataluña en funciones, Artur Mas, durante la ofrenda floral delante de la tumba del presidente Francesc Macià, el pasado viernes. / Quique García (EFE)

El 27 de septiembre, Junts Pel Sí ganaba las elecciones, pero sin mayoría absoluta, con 62 escaños. La CUP, la otra lista independentista, obtenía 10 escaños. Mayoría de escaños pero no de votos de los independentistas en unas elecciones convocadas por Artur Mas con pretendido carácter plebiscitario. Antonio Baños, de la CUP, asumía esa derrota: "No hemos ganado el plebiscito no hay DUI (declaración unilateral de independencia), la cosa es así de sencilla, ya está".

La DUI quedaba enterrada, pero un mes después, el 27 de octubre, nada más constituirse el nuevo Parlament, Junts Pel Sí y la CUP presentaban una propuesta de resolución que instaba al inicio del proceso de creación del Estado catalán independiente.

La iniciativa provocaba la reacción inmediata de Mariano Rajoy: "Esta iniciativa no puede calificarse más que como un acto de provocación de quienes pretenden saltarse la ley porque saben que la ley no está de su parte".

El 4 de nociembre PP, PSC y Ciudadanos recurrían al Constitucional para intentar parar la tramitación de la propuesta y suspender el pleno en el que se iba a votar ese texto. Pero este tribunal permitía la celebración de ese pleno en el que el nueve de noviembre se aprobaba la resolución independentistas con los votos de Junts Pel sí y la CUP.

Ese mismo día había empezado el primer debate de investidura de Artur Mas y al día siguiente en la primera votación no conseguía la mayoría absoluta para ser investido president. Y tampoco lo conseguía en la segunda, dos días después. Mas no lograba convencer a la CUP, que continuaba empeñada en verle fuera de la presidencia de la Generalitat. El 11 de noviembre el Constitucional suspendía cautelarmente la resolución independentista que el mismo tribunal declaraba inconstitucional por unanimidad el 2 de diciembre.

Luego vinieron las generales, con Esquerra y Convergencia presentándose por separado, aunque en el caso de Convergencia bajo una nueva marca: Democracia y Libertad. Y Artur Mas sigue dependiendo de la CUP para ser investido president. Todo está en manos de la asamblea de la CUP de este domingo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?