Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 15 de Octubre de 2019

Otras localidades

Un agujero negro se traga parte de una galaxia

Según una imagen capturada por el telescopio espacial de la NASA Hubble, una galaxia situada a 65 millones de años luz está siendo absorbida por un agujero negro

La galaxia situada a 65 millones de años luz de la tierra, tiene un agujero negro que esta absorbiendo los planetas de su alrededor / ()

Esta imagen del telescopio espacial de la NASA Hubble muestra la galaxia espiral NGC 4845, que se encuentra a más de 65 millones de años luz de distancia en la constelación de Virgo. La orientación de la galaxia revela claramente su sorprendente estructura espiral: un disco plano y sin polvo que rodea a un abigarrado bulbo galáctico brillante.

El centro brillante de la galaxia alberga una versión gigantesca de un agujero negro, conocido como un agujero negro gigante o de supermasa.

De la presencia de un agujero negro en una galaxia lejana como NGC 4845 se puede deducir que proviene de las estrellas más internas de la misma. Estas estrellas experimentan una fuerte atracción gravitatoria hacia el agujero negro y el entorno de alrededor del centro de la galaxia, mucho más rápido que lo contrario.

A partir de la investigación del movimiento de estas estrellas centrales, los astrónomos pueden calcular la masa del agujero negro central, que para la NGC 4845, se estima en cientos de miles de veces más pesado que el sol. Esta misma técnica se utilizó también para descubrir el agujero negro enorme en el centro de nuestra Vía Láctea, el llamado Sagitario A*, que llega a unos cuatro millones de veces la masa del sol.

El núcleo de la galaxia de NGC 4845 no tiene solo una supermasa, sino que también está superhambriento.

En 2013 los investigadores observaron otra galaxia cuando notaron un brote de violencia en el centro de la NGC 4845. La llamarada vino del agujero negro central al desgarrar y alimentarse de un objeto con una masa mucho mayor que la de Júpiter. Un planeta enano se desvió de su rumbo, pasó demasiado cerca y fue devorado por este agujero negro de la galaxia NGC 4845.

Una enana marrón o un planeta grande, simplemente se desvió demasiado cerca y fue devorado por el núcleo hambre de NGC 4845.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?