Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Rajoy y los pulpos en el garaje

Ayer llenó el hemiciclo una nueva sociedad, cuya fisonomía pregonaba de forma manifiesta el advenimiento de un tiempo diferente. Pueden imaginar el estupor de Rajoy y de quienes junto a él han vivido encerrados en el confort de su mayoría absoluta, desde la que han proyectado, sin resistencia alguna, normas y dogmas, porque este país había cambiado a una gran velocidad. Se mostraba desconocido para quienes vivían en su torre de marfil y aparecía así rejuvenecido, heterogéneo, multicolor, nada dócil, incluso con ramalazos iconoclastas. Ayer cuando se dio de bruces con la imagen de la nueva España, Rajoy el absorto, recibía su segundo gran susto. El primero se lo había llevado el día que levantó la vista de la mesa de los gráficos macroeconómicos y se topó con que Cataluña se había ido. Y lo que ayer observó puede no gustarle, pero es el reflejo verdadero del país que somos, no es algo patológico, algo a enderezar, España no es un zurdo a corregir.

Algunas señorías tendrán que aprender a comportarse, por supuesto, pero los que no entiendan que ese país y no otro es el que hay que gobernar y gestionar, los que, como Rajoy, se sientan ante esa realidad como un pulpo en un garaje deben quedar descartados.

Posdata: lo escandaloso de ayer no fue el bebé de Bescansa sino el voto de de la Serna.

Escucha la firma de Iñaki Gabilondo en 'Hoy por Hoy'

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?