Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 23 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La joya musical más imitada

Repasamos cuatro éxitos internacionales del compositor estadounidense que fueron popularizados por otros artistas.

Neil Leslie Diamond (24 de enero de 1941, Brooklyn, Nueva York) tiene motivos para celebrar un feliz cumpleaños… al menos musicalmente hablando. Desde que comprara su primera guitarra con 16 años ha grabado más de medio centenar de álbumes, de los que ha vendido más de 100 millones de copias en todo el mundo, tantos como Paul McCartney, Bob Dylan o el recientemente malogrado David Bowie. Fue un fenómeno en los 60 y una estrella consagrada en los 70 y 80. Lo curioso es que, sobre todo desde los 90, sea más conocido por composiciones suyas que han popularizado otros artistas.

Aunque tiene un par de bandas sonoras en su haber, Juan Salvador Gaviota (1973) y El cantante de jazz (1980), Neil Diamond tocó el cielo con la punta de los dedos gracias a Quentin Tarantino. Girl, you’ll be a woman soon data de 1967 y fue versionada por Cliff Richard un año después, pero la grabación que incluyó el cineasta en Pulp Fiction (1994) es de 1992 y estaba firmada por la banda de rock Urge Overkill. Es la que baila en el salón Uma Thurman. Ella sola, sin Travolta.

I’m a Believer tiene un año más, es de 1966, y fue compuesta por Diamond para la banda The Monkees. Entonces ya fue número uno en las listas de éxitos durante mes y medio, pero el clásico se convirtió de nuevo en un hit mundial hace 15 años al formar parte de la banda sonora de la película de animación Shrek (2001), en esta ocasión interpretada por Smash Mouth.

Red red wine es un clásico del reggae, pero no es ni de Bob Marley ni de UB40, aunque es cierto que firman sus versiones más conocidas, un éxito que realmente nunca consiguió Diamond cuando fue lanzada en 1968. Este homenaje al vino como remedio quitapenas de amor es un botón de muestra de la versatilidad de Neil Diamond como compositor. No es el único palo que domina, también se atreve con otros géneros: country, gospel, jazz o funk.

Posiblemente, la canción más versionada de Neil Diamond: si pinchas en los siguientes enlaces, comprobarás que Elvis Presley, Frank Sinatra, U2 o Julio Iglesias son algunos de los artistas internacionales que han versionado Sweet Caroline, un tema que Diamond dedicó en 1969 a su mujer y que desde los 80 es la canción del equipo de béisbol Red Sox de Boston… porque sí, fruto del azar, después de sonar habitualmente en los descansos de los partidos durante dos décadas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?